japerezduval@gmail.com

http://www.diarioonline.tk/


El turismo, la construcción y la agricultura son actividades económicas estaciónales que con el buen tiempo se relanzan, con la primavera empieza a incrementarse el consumo y así lo lógico es que el paro se frene y se incrementen los cotizantes de la seguridad social.
Pero eso no implica que la crisis haya terminado, no terminará hasta que se hagan profundas reformas, reformas que apenas han empezado aun en España.
Los bancos y las cajas de ahorro siguen como si la crisis no fuera con ellos, cuando más tiempo pasa más claro tengo que las cajas y los bancos pequeños no tienen nada que hacer a medio plazo, por tanto deberían empezar las fusiones y las adquisiciones.
Si no se hace pronto sufriremos innecesariamente, pero yo no veo voluntad entre los ejecutivos de la banca, a nadie le gusta sacrificarse y a ellos menos que a nadie.
La culpa de la crisis la tienen en buena parte los ejecutivos financieros, pero ni lo reconocen, ni piden perdón, ni se les despide, y mucho menos se les encarcela y se les obliga a pagar las perdidas que han ocasionado.
Son sagrados. Son dioses. Son intocables. Son cada vez más ricos y poderosos.
El Gobierno ha llegado a un acuerdo para eliminar los blindajes de las empresas cotizadas y eso es bueno ya que les da a los propietarios del capital el poder, quitándoselo a los ejecutivos tecnócratas que no representan a nadie.
El acuerdo deja fuera a las empresas no cotizadas, con lo que se salvaguardan los intereses de las empresas familiares. Eso es bueno para la clase media.
Pero todo no son buenas noticias, los problemas de Grecia continúan, los de Portugal empiezan.
La agencia de calificación crediticia Fitch ha rebajado el rating de la deuda Portugal desde 'AA' hasta 'AA-'.
Tras conocerse la noticia, el Gobierno portugués ha confirmado hoy que sigue comprometido con ejecutar su plan de recortar el déficit público y cumplir las normas de la Unión Europea.
En España se habla de que Zapatero seguirá presentando propuestas económicas en los meses próximos.
Zapatero dará paso libre a la subida de los impuestos a las rentas altas para los próximos presupuestos.
Mientras tanto el organismo emisor ha lanzado deuda por un valor bruto de 55.837 millones de euros, una cantidad prácticamente idéntica a los 56.075 millones logrados en el mismo periodo de 2009.
En cuanto al rendimiento, se prolongó la tendencia y el Tesoro sacó los títulos con un interés inferior al de febrero.
El euribor marca por segunda sesión consecutiva, un nuevo mínimo histórico, el 1,212%.
Muchos deudores serán felices y no olvidemos que los mayores deudores son el estado y la banca.
El índice de confianza de los empresarios alemanes vuelve a remontar en marzo.
El índice Ifo que mide el estado de ánimo de los directivos de las compañías germanas subió hasta los 98,1 puntos desde los 95,2 del mes anterior.
Desde Alemania se considera que la recuperación económica es cada vez más firme y amplia entre sectores, aunque la subida del índice en marzo se ha producido gracias al tirón de la construcción y el sector minorista, principalmente, y en menor medida a la industria.
"Podríamos seguir viendo modestas ganancias en los próximos meses", según Klaus Schruefer, economista de SEB en Francfort. "El cuarto trimestre fue modesto y es por ello que podemos ser relativamente optimistas para la primera mitad de este año.
Si la economía acumula alguna fortaleza puede empujar el beneficio de las empresas", ha añadido.
El euro sufre y marca mínimos de diez meses frente al dólar.
Esto está permitiendo un incremento de las exportaciones europeas y una disminución de las importaciones estadounidenses.
Eso ha permitido un resurgir de la industria en la zona euro que registra el mejor dato desde finales de 2006.
Yo creo que la economía seguirá mejorando hasta que empiece el cuarto trimestre y de nuevo empeorará hasta segundo trimestre del 2011.
Después ya será cuestión de que las medidas adoptadas en España sean suficientes o no, también influirá considerablemente la situación internacional.
La primavera económica está empezando y eso dará un respiro a los casi cinco millones de parados españoles lo que siempre es bueno.