Página 8 de 8 PrimerPrimer ... 678
Resultados 71 al 80 de 80
  1. #71
    Fecha de Ingreso
    13 nov, 09
    Mensajes
    5

    Predeterminado

    Por definicion Libertad es la "facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, y de no obrar, por lo que es responsable de sus actos."

    Supon el caso de las dos personas en la isla, ambos tienen la misma libertad. La de obrar. Ambos utilizaron su libertad, uno construyó un bote y el otro opto por no hacerlo. Y en consecuencia uno conocío el archipiélago y el otro no.

    Ninguno tiene más libertad que el otro, no creo que la libertad pueda ser medida. O eres libre o no lo eres, o se coartan tus pensamientos, tus acciones o no se lo hace.

    Creo que hay que distinguir la libertad natural, cuyos únicos límites son las fuerzas del individuo, de la libertad civil, cuyos limites son los derechos del otro; La vida, la libertad y la propiedad privada.

  2. #72
    Fecha de Ingreso
    28 ene, 07
    Ubicación
    Argentina y Uruguay
    Mensajes
    201

    Predeterminado

    Cita Iniciado por securetux Ver Mensaje
    Por definicion Libertad es la "facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, y de no obrar, por lo que es responsable de sus actos."

    Supon el caso de las dos personas en la isla, ambos tienen la misma libertad. La de obrar. Ambos utilizaron su libertad, uno construyó un bote y el otro opto por no hacerlo. Y en consecuencia uno conocío el archipiélago y el otro no.

    Ninguno tiene más libertad que el otro, no creo que la libertad pueda ser medida. O eres libre o no lo eres, o se coartan tus pensamientos, tus acciones o no se lo hace.

    Creo que hay que distinguir la libertad natural, cuyos únicos límites son las fuerzas del individuo, de la libertad civil, cuyos limites son los derechos del otro; La vida, la libertad y la propiedad privada.
    Securetux:

    De acuerdo, aunque yo creo que siempre que deseemos hablar de esa otra libertad, de la positiva según Berlin, de hacer más cosas y tener más opciones, hay que aclararlo convenientemente.

    Saludos
    INDIVIDUALISMO Y VIRTUD

  3. #73
    Fecha de Ingreso
    14 ene, 07
    Mensajes
    604

    Predeterminado el hoyo de la cuestion

    Cita Iniciado por securetux Ver Mensaje
    Por definicion Libertad es la "facultad natural que tiene el hombre de obrar de una manera o de otra, y de no obrar, por lo que es responsable de sus actos."

    Supon el caso de las dos personas en la isla, ambos tienen la misma libertad. La de obrar. Ambos utilizaron su libertad, uno construyó un bote y el otro opto por no hacerlo. Y en consecuencia uno conocío el archipiélago y el otro no.

    Ninguno tiene más libertad que el otro, no creo que la libertad pueda ser medida. O eres libre o no lo eres, o se coartan tus pensamientos, tus acciones o no se lo hace.

    Creo que hay que distinguir la libertad natural, cuyos únicos límites son las fuerzas del individuo, de la libertad civil, cuyos limites son los derechos del otro; La vida, la libertad y la propiedad privada.
    Efectivamente! a esto voy! en el origen los dos tenian la misma libertad (alternativas de las vida) pero uno la utilizo para AMPLIARLA aun mas: asi es el hoyo de la cuestion - actiualmente la libertad es el resultado de nuestra propia accion, nosotros ampliamos (o no) constantemente nuestras alternativas de la vida! Nosotros somos responsables de esto!

  4. #74
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,927

    Predeterminado La libertad, en cuarto menguante

    Muchos son los historiadores que coinciden en afirmar que el período más fecundo y pleno de libertad fue el comprendido entre la derrota definitiva de Napoleón y la Primera Guerra Mundial.

    Desde entonces, en un primer momento paulatinamente y aceleradamente en los tiempos que corren, la libertad ha ido cediendo terreno ante el autoritario Leviatán, que se sirve de muy diversas etiquetas y denominaciones.

    Es bueno detenerse y escarbar en el porqué de este declive. Alexis de Tocqueville, en su obra sobre el Antiguo Régimen, sostiene que muchos son los pueblos que, al encontrarse en períodos de gran progreso moral y material, dan todo por descontado. Entonces, los espacios que se van dejando vacíos son ocupados por corrientes de pensamiento contrarias a los valores que sirvieron de soporte al progreso conquistado. Así las cosas, conviene tener bien presente esta reflexión de George Mason: "Para seguir disfrutando de las bendiciones de la libertad es absolutamente necesario hacer un repaso permanente de los principios fundamentales; o uno de los más célebres postulados jeffersonianos: "El precio de la libertad es la eterna vigilancia".

    El eje central del problema no estriba en cuestiones tales como que los gobiernos sean o no desprolijos en sus cuentas fiscales, ya que puede implantarse un Gulag sin déficit, o que el producto bruto crezca mucho o poco. El tema es mucho más profundo, y por tanto cala hondo: hace referencia a la actitud diaria de quienes se dicen "realistas" y se entregan con las manos encadenadas a los megalómanos del momento. Se creen optimistas, pero son los más derrotistas de los mortales. Son incapaces de tener sueños e ideales, y aceptan mansamente el corrimiento en el eje del debate que proponen otros.

    Tienen demasiadas telarañas mentales. Alegan que el influir en las ideas prevalentes reclama una tarea de largo plazo y por ende prefieren hacer las del borrego. Alientan un clima de opinión paralizante que asegura el descenso de nuevos escalones, lo cual, naturalmente, celebran quienes se oponen a las sociedades abiertas. Se adaptan a lo "políticamente posible" sin ver que lo "políticamente posible" es el resultado de la constancia en las tareas diarias de demolición de los adalides del gobierno omnipotente y los enemigos de las libertades individuales.

    La cátedra, el ensayo, el artículo y el libro son los instrumentos más potentes para revertir tal situación, pero en modo alguno debe subestimarse el muy fértil efecto multiplicador de las conversaciones sociales.

    La razón por la que el espíritu liberal es tan feble en estos días hay que buscarla en la desidia a la hora de estudiar los fundamentos de la libertad. Anthony de Jasay, en el ensayo "La amarga medicina de la libertad", escribe elocuentemente:

    Amamos la retórica y la palabrería de la libertad, a la que damos rienda suelta más allá de la sobriedad y el buen gusto, pero está abierto a serias dudas si realmente aceptamos el contenido sustantivo de la libertad.

    Es penoso que tantos timoratos se dejen embaucar por la dialéctica que usa a los pobres para empobrecer a todo el mundo. La guillotina horizontal arranca de cuajo todo incentivo para el progreso. Se pide compasión para los pobres, pero ni bien se convierten en ricos se los denuesta; sólo los políticos pueden enriquecerse sin ser perseguidos. Se toma el micrófono y se habla en la tercera persona del plural, nunca en la primera del singular; siempre se ofrece repartir lo ajeno, como si eso, en lugar de un atraco, fuera un acto de generosidad.

    Es triste (por no decir patético) que el hombre no celebre y cultive a diario la enorme gracia y bendición del libre albedrío, que lo distingue de todas las especies conocidas. La unicidad del individuo debe ser cuidada y protegida, al efecto de que cada cual pueda actualizar sus potencialidades en busca del bien. El deber primordial e irrenunciable del ser humano es alimentar el alma. Las relaciones interpersonales y la consiguiente cooperación social solo se dan en un ámbito pacífico y de respeto irrestricto por los distintos proyectos de vida.

    Cada persona, para prosperar, debe satisfacer los requerimientos del prójimo. La filantropía tiene por fin atender a quienes no pueden atender sus propias necesidades, por eso es objeto de denigración de esa contradicción en los términos conocida como "estado benefactor", que hace que los unos se enfrenten a los otros por los recursos que aquél reparte.

    La libertad y el consiguiente respeto recíproco no son algo que se dé automáticamente, sino el resultado de un trabajoso esfuerzo diario. Hoy, lamentablemente, la educación es más bien una deseducación, la perversión de los mejores valores y principios. Solo cuando se revierta esta corriente colectivista y usurpadora podremos tener la esperanza de que las aguas vuelvan a su debido cauce. El progreso moral siempre es la brújula, el mojón, el punto de referencia del progreso material.

    Por Alberto Benegas Lynch, en LD

  5. #75
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,927

    Predeterminado Libertad, libertad

    La búsqueda de la verdad se halla en el equilibrio entre naturaleza y socialización

    La neurociencia, decidida a barrer antiguas supersticiones y rimas pegadizas, plantea a través de un experimento con monos, chips y ordenadores que la noción de libertad es una ilusión, por no decir un invento cultural. ¿No habíamos convenido en que uno de los pocos márgenes del individuo era el de elegir libremente? Dulce o salado, blanco o negro, mar o montaña, ventana o pasillo. Una de las pruebas, llevada a cabo por los profesores Joshua Gold de la Universidad de Pensilvania y Michael Shalden de Washington, y publicada en la Annual Review of Neuroscience, consistió en poner pequeños sensores en la parte responsable del reconocimiento visual del cerebro de unos monos. Se les adiestró para elegir entre dos imágenes, pero una fracción de segundo anterior a que los monos enfocaran una imagen, los ordenadores ya habían leído su mente, antes incluso de que decidieran. No hubo margen de error; los sensores nunca fallaron al predecir su reacción. Estos científicos demostraban que el tan manido y elaborado concepto de la libertad individual o libre albedrío no existe, y que gran parte de nuestras elecciones vienen determinadas por nuestros neurotransmisores.

    Dice Steven Pinker en su celebrado y discutido libro La tabla rasa que su objetivo "no es defender que los genes lo son todo y que la cultura no es nada –nadie cree tal cosa–, sino analizar por qué la postura extrema (la de que la cultura lo es todo) se entiende tan a menudo como moderada, y la postura moderada se ve como extrema". El camino medio entre herencia y cultura es explorado por este psicólogo en un tratado revelador, que a muchos les ha cambiado la forma de mirar el mundo, en el que analiza todo lo que hay de determinismo biológico en el ser humano, tan depauperado por tres mitos: la tabla rasa (la mente carece de características innatas), el buen salvaje (la persona nace buena y la sociedad la corrompe) y el fantasma en la máquina (todos tenemos un alma que toma decisiones al margen de la biología). Pinker asegura que él no quiso que su libro –10.000 ejemplares vendidos en España– fuera uno más entre todos aquellos que se aferran a la naturaleza humana generando grandes polémicas, como si pusieran en duda la evolución. Ni todo está en la genética ni todo es producto del desarrollo ambiental y cultural; la búsqueda de la verdad se halla en el equilibrio entre naturaleza y socialización. Pinker mantiene que hay aspectos de la naturaleza humana –desde la violencia hasta el sexo o las diferencias biológicas entre hombres y mujeres– que no tendrían que avergonzarnos como a absurdos replicantes victorianos que se escandalizaban de su propio cuerpo y muy particularmente de sus calzones y enaguas. Es verdad que muchos de los llamados expertos piensan en público de forma diferente a lo que piensan en privado: "Esto no se puede decir –he oído en infinitas ocasiones– porque se confundiría con un pensamiento incendiario".

    Nuestra vasta tradición católica viene sosteniendo que la verdad y la fe debían coexistir, y, más allá de la poética del sentido, nos invita a detectar elementos místicos agazapados en la realidad. A no conformarnos con la descripción desnuda de los hechos, huyendo del materialismo. Muchos agnósticos, por ejemplo, no creen en la inmortalidad pero sí en una energía superior, en ser algo más que una actividad eléctrica y química del cerebro. La neurociencia trasciende las creencias. Despojados de esta última ilusión, este virus tan invasivo llamado inseguridad tendría que amortiguar su relevancia social. Para qué dudar, si a fin de cuentas se trata de manejarse en el arte de encender nuestro veleidoso cerebro.

    Por Joana Bonet en La Vanguardia digital

  6. #76
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,927

    Predeterminado Los genes de lo políticamente correcto

    La Sociobiología fue una rama de la Biología evolutiva que surgió en el siglo pasado y que proponía que las bases biológicas de la conducta de los animales, hombre incluido, se encuentra en el ADN (los genes). Admitía la existencia de un determinismo genético imperativo que convertiría en ineludibles los comportamientos humanos, buenos o malos, incluso los tenidos por antisociales, como la agresividad, competitividad, abandono de la infancia y de la maternidad, desigualdad entre hombre y mujer, racismo, lucha de clases, egoísmo, alcoholismo, homosexualidad, drogadicción, etc. Los sociobiólogos incurrieron en el error de teorizar sobre el hecho de que las características de la sociedad son consecuencia de la naturaleza biológica de la especie humana, lo que carece de sentido como ha ido demostrando el propio desarrollo de la ciencia de la Genética. Sin embargo, esto lo ignoran nuestros gobernantes, que recurren a la biologización del comportamiento y se inventan genes con tal de descalificar a sus adversarios políticos, como cuando hablan de los genes del machismo, liberalismo radical, feminismo, etc.

    De seguir por esta senda, existe el peligro de volver a los postulados eugenésicos de finales del siglo XIX y primera mitad del XX, cuando se pensaba en la existencia de un determinismo genético justificativo de la lucha de clases, la esclavitud, el racismo y el llamado darwinismo social, que originó el nazismo e impulsó las malas prácticas de los médicos en la Alemania nazi. Desgraciadamente, hoy el efecto corrector de los Juicios de Núremberg y la Declaración Universal de los Derechos Humanos parecen languidecer ante las nuevas corrientes de quienes justifican la eugenesia, el aborto, la eutanasia y otra serie de prácticas antihumanas ajenas a la dignidad del ser humano y la defensa de la vida.

    Cuando los políticos usan los conocimientos científicos para dar fuerza a sus argumentos deberían ser más cuidadosos. En primer lugar, es esencial volver a la cordura y considerar al hombre como un fin en sí mismo y no un ser anclado en su pasado animal y prisionero de sus genes. Cada individuo humano es mucho más que sus genes. Es una realidad singular corpóreo-espiritual, genéticamente irrepetible, sí, pero dotado constitutivamente de capacidad de raciocinio, libre albedrío y comportamiento moral. Lo que significa que cada persona es dueña de sus actos y no cautiva de sus genes. Cuando un adolescente o una persona adulta optan por un determinado comportamiento, lo hacen como una opción libremente elegida en virtud de su autonomía racional y moral, usualmente no exenta de influencias externas.

    Pero en el comportamiento o forma de pensar de cada persona los genes tienen muy poco que ver, ya que es algo que se cimenta y enriquece a lo largo de la vida. Es algo que se hace, no con lo que se nace. Cada persona es dueña de su propia biografía, que se construye mediante la educación y el esfuerzo. De ahí la importancia de la educación en valores. Hay que decir a los padres: “Mire usted, si no cuida la educación de su hijo en la infancia y adolescencia y lo deja al albur de las influencias externas, su hijo podrá desarrollar hábitos distintos a los suyos, incluso antisociales y no valdrá echarle la culpa a los genes”.

    La historia de la genética está llena de episodios de injerencia política o ideológica cuya finalidad era tratar de justificar determinados comportamientos sin base científica. Al margen de la mencionada corriente eugenésica, se puede recordar el retraso de décadas que supuso el lysenkoísmo para la genética rusa de la primera mitad del siglo XX; la nunca demostrada existencia de un gen de la criminalidad (FMR-1); la combinación cromosómica de la agresividad nunca demostrada estadísticamente (47,XYY); el fraude del gen de la homosexualidad publicado por el americano Dean Hamer (un inexistente gen gay en la región Xq28 del cromosoma X); los genes de la espiritualidad del mismo autor (el llamado gen de Dios), otro fraude cuya única finalidad era la de vender libros. En todos estos ejemplos hay una intención engañosa. Obedecen a un interés personal o político, o tratan de imponer una determinada ideología, o de rebajar la responsabilidad de determinadas conductas.

    Lo cierto es que cada persona opta libremente por las opciones políticas, profesionales, espirituales o ideológicas que desea, no por motivos genéticos sino como consecuencia de su libre albedrío bajo el influjo del ambiente educativo y social. Tal vez esto nos permita ver un poco más claro lo que está pasando en España y en general en los países de Occidente con el decidido empeño de determinados Gobiernos por acaparar medios de comunicación, secuestrar la educación de nuestros hijos, dictar lo que es políticamente correcto, o negar la libertad de conciencia. Prácticas en todo caso negativas para el sano desarrollo de una sociedad en libertad.

    Por Nicolás Jouvé, catedrático de Genética de la Universidad de Alcalá, en La Gaceta.

  7. #77
    Fecha de Ingreso
    08 jun, 11
    Ubicación
    Colombia
    Mensajes
    1

    Predeterminado

    De verdad que las ideas de Etrusk son sólo ideas vagas. No las tiene bien sustentadas, estoy de acuerdo con la teoría de Hobbes que ha dado Pablo87. Y a caso el concepto de libertad no se piensa si no es a partir de que existe el Otro?.

  8. #78
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,927

    Predeterminado La libertad

    Sin duda, una de las palabras más repetidas en esta columna es "libertad". Cada loco, ya se sabe, con su tema. Solo que éste es el de todos. Pues, ¿qué sentido tendría la libertad para Robinson Crusoe? Cuando vivimos con más personas, cabe la posibilidad de que unos sometan a otros, y es precisamente entonces, en sociedad, cuando tiene sentido el anhelo de vivir en libertad. Vivir sin el sometimiento a la coacción de otros.

    Todo ello puede parecer un extracto de un libro de texto, pero tiene que ver con nuestra vida diaria. Y cada vez más, pues, por algún motivo, somos menos dueños de nuestra vida. Todo, desde nuestras creencias a nuestros usos y consumos, de nuestro trabajo a nuestras relaciones personales, del modo en que fabricamos lo que queremos al que enseñamos a nuestros hijos, todo está en cuestión, y de todo se dice que lo deben elegir otros. Además, de lo que trabajamos y ahorramos, el Estado se queda con una parte creciente. Trabajamos cada vez más para otros, y la vida que llevamos no es del todo la que elegiríamos.

    De modo que no es mala idea recordar, a cada ocasión, que hay un pedazo de nuestra vida de la que no disponemos, y que la reclamamos para nosotros. No se trata de inventarse derechos y pedir por pedir, sino de exigir lo que nos pertenece. Y no se trata de una exigencia egoísta y antisocial. En primer lugar, porque es para todos. Y en segundo, porque una sociedad buena no puede estar basada en el reparto, arbitrario o no, de quién decide sobre los demás, y quién obedece.

    Se dice del periodismo que debe estar contra el poder. También se dice que debe tener como primer criterio la verdad. Por algún motivo, fácil de imaginar, lo segundo lleva también a lo primero. El periodismo es escribir un relato veraz y relevante sobre lo que ocurre, y no creo que deba plantearse otro objetivo. Ya es difícil de por sí, como para querer cambiar el mundo con un titular. Libertad y verdad. Que no nos abandone el deseo de poseerlas.

    José Carlos Rodríguez, en LD

  9. #79
    Fecha de Ingreso
    30 ene, 12
    Ubicación
    United States
    Mensajes
    1

    Predeterminado coreg side effects Lowell

    Excuse me for choosing tema para dejar un informe acerca de los ingredientes en antabuse
    antabuse over Iowa and coreg peak compare coreg to calan Joliet and zovirax cold sore cream zovirax cream and pregnancy Kansas : Tiendas de Internet de farmacos cobran menos , ya que hacen transacciones a traves de la red. En comparacion con las farmacias locales , que pagan para la ubicacion de la oficina , impuestos y otros gastos generales , el sitio de la farmacia solo se paga por un nombre de dominio y las tarifas de envio. Al comprar los medicamentos de la web, solo se compra el medicamento en si , sin fines de lucro anadio la tienda droga. Muchos sitios web de farmacias ofrecen los cargos de envio gratis , mas el corte hacia abajo el precio original que estan anticipando a pasar . Mas informacion tambien: Zovirax suspension de Argentina

  10. #80
    Fecha de Ingreso
    22 mar, 12
    Mensajes
    20

    Predeterminado Definicion de la Libertad

    O sea que, todos los que rechazamos las pruebas ciegas somos unos pelotudos de mierda sin arreglo.

    ¡¡Como me alegro que Miguel haya mudado el foro anterior a este oasis. No tengo que sufrir en carne propia los argumentos de esta gente que ya me tenían podrido

    Lo interesante es el foro que se armó alrrededor de esta definición, tendríamos que postear todos hasta que saquen a esta mierda de la wikipedia

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  


Archivo  •  España  •  Hispanoamérica  •  Stop Yihad  •  Foros  •  Los blogs  •  Constitución Europea  •  El reloj de la malaria  •  Fórrum
Site Meter RSS  •  OPML  •  XHTML 1.1  •  CSS  •  508

© 2004-2012 liberalismo.org