Página 2 de 2 PrimerPrimer 12
Resultados 11 al 12 de 12
  1. #11
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,921

    Predeterminado Juan Roig: "Yo me siento como hijo de porquero y trato de hacer mejor las cosas"

    El presidente de Mercadona, Juan Roig, ha citado a los 7.000 bazares chinos que hay en España como ejemplo del esfuerzo que deberían hacer los 47 millones de españoles para salir de la crisis. "Que piensen más en los deberes que en los derechos" y asuman que el éxito depende de cada uno de ellos, que la cultura del esfuerzo y del trabajo destierre a la del "maná", subrayó.

    En ese sentido, comentó que en España hay 7.000 bazares chinos y que "cada vez hay más porque hacen la cultura del esfuerzo que nosotros no hacemos", a lo que ha agregado que siente "gran admiración" por esos comercios y que ha "aprendido mucho" de ellos.

    Roig aseguró estar "en contra de recortar por recortar" y abogó por adoptar "medidas disuasorias" para "frenar el derroche" existente en sanidad, educación y justicia porque la gente piensa que "todo es gratis".

    A modo de ejemplo, ha destacado que la decisión "molesta, impopular y arriesgada" de cobrar las bolsas de plástico ha supuesto al país un ahorro de 300 millones de euros, un 0,02% del Producto Interior Bruto (PIB).

    Así lo ha señalado este miércoles en la presentación de resultados del "mejor año" de su historia, en la que también ha pedido que se "desincntive" el paro, se combata el "absentismo injustificado" que lleva a "tirar a la basura" 18.000 millones de euros en España al año y que se trabaje "mejor y más" para lograr aumentar la productividad del país por su relación directa con el nivel de vida.

    "El nivel de vida y la productividad se van a equiparar, así que o sube la productividad del país o baja el nivel de vida", ha subrayado Roig, quien considera que si todos los españoles adoptan medidas y decisiones "valientes", aunque sean "molestas e impopulares", incluso "sobra dinero para salir" de la crisis actual.

    Roig ha remarcado que "nadie" se libra de haber contribuido a la situación en la que está el país, a la que se ha llegado tras haber "derrochado muchos recursos en corrupción, en economía sumergida, en subvenciones improductivas --a su juicio las subvenciones son el cáncer de la productivdad--, en absentismo injustificado --con más de 1.000 personas que hoy no han ido a trabajar pudiendo-- y al no desincentivar el paro".

    Al sector público, también le reprocha haber hecho "inversiones faraónicas" y "gastos superfluos" y sobre todo, el "derroche" alcanzado en los últimos años "gastando por arriba --de los ingresos-- y cubriéndolo siempre con más déficit".

    "En España nos hemos pasado 20 pueblos y en la Comunitat, 25"
    "En España nos hemos pasado 20 pueblos y en la Comunitat Valenciana, 25", ha reconocido el empresario, quien subraya que "toca tomar medidas" y se muestra "totalmente a favor" de la reforma laboral.

    "Yo hubiera ido más lejos", ha agregado Roig, que reivindica que "hay que favorecer a los empresarios, que son los que crean puestos de trabajo", y señala que él habría "perseguido mucho más el absentismo", pasando a lunes "todos los festivos" porque "cada puente nos cuesta 1.200 millones de euros", y añadió que "hay que desincentivar el paro porque hay muchísimo trabajo posible". "En España nadie recoge las naranjas ni las fresas, todo son extranjeros", ha agregado.

    "Si tomamos medidas, en 2013 mejoraremos y si no, estaremos peor que estamos", ha remarcado Roig, que alerta de que se puede estar peor e insiste en que "si los 47 millones --de españoles-- tomamos medidas nos sobra dinero y si no, nos vamos al carajo".

    Respecto a la situación de la Comunitat Valenciana, admite que "se han hecho cosas muy mal" y lamenta haber "perdido las dos cajas y el banco", aunque descarta entrar en Banco de Valencia "a nivel Mercadona" con independencia de lo que haga "como inversor privado". En cualquier caso, ha resaltado que hay "muchas empresas con ganas de trabajar" y considera que los bancos "tienen que facilitar esas inversiones" que quieren hacer las "muchas" compañías que van bien.

    ¿Qué puedo hacer yo por España?
    Mercadona creó 6.500 empleos fijos en 2011 --20 al día--, anuncia otros 2.000 nuevos puestos en 2012 y tiene 70.000 personas en plantilla y hasta 400.000 dentro de su cadena de valor, el 2 por ciento del total de trabajadores en España. A su presidente, le "gustaría ser recordado" por invitar a los ciudadanos a preguntarse '¿Qué puedo hacer yo por España?' y a "pensar en deberes y no en derechos" para superar la "profunda" crisis actual.

    Por su parte, se muestra partidario de que paguen más quienes más tienen y "totalmente a favor" de la subida de impuestos e incluso de aumentar el IVA si realmente es necesario, a pesar del posible perjuicio al turismo y de que se paga "una burrada" en tributos.

    Preguntado por la trascendencia que ha adquirido como gurú empresarial, Roig ha sido tajante: "Yo me siento como hijo de porquero. Mi padre tenía unas porcateras y yo soy hijo de porquero y mis hijas son nietas de porquero, y de lo que trato cada día es de levantarme, trabajar y hacer mejor las cosas".

    En La Gaceta

  2. #12
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,921

    Predeterminado Piñera en su buhardilla

    La buhardilla liberal de José Piñera es un despacho recóndito, austero, sin lujo alguno, desde el que se ve la cordillera y un barrio que antes fue enclave de la oligarquía chilena y ahora ha sido colonizado por una clase media enriquecida por la más liberal de las economías de América.

    Piñera, que es hermano del presidente chileno, es en gran parte responsable de estos cambios. Su obra más popular es el sistema privado de pensiones, una fórmula que sustituye el apunte contable de la Seguridad Social por un mecanismo donde se asegura que cada uno se jubila según su propio esfuerzo de ahorro. Pero el gran boom chileno se debe a otra ley de Piñera, menos conocida: la de minería que ha permitido un espectacular auge de la inversión extranjera en Chile.

    Educado en Harvard, Piñera tiene una visión más humanista que la de sus colegas formados en el duro monetarismo de Chicago. Su visión de las cosas es privilegiada. Ha conseguido que sus ideas sean adoptadas de una u otra forma por México, Colombia, Perú y Chile, los cuatro países de la Alianza Pacífico, un club que dará mucho que hablar en el futuro próximo. También reclaman su ayuda en los países ex socialistas de la UE y en las repúblicas ex soviéticas donde su sistema ha sido adoptado.

    Su diagnóstico de la crisis española no sigue las aguas de los economistas austriacos, por ejemplo. Ha leído a José Ramón Rallo y a otros, pero Piñera no cree que la llamada «devaluación interna» sea una alternativa realista para España. Piensa que poner como modelo la solución aplicada en Estonia o Letonia, economías diminutas al lado de la española, no es factible. Reducir las rentas internas en un 4% es posible, pero en un 30% que es la pérdida de competitividad acumulada por España no es abordable sin una convulsión social mayor.

    Piñera ve tres salidas posibles a la crisis. La que llama el actual «modelo Rajoy», con fuertes subidas de impuestos y recortes del gasto insuficientes, sin abordar de manera convincente el despilfarro autonómico. Este empeño, cree Piñera, condena a España a una década de mediocridad económica o más si consideramos que la crisis dura ya mas de cinco años.
    Otra posibilidad es la devaluación, lo que supone la salida del euro y la vuelta a la peseta. Lo llama el «modelo argentino». Por ultimo, plantea una tercera alternativa, que bautiza como «el modelo chileno», la cual se articula en torno a una fuerte liberalización de la economía y a la creación de un sistema privado de pensiones.

    La gran ventaja del sistema de Piñera es que transforma las pensiones de una carga fiscal en un factor de inversión y crecimiento. Convierte un lastre, una deuda anotada, en un elemento de gran inercia macroeconómica. Los ahorros de los chilenos para su jubilación son 200.000 millones de dólares que están rentando un 9% al año en promedio. Una cifra modesta en términos del déficit público español, pero enorme para este pequeño país (un 80% de su PIB).

    Piñera propuso en 1996 una adaptación de su sistema a la economía española, pero Aznar no se atrevió a ponerlo en marcha. La ganancia de competitividad para España hubiera sido enorme. Hay personas en el Gobierno de Rajoy que creen que es el lobby bancario el que está detrás de la apuesta por el sistema privado de pensiones. No es cierto, en Chile, el propio Piñera prohibió a los bancos acceder de manera directa a este ámbito de negocio, lo cual provocó un cierto boicot inicial. Quizás el mayor obstáculo en España sea la pésima situación de la economía. Pero esto puede ser más una oportunidad que un impedimento.

    john.muller@elmundo.es

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  


Archivo  •  España  •  Hispanoamérica  •  Stop Yihad  •  Foros  •  Los blogs  •  Constitución Europea  •  El reloj de la malaria  •  Fórrum
Site Meter RSS  •  OPML  •  XHTML 1.1  •  CSS  •  508

© 2004-2012 liberalismo.org