Página 7 de 7 PrimerPrimer ... 567
Resultados 61 al 67 de 67
  1. #61
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,914

    Predeterminado El TS dice que los cobros de Garzón «podrían encajar» en el cohecho, pero han prescri

    La Sala Penal del Supremo ha confirmado la decisión del magistrado Manuel Marchena de archivar por prescripción la causa abierta al ex juez Baltasar Garzón por el dinero -más de un millón de euros- que solicitó y recibió de grandes bancos y empresas del país para financiar las actividades que desarrolló durante su estancia en la Universidad de Nueva York en 2005 y 2006. Algunas de esas entidades tenían asuntos pendientes en su juzgado.

    La Sala ha ratificado todas las decisiones del instructor, tanto el auto de imputación de Garzón por un posible delito de cohecho impropio (admitir dádivas ofrecidas por razón del cargo) como el posterior archivo por prescripción. También ha confirmado el criterio de Marchena de que no se trataría de delitos de prevaricación ni de extorsión ni de asociación ilícita.

    La imputación por cohecho impropio había sido impugnada por la defensa de Garzón, que sostenía que los hechos investigados no constituían delito alguno ni, en particular, el cohecho impropio. La Sala, integrada por los magistrados Carlos Granados, Joaquín Giménez (ponente) y Alberto Jorge, rechaza el recurso y señala que «los hechos no carecen en absoluto de ser sospechosos de ilicitud penal», por lo que no procedía acordar el sobreseimiento del proceso por razón de inexistencia de delito.

    «Una lectura del auto impugnado lleva a verificar, siempre en el sentido indiciario y de mera probabilidad, que los hechos allí relatados podrían tener encaje en el cohecho impropio», afirma la Sala.

    El tribunal rechaza igualmente el recurso de la acusación popular, ejercida por los abogados Antonio Panea y José Luis Mazón, contra la prescripción del supuesto cohecho, prescripción que para los magistrados es «clara», por lo que no ven razones para posponer su declaración a la celebración del juicio o a la sentencia.

    María Peral, en El Mundo

  2. #62
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,914

    Predeterminado Oubiña absuelto al anular la Audiencia las escuchas que decretó Garzón sin base lega

    La Audiencia Nacional ha absuelto de un delito continuado de blanqueo a Laureano Oubiña ante los «crasos defectos insubsanables» en los que incurrió Baltasar Garzón durante la instrucción. El tribunal considera nulas las intervenciones telefónicas acordadas por el ex magistrado.
    El narcotraficante salió de prisión hace apenas nueve días, tras cumplir todas sus condenas, y su futuro dependía del resultado de dos recientes juicios por blanqueo celebrados este mes de julio. Del primero, en el que la Fiscalía le pedía ocho años de cárcel y 13 millones de multa, se acaba de librar con la sentencia de la Sección Cuarta de lo Penal.

    El tribunal declara «la nulidad de todas la pruebas practicadas en el acto del plenario, al estar directa o indirectamente relacionadas con las intervenciones telefónicas acordadas durante la fase de instrucción sin cumplir los requisitos legales y constitucionales».

    La larguísima lista de reproches a la actuación del ex magistrado alcanza tanto a la apertura misma de la investigación como a su control durante los tres años siguientes. «La referida nulidad resulta incuestionable si se tiene en cuenta la existencia de tres crasos defectos insubsanables acaecidos en tres aspectos diferentes de lo actuado en la instrucción, pero íntimamente relacionados entre sí».

    El primero sería que «no parece debidamente razonada la propia decisión de incoar las presentes diligencias previas».

    El segundo, que una vez abierta la investigación «tampoco hay nada que justifique la intervención telefónica acordada».

    Y tercero, que una vez acordada la intervención se puso de manifiesto «la inexistencia de un control judicial adecuado dentro de los parámetros exigidos por el Tribunal Supremo».

    Es decir, a juicio de la Sala el ex juez no controló correctamente unas escuchas que no debió haber autorizado en una causa que nunca debió abrirse.

    Los magistrados Teresa Palacios (presidenta), Carmen Paloma González Pastor (ponente) y Juan Francisco Martel consideran que las escuchas tuvieron «carácter prospectivo» y que se abrieron para ver si se encontraba algún delito, no porque se tuvieran verdaderos indicios de que éste se estaba cometiendo.

    Los magistrados reprueban la mera incoación de la causa y subrayan que apenas cinco días antes de abrir ésta el juez había cerrado otra investigación a Oubiña en la que le había pinchado el mismo teléfono. El juez presentó las nuevas diligencias como independientes de las anteriores, algo que la Sala considera inverosímil.

    Las críticas al auto de intervención telefónica llegan después de que, en una reciente sentencia, el Tribunal Supremo describiera otro auto similar de Garzón como una «máquina expendedora de autorizaciones de medidas lesivas de los derechos fundamentales de los ciudadanos».
    La Audiencia Nacional también absuelve a la entonces pareja de Oubiña, la italiana Tiziana Cardarelli, por las mismas razones que al capo gallego. Un cuarto acusado al que se iba a juzgar más adelante por motivos de salud, Amancio Costa Álvarez, ya puede darse por absuelto.

    Al final, el único condenado ha sido el acusado que pactó con la Fiscalía. José Piñeiro Nogueira, primo de Oubiña, reconoció los hechos en el juicio a cambio de que el fiscal rebajara sustancialmente la multa -de 13 millones a 120.000 euros-, aunque no la pena de cárcel. El tribunal explica que su confesión no está contaminada por la nulidad del resto de pruebas, por lo que resulta válida para sostener una condena. La Fiscalía le pedía cinco años y medio de cárcel, pero con las atenuantes de confesión y dilaciones indebidas el tribunal lo deja en un año y nueve meses y multa de 30.000 euros.

    La nulidad decretada responde a la petición del abogado de la defensa, Joaquín Ruiz Jiménez, que en el juicio insistió en que el auto de 2002 en el que se acordó el primer pinchazo «es nulo de pleno derecho y anula todo lo posterior». «Son tantas las causas de nulidad que es imposible que este juicio vaya adelante», añadió. El juicio sí fue adelante y se celebró, aunque sólo para acabar en nada.
    Ahora a Laureano Oubiña le queda una última sentencia por blanqueo que aún podría costarle seis años de cárcel. Esta vez ni hay pinchazos telefónicos ni el instructor es Garzón.

    Manuel Marraco, en El Mundo

  3. #63
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,914

    Predeterminado El TC avala la condena a Garzón al rechazar de plano su recurso

    Aprecia una «manifiesta inexistencia de violación» de derechos fundamentales

    La sentencia de la Sala Penal del Supremo que condenó a Baltasar Garzón no es «gravísimamente inconstitucional», como sostenía el ex juez en el recurso de amparo que presentó el pasado mayo. Así lo afirma el propio Tribunal Constitucional en una escueta resolución conocida ayer, por la que inadmite a trámite la demanda de Garzón «dada la manifiesta inexistencia de violación de un derecho fundamental tutelable en amparo», dice el TC.

    La decisión del Constitucional ha sido tomada por la sección que preside Pablo Pérez Tremps y que integran Francisco Hernando y Francisco Pérez de los Cobos, y supone el fin del trayecto jurisdiccional del caso Garzón, que concluye sin que ninguna instancia española haya dado la razón al famoso ex instructor de la Audiencia Nacional. En el ámbito interno sólo queda la decisión del Gobierno sobre el indulto solicitado por la asociación de Magistrados Europeos para la Democracia y las Libertades.

    Garzón fue condenado el pasado febrero por la Sala Penal del Supremo a 11 años de inhabilitación en la función judicial por delitos de prevaricación y contra las garantías constitucionales al haber ordenado interceptar las comunicaciones que los implicados en el caso Gürtel mantuvieron en prisión con sus abogados. Ello le permitió conocer cómo iban a defenderse de los cargos que el propio Garzón les imputaba.

    «La investigación criminal no justifica por sí misma cualquier clase de actuación, y con mayor razón si implica vulneración de derechos fundamentales. La verdad no puede alcanzarse a cualquier precio», subrayó el Supremo en una sentencia de la que fue ponente el magistrado Miguel Colmenero. El Alto Tribunal equiparaba la actuación de Garzón a las «prácticas que sólo se encuentran en los regímenes totalitarios, en los que todo se considera válido para obtener la información que interesa, o se supone que interesa, al Estado, prescindiendo de las mínimas garantías efectivas para los ciudadanos y convirtiendo de esta forma las previsiones constitucionales y legales sobre el particular en meras proclamaciones vacías de contenido».

    Garzón reaccionó ayer a la decisión del TC de rechazar su recurso con un nuevo ataque al Supremo, extensivo esta vez al Constitucional.

    Según un comunicado enviado a medios afines, Garzón «sigue sosteniendo que el Tribunal Supremo le ha condenado por ir en contra de los criterios particulares de los magistrados que le han condenado» y que el Supremo «ha construido 'a la medida' el delito de prevaricación», lo que «supone la puerta abierta a cualquier juicio y condena por cualquier discrepancia jurídica seria de cualquier juez con el TS, acabando así con la independencia judicial».

    En el mismo comunicado, Garzón atribuye el rechazo de su demanda a que el TC «se encuentra colapsado de trabajo y es absolutamente incapaz de atender como un auténtico tribunal a los recursos de amparo de los ciudadanos, por muy fundamentados y sólidos que estén, y ello sin tener que dar ninguna explicación».

    A su parecer, esa inadmisión es «totalmente inexplicable desde cualquier punto de vista» dada la «gravedad e importancia de la cuestión de las interceptaciones de las comunicaciones y de la independencia judicial y de la inexistencia de ley reguladora de esta fundamental materia de las escuchas». El ex juez anuncia que ahora recurrirá al Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

    María Peral, en El Mundo

  4. #64
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,914

    Predeterminado En el entorno de Garzón se especula con los recibís

    SORAYA SÁENZ DE SANTAMARÍA

    Querida vicepresidenta…
    Lo has hecho muy bien. Has sabido quedarte al margen de la podredumbre del asunto Bárcenas. Apoyaste en todo momento al presidente del Gobierno pero no entraste en las disputas de Aguirre, Botella y Cospedal, en el navajeo con que se obsequian antiguos dirigentes del PP. Proseguiste, en fin, con ese trabajo tenaz y lúcido que enciende todos los días en Moncloa las luces del final del túnel.

    La semana pasada dirigí en esta sección una carta pública a MarianoRajoy titulada: Bárcenas, la sombra de Garzón es alargada. Por primera vez se citaba el nombre del juez estrellado en el entorno de los albañales del extesorero del Partido Popular. Ahora se especula ya abiertamente sobre la participación de BaltasarGarzón en la descarga conspiratoria, y también de su amigo JorgeTrías, que es hombre inteligente, extraordinariamente bien preparado, robustecido además por una serena prudencia. Es posible, incluso probable, que Génova supere la situación pero habrá que convenir que las filtraciones producidas han vuelto del revés a vuestro partido.

    En el entorno de Trías y Garzón se hablaba ayer de los recibís. Mariano Rajoy afirmó con una rotundidad que le honra que jamás se pagó nada ni a nadie con dinero negro en el partido. Si aparecieran unos recibís con la firma de algunos de los dirigentes del PP, Génova se desmoronaría. Afirman los enterados que esos recibís están en poder de Garzón; aseguran otros que los conserva a buen recaudo Bárcenas; están seguros los más de que no existen.

    La nave estrella de Baltasar Garzón recibió un torpedo en la línea de flotación pero no está hundida. El juez aspira a regresar a la vida nacional por la puerta grande de la política, encabezando una coalición de extrema izquierda. Tiene pocas probabilidades de conseguir su propósito. La aventura, en todo caso, pasa por derribar a Rajoy, antes de que un presunto éxito económico le convierta en vencedor seguro de las próximas elecciones generales.

    Un sector del PSOE con Rubalcaba al timón, toda la extrema izquierda radical, los partidos secesionistas y algunos cabos sueltos conspiran abiertamente para desarzonar a Rajoy de su alazán monclovita. Aunque el presidente se sabe defender muy bien, tú, mi querida Soraya, eras la persona que mejor puedes ayudarle. No lo tienes nada fácil. Necesitas detectar los orígenes de la conspiración para poder desactivarla, antes de que lluevan los recibís amenazadores, si es que existen. Bárcenas, tan justamente desenmascarado por este periódico, está oficiando la ceremonia de la corrupción y resulta muy difícil saber dónde está cada uno.

    Luis María Anson, en El Mundo

  5. #65
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,914

    Predeterminado Zona rosa del altermundismo

    La relación entre Garzón y Cristina Fernández está "contrastada"

    La periodista del diario mexicano Quién, que ha dado la exclusiva sobre la relación del exjuez y la presidenta argentina, ha hablado con esNoticia.

    Chic 2013-03-01
    "Somos conscientes desde ayer a primera hora de la repercusión que está teniendo esta noticia. Y no me sorprende", señalaba la periodista Verónica Calderón, que firma la exclusiva en el diario mexicano Quién de la relación entre el exjuez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón y la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner.

    Calderón manifestaba – en esNoticia, de esRadio – que en el periódico tienen "contrastada" la información. Ésta "la empezamos a recabar desde noviembre con dos fuentes aquí en España. Después lo contrastamos allí en Argentina, teniendo mucho cuidado de que no fuera un periodista vinculado al grupo Clarín, que como saben está enfrentado con la presidenta Fernández. Y después decidimos darlo", relató.

    La redactora defendió de esta manera la información ofrecida. "Lo que no sabemos, admitió, es si ese amorío se mantiene o ya está terminado". Pero lo que también parece claro es que no la única relación que ha mantenido Garzón en este tiempo. "No sólo Cristina, también ha tenido un amorío con una chica colombiana y otra brasileña", concluyó Calderón.

  6. #66
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,914

    Predeterminado Campaña 1993.Garzón deja la judicatura y pide al PSOE un sueldo

    Guerra revela que Garzón pidió al PSOE que le pagara un sueldo en B

    Guerra acepta, pero advierte que será en A, con firma y recibo. Y, entonces, Garzón se niega. Son las memorias de Guerra
    Es científicamente imposible que aquel niño que ayudaba a la economía casera empujando carros de chatarra en la ventisca pobre de la posguerra sospechara que medio siglo después iba a leer la reseña emocionada de su muerte, a negociar camino del baño con Fidel Castro o a recibir la negativa de un ex juez a cobrar en A. Ni siquiera si el crío aquel se llamaba Alfonso Guerra.

    Una página difícil de arrancar se llama la última memoria de uno de los hombres clave en la democracia, 617 folios de excavación de nuestra historia al final de un siglo y el arranque de otro. En el libro quedan salvados en tinta sobre papel los nombres del Rey, Suárez, Vera, Txiki Benegas o Cándido Méndez. Y comparecen sin querer con los grilletes verbales del autor reos como Felipe González, Aznar, Solana, Almunia, Solchaga, Chaves, Serra o Garzón.

    Si son memorias y es historia, aquí está la memoria histórica de Alfonso Guerra.

    El sueldo en ‘B’ de Garzón. Cuando Garzón entró en las listas del PSOE para las urnas del 93, acudió a la dirección del partido a plantear un «problema operativo». Guerra lo cuenta así: «Como juez debía abandonar unos meses antes de las elecciones el cargo, por lo que dejaría de recibir su estipendio. Me lo consultaron y contesté que sin duda el partido sería solidario abonándole las cantidades hasta ser proclamado diputado, pero que lo haríamos en A, es decir, de manera legal y con firma del recibo por la cantidad real. No aceptó. ‘Pues entonces no hay pago’, fue mi respuesta. Parece que acudió a otra institución, esta vez con éxito».

    Aunque valora algunos logros del juez, como el procesamiento del dictador Pinochet, a Guerra no le gustó el fichaje de Garzón. Cuando González le anunció que tenía un golpe electoral, el número dos socialista contestó: «Ése es un golpe que nos estallará en nuestra propia cara».

    Felipe; engaño y cacería. Junto al reconocimiento que Alfonso Guerra hace de la «transformación» y «avance» de España bajo el mandato de Felipe González, se desgranan episodios menos amables.

    El 8 de enero de 1991, González y Guerra elaboran la composición del Gobierno. Pero dos meses después, mientras Guerra está en la Internacional Socialista en Sydney, González diseña otra. «Txiki Benegas me expuso el equipo que Felipe tenía previsto para el nuevo Gobierno. Le aseguró que ya lo había hablado conmigo. ¡Era radicalmente diferente del que habíamos pactado en enero!». Guerra relata la llamada que hizo a González desde Sydney: «Mantuvimos una conversación poco grata, incómoda. Se encerró en una actitud cínica (...) Había defraudado mi confianza (...) Evidenciaba un engaño, una trampa urdida sin motivo (...) Por primera vez me sentí engañado por Felipe González».

    Otra afrenta. Un diputado contó a Guerra que cuando Cipriá Ciscar fue nombrado secretario de Organización del PSOE, Felipe le dijo: «Tu misión aquí es sacar de la dirección a Alfonso y a Txiki». Guerra escribe que no sabe si esa instrucción existió, pero que los hechos posteriores «encajan absolutamente con aquella orden propia de la cetrería».

    El filtrador de los Consejos de Ministros. En una cena, Jesús Polanco le dijo a Guerra: «Siempre hemos sabido que tú estabas contra nosotros en los Consejos de Ministros». El político socialista se extrañó y preguntó al fundador de Prisa cómo lo sabían. «Su respuesta me produjo una enorme tristeza: ‘Eso es lo que nos contaba Javier Solana’».

    González y los GAL: «Está acotado». La irrupción en política del caso GAL fue obra de un juez que «recuperó el expediente, dormido durante años», una «anomalía»: «El juez era Garzón, el que fue diputado socialista hasta poco tiempo antes». Guerra revela que cada vez que Garzón detenía a altos cargos del Gobierno o la Policía, él llamaba a González para que se lo explicara. Y siempre oía la misma contestación: «Está acotado». «Nunca recibí la explicación de su significado».

    Tontos y malvados. En 1992, Guerra se opuso a la creación de un cartel que copiaba la foto de Felipe y él en el Palace el 28 de octubre del 82. Lo veía una «impostura» poco ética, ya que la unión de entonces entre ambos no era ya la misma. Insistió, pero el cartel se imprimió. «Los aduladores de González –entre ellos, Almunia, Solchaga, Maravall, Leguina y el periodista Javier Pradera– se sintieron golpeados y extendieron en el partido la especie de que era un intento por mi parte de expresar que Felipe sólo podía caminar si lo hacía de mi mano. Dudé si serían más tontos que malvados, o a la inversa».

    Solchaga y Rubio se vengaron de Conde. Alfonso Guerra dice que, aunque había razones para que el Banco de España interviniera Banesto, la motivación fue «la negativa de Conde a hacerse cargo de Ibercorp». «Acudió a Conde el clan de los amigos, Mariano Rubio y Carlos Solchaga, antes de que estallase el escándalo con objeto de taparlo. Él no aceptó, y se vengaron con la intervención».

    Guerra, Castro, el Papa y un cuarto de baño. En 1996, un hombre de Clinton pidió a Guerra que mediara entre EEUU y Cuba. Él lo habló con González, que aceptó, «aunque dijo que tenía un mediador mejor: el Papa». En enero de 1997, Guerra cenó con Castro y otros dirigentes cubanos. «Tras dos horas de charla, pregunté dónde estaban los aseos. Inmediatamente se levantó Fidel diciendo: ‘Yo te acompaño’. Cuando empezamos a caminar le dije que quería plantearle un asunto de cierta importancia y no sabía si introducirlo delante de los demás. Me llevó a un salón donde le transmití la petición del enviado de EEUU (...) Decidió al instante: ‘Que digan fecha para iniciar los contactos’».

    Suárez y Tejero cara a cara. Guerra lamenta no haber creído a Adolfo Suárez el 10 de abril de 2002. «Fue mi última conversación con él (...) No supe creer sus palabras cuando me anunció que estaba perdiendo la memoria». Guerra desvela una nota que un ujier del Congreso le pasó tras el golpe de 1981. Era una escena entre Suárez y Tejero, en la que el ex presidente conminaba al guardia civil a que le explicara «esta vergüenza», le dijera «quién está detrás» y parara el golpe «antes de que ocurra una tragedia». «Se lo ordeno», llegó a decir Suárez. «No me provoque», soltó Tejero, y mandó a Suárez callarse. «Como dijo Hölderlin: ‘Algunos hombres se ven obligados a aferrar el relámpago con las manos desnudas’. Así fue Adolfo Suárez».

    Al PSOE le sobran letras. El 1 de marzo de 1997, en la comisión que preparaba el XXXIV Congreso, Felipe «interrumpió mi intervención para decir: ‘¿Y si bajamos a la reunión y proponemos cambiar el nombre del partido? Sería mejor que se llamara Partido Socialista’. Un silencio paralizante recorrió la sala». Guerra habló del escándalo que sería eliminar la O y la E. Felipe contestó: «No pasa nada si se forma el escándalo».

    Asistir a tu muerte. El 24 de noviembre de 2007, los periódicos de Paraguay publicaron un obituario de Alfonso Guerra, «fallecido en España el 22». El Movimiento Tekojoja señalaba «el apoyo de Guerra al pueblo paraguayo y la democratización del país». La información la había dado el candidato Fernando Lugo. Pero se equivocó de protagonista. «El fallecido es un homónimo paraguayo, Alfonso Guerra Rodas, ex dirigente de izquierda». Guerra le pone humor: «Si a alguien alegró la noticia, queda invitado a bailar una pavana en homenaje a la vida que aún sigue latiendo en mi cuerpo».

    Rafael J. Álvarez, en El Mundo

  7. #67
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,914

    Predeterminado ¿Por qué perdonarte?

    Baltasar Garzón ha pedido el indulto y la Fiscalía ha informado en contra de concedérselo. ¿Por qué habríamos de dárselo? Garzón fue un juez ideológico y arbitrario, caprichoso y que se dejaba llevar por rencores personales. Su absurdo resentimiento social pasó siempre por delante del espíritu de la justicia, y de su literalidad. Escuchó conversaciones de modo fraudulento y detuvo a personas sin motivo, humillándolas expresamente con la pena de telediario. Fue un calamitoso juez instructor y muchos de sus presuntos grandes casos acabaron archivados por no ser más que fantasmadas. Ahí está la operación Pretoria, y las delirantes detenciones de Lluís Prenafeta y de Macià Alavedra, exhibiéndolos como si fueran prisioneros de otras épocas. Nada se ha podido probar contra ellos -nada- y el caso se acabará archivando después de 45 imperdonables días de cárcel.

    En el caso Telecinco mantuvo 10 años imputados, sin ningún motivo, a Miguel Durán, Santiago Muñoz Machado y Javier de la Rosa, con el único objetivo de darse el gusto de poder llamar a declarar a Silvio Berlusconi. La cosa acabó en nada porque no había nada. Baltasar: 10 años. ¿A quién se le ocurre? ¡Diez años de imputación y altísimas fianzas para nada!

    En 2008, se declaró competente para juzgar a los responsables de los crímenes del franquismo sin tener en cuenta que una ley de 1977 concede la amnistía de todos los crímenes cometidos antes de esa fecha en España. No le quedó más remedio que retractarse.

    En otros tantos asuntos, con causa tangible y consignable, debido a su instrucción tan lamentable, peligrosos criminales no pudieron ser castigados. En 2009, la Audiencia Nacional no tuvo más remedio que ordenar la puesta en libertad de dos islamistas porque Garzón les había intervenido sus correos electrónicos olvidándose de emitir la orden judicial que se precisa para poder hacerlo.

    Pero más allá de su mediocridad, y de su modo especialmente mezquino de ser injusto, nunca mostró con los demás la piedad que hoy reclama. ¿Por qué tendríamos que ser compasivos con él? Si quiere que le perdonemos, lo primero que tendría que hacer es pedir perdón. Perdón por la pisoteada inocencia de sus víctimas, perdón por los terroristas que andan sueltos por su culpa, perdón por la desconfianza en la Justicia que sus penosas actuaciones nos han dejado. El sistema judicial español, tan lento, laberíntico y destartalado, no necesita que jueces que no están en sus cabales vengan a acabar de desprestigiarlo. Que Garzón no pueda ejercer es una garantía de respeto a la Ley, y a la dignidad de los ciudadanos, sobre todo la de aquéllos que no piensan como él, y que por ese simple motivo podrían ser intolerablemente molestados, como en los peores tiempos de la Historia de España.

    Somos un país más serio y más justo con Garzón inhabilitado. Las vanidades desbocadas hay que curarlas en los burdeles o en los escenarios, y no jodiendo la vida de los demás. No sólo no hay que concederle ningún indulto, sino que tendríamos que preguntarnos si es de recibo que siga libre y tan pancho alguien que tan cínicamente ha privado de su legítima libertad a personas perfectamente inocentes y respetables, sin otro motivo que su rabia estalinista y su desequilibrio demencial.

    Salvador Sostres, en El Mundo

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  


Archivo  •  España  •  Hispanoamérica  •  Stop Yihad  •  Foros  •  Los blogs  •  Constitución Europea  •  El reloj de la malaria  •  Fórrum
Site Meter RSS  •  OPML  •  XHTML 1.1  •  CSS  •  508

© 2004-2012 liberalismo.org