Página 14 de 16 PrimerPrimer ... 41213141516 ÚltimoÚltimo
Resultados 131 al 140 de 151
  1. #131
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,921

    Predeterminado Deberes sin hacer

    Rajoy y el rescate 'light'

    El Gobierno estudia pedir a la Unión Europea un rescate "light", con el fin de utilizar esos recursos para intervenir en los mercados de deuda y reducir la prima de riesgo y los elevados intereses que tiene que pagar España para financiarse. Con ello, el Ejecutivo no acaba de comprender, o no quiere hacerlo, las verdaderas razones por las cuales la prima de riesgo española está disparada.

    La causa fundamental es la duda de los mercados acerca de que el sector público español pueda reducir sus gastos; una duda, por otro lado, del todo punto razonable. Para recortar el gasto público y, con ello, el déficit presupuestario, es preciso que las autonomías y los ayuntamientos no solo reduzcan sus pagos sino que, además, renuncien a políticas completas que impulsan los mismos. Pero cuando se habla de ello con unas y otros, todos se niegan a hacerlo. Las autonomías que no gobierna el PP quieren declararse en rebeldía frente a los planes del Ejecutivo y a las que están bajo el mandato de los populares el Gobierno ha tenido que convencerlas para que no le lleven la contraria, al menos en público.

    Lo cierto, sin embargo, es que aquí nadie quiere renunciar a su cuota de poder regional, con lo que ello conlleva de empleo de recursos públicos. Y lo mismo cabe decir de los ayuntamientos, cuyos alcaldes rechazan los planes del Gobierno para que las diputaciones provinciales asuman la prestación de una buena parte de los servicios que ofrecen y para dejar de llevar a cabo otras actuaciones de marcado carácter populista y electoralista, lo mismo que las autonomías.

    Ante este panorama, la actitud del Gobierno tendría que ser la de recuperar competencias e imponer los recortes le duela a quien le duela. Pero Rajoy dice que las autonomías no se tocan, no sabemos muy bien por qué, mientras los alcaldes y los presidentes regionales piden mantener las políticas populistas y los mecanismos de clientelismo político.

    Así las cosas, reducir el gasto público en España se antoja una tarea imposible y como ya no se pueden subir más los impuestos, porque con ello se deprime todavía más la economía y los ciudadanos ya no lo aguantan, los mercados entienden que España es incapaz de poner orden en sus cuentas públicas y, por tanto, penalizan a nuestro país con una prima de riesgo elevadísima. Es el coste de negarse a hacer los deberes.

    El problema para Rajoy es pensar que la Unión Europea le va a poner a España las condiciones que él quiera si se llega a pedir el rescate. Gran error. Tanto la UE como los mercados saben que el núcleo duro de nuestra crisis fiscal se encuentra en las administraciones territoriales y que, para superarla, o éstas colaboran o no hay más remedio que meterlas mano. Y a fondo. Muy posiblemente, eso es lo que van a decir en Europa cuando les pidamos dinero. Entonces, si la causa de la prima de riesgo está en no poner orden en ayuntamientos y autonomías, si la UE nos va a exigir que lo hagamos, ¿por qué no empezamos ya y nos dejamos en paz de tanta historia de que las autonomías no se tocan, cuando la realidad es que el Estado de las autonomías está en crisis estructural y hay que construirlo de nuevo?

    Emilio J. González, en LD

  2. #132
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,921

    Predeterminado No basta con la burocracia

    Cataluña concretó ayer la cuantía del rescate que pedirá al Gobierno: 5.023 millones para hacer frente a unos vencimientos de 5.755 millones. La situación debe de ser extrema. Así se deduce de las declaraciones del portavoz Homs, una descarga preventiva frente a los «afanes recentralizadores» que se le suponen a Cristóbal Montoro quien, con la ley en la mano, será una especie de virrey económico en Cataluña de la misma manera que Bruselas tendrá el suyo pronto en Madrid.

    La crisis económica nos ha dejado un hecho significativo del punto de vista institucional. Por primera vez, Cataluña no ha recurrido ante el Tribunal Constitucional ni la Ley de Estabilidad Presupuestaria ni el decreto de creación del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA). De hecho, fue CiU la que bloqueó en el Parlamento catalán el intento del PSC de recurrir la ley el pasado 18 de julio. Un recurso de inconstitucionalidad de la Generalitat hubiera sido como pinchar el único salvavidas que tenían a mano. Pero era lo que le pedía el cuerpo a muchos. Hay que recordar que fue el temor de Zapatero ante el recurso catalán a la ley de estabilidad de Aznar de 2002 el que llevó a Solbes a fijar una norma que a todas luces fue insuficiente para contener el desmadre financiero autonómico. Eso y la nueva financiación fueron haz y envés de un mismo proceso.

    Cuando alguien critica nuestro modelo autonómico de malgastar, en el Gobierno suelen decir que les tranquiliza comprobar que, por primera vez desde su creación, las comunidades autónomas están haciendo ajustes. Es verdad, los están haciendo, pero son insuficientes, porque lo que ahora se está descubriendo es que no basta con racionalizar el gasto burocrático. Hay varias comunidades que ya están comprobando que les resulta imposible financiar los servicios que la ley les manda, lo que significa, en palabras llanas, que el modelo de bienestar que disfrutamos en cuanto a sanidad y educación, donde se va casi el 70% del gasto autonómico, es insostenible si el Gobierno no pone más dinero. Pero el Ejecutivo no puede facilitar más recursos porque ya tiene bastantes problemas cubriendo el déficit de la Seguridad Social, que garantiza otros dos pilares: pensiones y desempleo.

    Podemos seguir atribuyendo nuestros problemas al modelo autonómico, pero la verdad es que el desafío es de una magnitud mayor. Lo que está en cuestión, y así lo revelan a la larga estos rescates autonómicos, es el modelo de Estado de Bienestar que España se ha dado.

    john.muller@elmundo.es

  3. #133
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,921

    Predeterminado Hacienda condiciona el rescate a quitar trabas a la unidad de mercado

    Obligará a Cataluña a «un código de buenas prácticas» de ajuste de servicios públicos

    El mismo Govern que convoca elecciones deberá firmar en los próximos días un compromiso con el Gobierno central que condiciona su programa electoral. El Ministerio de Hacienda está intentando aprovechar los 5.023 millones de euros que va a prestar a Cataluña para que vaya en dirección contraria al soberanismo y dé pasos en favor de la unidad de mercado. Ha remitido ya un pliego de condiciones común a todas las comunidades rescatadas que incluye la obligación de «suprimir barreras» a la unidad del mercado en España. Este capítulo es especialmente importante en Cataluña, que es la más tendente al soberanismo de las que están pidiendo rescate al Estado para salir de su actual asfixia financiera.

    Las autonomías que quieran guarecerse en el paraguas estatal también deberán implantar «un código de buenas prácticas» en materia de ahorros y recortes en los servicios públicos que será igual para todas las comunidades. Así se desprende del escrito que ha remitido el Ministerio de Hacienda a todas las comunidades autónomas para que conozcan el pliego mínimo de condiciones a que se verán sometidas al acogerse al llamado Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). Se denomina Programa para la aplicación del mecanismo de apoyo a la liquidez de las comunidades autónomas e implica que las rescatadas deberán aceptar «un plan de ajuste» en 15 días que incluirá, «además de las medidas de ingreso y gasto necesarias para cumplir con los objetivos de déficit y de deuda del sector público y para garantizar la devolución al Estado de los préstamos del mecanismo de liquidez, el compromiso de avanzar en la reducción del sector público autonómico, la supresión de las barreras o trabas al mercado interior, la eliminación de cargas administrativas para empresas y autónomos, y cualquier otra reforma estructural destinada a aumentar la competitividad y flexibilidad económica».

    Por tanto, Cataluña y el resto de autonomías rescatadas deberán reducir su peso en la economía y derogar legislación que dificulte la libertad de establecimiento o venta de productos del resto de España en su territorio. Además, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, exige el «compromiso de las CCAA a participar en un grupo de trabajo que se creará en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera para acordar un código de buenas prácticas para racionalizar el gasto e incrementar el ahorro en materia sanitaría, educación, recursos humanos, gasto corriente, gestión administrativa, etc». Este grupo de trabajo de nueva creación será dominado por los distintos Ministerios implicados que serán los que marquen la pauta. Por su parte, las comunidades rescatadas «se comprometen a implantar en sus respectivas administraciones las conclusiones que adopte el grupo de trabajo».

    Esta medida puede ser especialmente sensible para la Junta de Andalucía, que se jacta de mantener una política en servicios públicos diferente de la del Gobierno central. No obstante, la consejera andaluza, Carmen Martínez Aguayo, dio ayer señales de no temer que Montoro vaya muy lejos, puesto que calificó de «razonables» las condiciones y elogió que se permita considerar gasto al déficit acumulado por las CCAA.

    Por otra parte, el documento impone que las afectadas no podrán pedir créditos o emitir deuda en el extranjero sin permiso previo del Gobierno central. Hacienda da por hecho que todas devolverán el dinero, porque en caso contrario se les retendrá lo que reciben del modelo de financiación

    C Segovia, en El Mundo

  4. #134
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,921

    Predeterminado Cifras reales de gastos, ingresos y deuda

    Números redondos para la más fácil comprensión del lector medio, los ingresos del Estado en este ejercicio se elevarán a 350.000 millones de euros; los gastos, a 410.000 millones; la deuda superará los 800.000 millones. El año pasado mintió Zapatero: el déficit no se redujo al 6% sino que se encaramó al 9% y se gastaron 90.000 millones de euros más de los que ingresamos. Esa cantidad se reducirá este año a la cifra, en cualquier caso alarmante, de 60.000 millones. Si se consiguiera aumentar los ingresos hasta 400.000 millones y reducir los gastos hasta 300.000, todavía se necesitarían 10 años para pagar el principal de la deuda acumulada. Tal vez no esté de más recordar que Aznar, que heredó un paro galopante, un déficit abrumador, una seguridad social quebrada, una deuda alarmante, redujo el desempleo a mínimos, el déficit a cero y la deuda a la posición más baja de Europa. Después, las ocurrencias de Zapatero lo echaron todo a rodar.

    El objetivo de la macroeconomía nacional no puede ser otro que ingresar más de lo que se gasta para poder reducir la deuda, entre otras razones porque, a medio plazo, si continuamos gastando más de lo que ingresamos nadie nos va a prestar dinero, como ha explicado muy bien Florentino Portero.

    Socialistas y comunistas creen que los ingresos aumentan subiendo los impuestos. Se equivocan. El axioma «a más impuestos, más ingresos» es una falsedad. En igualdad de condiciones contributivas, 1.000.000 de empresas ingresan más al Estado al 30% que 200.000 al 60%. Los ingresos del Estado se incrementarán si somos capaces de crear 1.000.000 de nuevas empresas, reducimos sustancialmente el paro, embridamos a los sindicatos y a los caciques que los manipulan, y mejoramos la productividad a través de una reforma laboral que se ha puesto ya en marcha. Las subidas del IVA, del IRPF y de otros impuestos tienen un límite. Si se traspasa, se fugan los capitales nacionales y extranjeros y se hunde al consumo. La clave del éxito descansa sobre el equilibrio en los impuestos y sobre el estímulo para la creación de empresas productivas y con beneficios.

    [B]En el capítulo de gastos -410.000 millones de euros- sí se puede meter la tijera sin lesionar la educación, la sanidad y la seguridad social. Sobran la mitad de los diputados autonómicos, la mitad de los concejales. Sobran también el 60% de los 400.000 cargos públicos que desangran a Hacienda. Los 3.200.000 funcionarios deben reducirse a un máximo de 1.000.000 por un procedimiento no traumático: de cada 10 empleados públicos que se jubilen solo será sustituido uno hasta alcanzar la cifra razonable. Hay que eliminar por otra parte el 90% de las 4.000 empresas públicas creadas por la clase política [/B]y la casta sindical para colocar en ellas a parientes, amiguetes y paniaguados. Los edificios públicos deben reducirse a la mitad y los automóviles oficiales a la décima parte. Si, además, se cercenan los gastos suntuarios, las «embajadas autonómicas», los viajes gratis total, las subvenciones a fundaciones y asociaciones grotescas, la algarabía de los moscosos, los canosos, los puentes, las enfermedades imaginarias y las camelancias tal vez no sea necesario arañar las pensiones ni los principales gastos sociales, sobre todo porque la partida para subvencionar el paro, si se ponen en marcha un millón de empresas, descendería de forma considerable. Ah, cada vez resulta más imprescindible una ley que diga: «Ni los partidos políticos ni las centrales sindicales podrán gastar un euro más de lo que ingresen a través de las cuotas de sus afiliados». En definitiva el objetivo debe ser reducir los gastos públicos al menos en 100.000 millones de euros al año. Los Presupuestos que hoy presenta Rajoy marchan por ese camino.

    Luis María Anson, miembro de la Real Academia Española. En El Mundo

  5. #135
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,921

    Predeterminado Hacienda se hará con el control directo del rescate a la Generalitat

    Hacienda impuso el viernes a la Generalitat erigirse en el gestor de la caja autonómica catalana. Según fuentes ministeriales, el acuerdo implica que «el Estado en nombre y por cuenta de la Comunidad Autónoma gestiona el pago de los vencimientos de deuda pública de sus intereses y sus facturas».

    Por tanto, será el Gobierno central directamente el que pague a los acreedores de la Generalitat, ya sean éstos bancos, inversores o proveedores.Se trata de una práctica que se va a generalizar a todas las comunidades que formalicen operaciones con el llamado nuevo Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), dotado con hasta 18.000 millones de euros. Las fuentes consultadas señalan que «la Administración central va a gestionar la caja de la comunidad autónoma» en un hecho inédito en el actual modelo de Estado, pero niegan intencionalidad política alguna. «Se trata de asegurar que el dinero público transferido se emplea con la finalidad prevista y no en gastos corrientes o de otro tipo».

    El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, tiene previsto explicar el mecanismo mañana lunes durante su comparecencia en la Comisión de Presupuestos del Congreso de los Diputados. Según las fuentes consultadas, será similar al establecido en la operación de pago a proveedores de antes del verano. El Gobierno central asegura que no pretende tensar las relaciones con la Generalitat catalana, pero considera lógico aplicar el mayor control posible en el uso del dinero estatal.

    El Ministerio de Hacienda estrenó precisamente el FLA con Cataluña al transferir ya un anticipo la semana pasada por valor de 478 millones y formalizó el primer préstamo el pasado viernes por 1.039 millones, de los cuales descuenta la primera cifra avanzada. Por tanto, transferirá el próximo martes los 561 millones restantes. La Generalitat ha reclamado un total de 5.023 millones para hacer frente a sus vencimientos y compromisos hasta final de año, pero el Ministerio va a ir librando los pagos por tramos mensuales como fórmula adicional de control.

    Los pagos se interrumpirán si la Generalitat o cualquier otra comunidad acogida al FLA no cumple sus compromisos. En Hacienda niegan que haya habido retrasos con Cataluña y aseguran que el dinero llegará «perfectamente a tiempo» de cubrir los vencimientos. Sostienen que hasta el pasado viernes no se cumplieron todas las condiciones para que el Instituto de Crédito Oficial (ICO) pudiera formalizar el inicio de los primeros pagos.

    Aunque el conseller de Finanzas de la Generalitat, Andreu Mas-Colell, no lo ha hecho público, ha tenido que modificar esta semana su plan de ajuste para poder ser aceptado por el Ministerio de Hacienda como condición previa al primer pago del FLA, según las fuentes consultadas.Además, tanto la Generalitat como el resto de comunidades autónomas acogidas a este fondo estatal de rescate deberán cumplir una serie de condiciones comunes, entre ellas, como publicó este diario el pasado día 26, se incluye la obligación de «suprimir barreras» a la unidad del mercado en España. Además, deberán implantar «un código de buenas prácticas» en materia de ahorros y recortes en los servicios públicos que será igual para todas las comunidades.

    Las condiciones comunes están recogidas en el llamado Programa para la aplicación del mecanismo de apoyo a la liquidez de las comunidades autónomas e implica que las rescatadas deberán aceptar «un plan de ajuste» en 15 días que incluirá, «además de las medidas de ingreso y gasto necesarias para cumplir con los objetivos de déficit y de deuda del sector público y para garantizar la devolución al Estado de los préstamos del mecanismo de liquidez, el compromiso de avanzar en la reducción del sector público autonómico, la supresión de las barreras o trabas al mercado interior, la eliminación de cargas administrativas para empresas y autónomos, y cualquier otra reforma estructural destinada a aumentar la competitividad y flexibilidad económica». Teóricamente, el presentado por Mas-Colell debe haber tenido ya en cuenta todo ello para poder ser aceptado por Beteta.

    Además, se exige el «compromiso de las CCAA a participar en un grupo de trabajo que se creará en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera para acordar un código de buenas prácticas para racionalizar el gasto e incrementar el ahorro en materia sanitaría, educación, recursos humanos, gasto corriente, gestión administrativa, etcétera». Este grupo de trabajo de nueva creación será dominado por los distintos Ministerios implicados, que serán los que marquen la pauta.

    Por su parte, las comunidades rescatadas «se comprometen a implantar en sus respectivas administraciones las conclusiones que adopte el grupo de trabajo».

    Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia, Castilla-La Mancha, Canarias y Andalucía han anunciado ya formalmente que se acogen al FLA con peticiones que superan conjuntamente los 15.600 millones, lo que implica ya el grueso de los 18.000 millones previstos en total para todas.

    No obstante, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha pedido «prudencia con las cifras», porque en las solicitudes hay algunas comunidades que «mezclan» conceptos que no pueden ser financiados por el FLA, sino por otras vías.

    Andalucía ha llegado a pedir 1.400 millones más de los previstos por el Gobierno.

    En la portada de El Mundo

  6. #136
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,921

    Predeterminado Hacienda: con ERC no hay dinero

    Montoro condicionará los 6.000 millones que necesita Mas en 2013 a proseguir el ajuste

    El Ministerio de Hacienda prepara un incremento del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) para 2013 con Cataluña como primer beneficiario condicionado a un estricto cumplimiento del déficit. El planteamiento del titular del Departamento, Cristóbal Montoro, hace incompatible la ayuda estatal con un pacto de CiU con Esquerra Republicana que suavice la austeridad.

    Un portavoz del Ministerio declinó comentar ayer con este diario los pactos de gobierno que pueda alcanzar Artur Mas, pero sí hizo un recordatorio: «Estamos esperando que la Generalitat de Cataluña presente, como el resto, garantías de que el presupuesto para 2013 reduce el déficit al 0,7% del PIB». El Parlamento catalán no llegó a aprobar las cuentas para el próximo año por el adelanto electoral.

    El portavoz señaló que «cualquier ayuda del FLA está condicionada al cumplimiento del objetivo de déficit en el año en que se reciba». Por tanto, la Generalitat deberá reducir el déficit desde el 1,5% de 2012 a la mitad en 2013 como condición sine qua non para recibir el fondo de rescate estatal. Las autonomías que se acogen este instrumento de ayuda gozan de menos flexibilidad para controlar sus cuentas que las que logran no recurrir a él.

    Sin embargo, el líder de Esquerra Republicana, Oriol Junqueras, incluyó ayer entre sus condiciones de pacto un giro que rebaje la política de austeridad. «Lo que ha dicho Oriol Junqueras no me parece mal», replicó posteriormente el propio Mas, que aseguró que tiene la misma sensibilidad que Esquerra «sobre la importancia del gasto social». El portavoz económico del PP en el Senado, Mariano Utrera, anunció ayer que entre las enmiendas que presenta el partido en el poder en el Senado figura no sólo la prórroga sino una mayor dotación del FLA en 2013. Estará dotado con 23.000 millones de euros «ampliables», según Utrera. En la segunda mitad de 2012 este instrumento ha dispuesto de 18.000 millones y Cataluña, la comunidad más endeudada, ha encabezado la lista de beneficiarios con 5.444 millones. El conseller de Economía en funciones, Andreu Mas-Colell, ha dado por hecho que solicitará el FLA también en 2013 dadas las condiciones de los mercados, cerradas para su comunidad al estar etiquetada como bono basura. Pero no ha precisado aún la cifra. La Generalitat afronta unos vencimientos en 2013 de 6.000 millones de euros, incluidos 2.500 millones de los llamados bonos patrióticos. La deuda acumulada por la Generalitat supera los 43.000 millones, lo que implicará un pago de intereses sólo en 2013 de 8.800 millones de euros.

    Los medios de comunicación internacionales con influencia en los mercados consideraron negativo para España el resultado en las urnas. «Los partidos separatistas ganan las elecciones», tituló la agencia Reuters. «Mal resultado para España», tituló un comentario editorial la agencia Bloomberg.

    Sin embargo, no tuvo incidencia en la prima de riesgo, que se mantuvo estable pendiente de las negociaciones en el Eurogrupo sobre Grecia. «Para los mercados financieros el resultado en Cataluña no es tan malo ya que la cuestión de la independencia desaparecerá rápido de la mesa y el foco estará puesto una vez más en las medidas de ajuste presupuestario y si España requerirá rescate», declaró a Reuters el economista de Barclays Philippe Gudin.

    Carlos Segovia, en El Mundo

  7. #137
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,921

    Predeterminado

    Las comunidades recortan sólo 811 millones pese a la ayuda financiera del fondo de liquidez

    El endeudamiento español sube a un ritmo próximo a 9.000 millones al mes y llega al 77,4%

    Los cerca de 43.000 millones de euros que el Estado ha prestado este año a las comunidades autónomas a través del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) y del mecanismo habilitado para el pago a proveedores sólo permitieron a los gobiernos autonómicos reducir su endeudamiento en 811 millones de euros en el tercer trimestre del año, según los datos publicados ayer por el Banco de España. Se trata de la primera vez en cuatro años que las autonomías en conjunto logran reducir su deuda, pese a que cinco de ellas (Andalucía, Aragón, Canarias, La Rioja y Murcia) siguieron aumentando su endeudamiento en el tercer trimestre del año.

    La contrapartida de esta buena noticia es que mientras, la deuda del Estado no ha dejado de crecer y en los primeros nueve meses del año tuvo que afrontar nuevos compromisos financieros por valor de 73.221 millones de euros. De esa cantidad, 26.383 millones se destinaron a financiar parte del FLA, el fondo de proveedores, el rescate de 4.500 millones adelantado a Bankia a través del FROB y los préstamos a las administraciones de la Seguridad Social, según los datos recogidos por la contabilidad del Banco de España.

    El conjunto de la Administración española se está endeudando a un ritmo próximo a los 9.000 millones de euros mensuales, ya que hasta septiembre la deuda nueva asumida este año por el país alcanzaba los 80.696 millones de euros.

    El esfuerzo de las autonomías por reducir su endeudamiento no fue equilibrado. La Comunidad de Madrid fue la más disciplinada al recortarlo en 585 millones de euros. Esta cifra equivale al 76% de los 811 millones recortados en conjunto por las 17 comunidades y al 46% de los 1.269 millones que redujeron en conjunto las 12 autonomías que lograron controlar su deuda.

    Mientras, Cataluña fue la siguiente en hacer un esfuerzo mayor al recortar su deuda en 221 millones en el último trimestre. No obstante, esta cantidad se explica en parte por la financiación que está recibiendo del FLA. Hay que tener en cuenta que a través de este mecanismo, la Generalitat ha recibido 5.433 millones de euros para cubrir sus vencimientos a unos intereses mucho más ventajosos de los que hubiera tenido que pagar en el mercado.

    En concreto, el FLA financia a las comunidades rescatadas al coste de emisión del Tesoro más 30 puntos, frente a los 500 puntos de prima que los mercados venían exigiendo a Cataluña por comprar su deuda a dos años en el segundo trimestre del año, poco antes de que la Generalitat se viera forzada a salir de los mercados para ponerse en manos del Ejecutivo central.

    El Gobierno catalán afronta además unos vencimientos de 7.858 millones de euros en 2013, que equivalen al 60% de los vencimientos que tienen el conjunto de las comunidades autónomas el próximo año, según datos de Bloomberg.

    Además, sigue siendo la primera región por volumen de deuda con un total de 45.754 millones de euros (un 23% de deuda sobre PIB), seguida por la Comunidad Valenciana con 25.574 millones (un 25%).

    No obstante, lo que sí ha conseguido Cataluña es abandonar el primer puesto en el ranking de deuda sobre PIB en favor de Castilla-La Mancha, que con un ratio del 25,7% es ya la Comunidad más endeudada en relación a su riqueza, tras recortar sus compromisos financieros en sólo 16 millones en el tercer trimestre del año, pese a la asistencia del FLA.

    Con estos ajustes, las comunidades autónomas cerraron el mes de septiembre con una deuda total de 167.460 millones de euros (15,9% del PIB), mientras que los ayuntamientos lo hicieron con 43.802 millones de euros (4,1%) y el Gobierno central con 695.519 (65,9%). Así, en conjunto, en endeudamiento de España alcanza ya los 817.164 millones (dato que incluye la deuda de 17.195 millones de la Seguridad Social), lo que supone un 15,3% más que hace un año y coloca la deuda sobre PIB en el 77,4%. Se trata de un ratio inferior al de otros países de la Unión Europea, puesto que la media está en el entorno del 85%. Pero es preocupante dado el imparable aumento que ha experimentado este porcentaje desde el inicio de la crisis, pues en 2007 representaba sólo el 36,3% del PIB.

    El Gobierno prevé que la deuda pública acabará este año en el 85,5% del PIB y superará el 90% en 2013, antes de comenzar a bajar. Pero, el FMI estima que ese porcentaje llegará a alcanzar el 100% en próximos ejercicios.

    El fuerte incremento del coste de los intereses de la deuda (que alcanzará los 38.600 millones de euros en 2013) como consecuencia de la alta prima de riesgo (que ayer cerró en 404 puntos) y de las nuevas emisiones que se están celebrando para cubrir el déficit de un Estado que cada vez cuenta con menores ingresos por el crecimiento del paro, juegan en contra del objetivo del Gobierno de controlar la deuda.

    De hecho, el dato de deuda pública anunciado ayer por el Banco de España supone un récord histórico.

    María Vega, en El Mundo

  8. #138
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,921

    Predeterminado Entrevista de Lluís Amiguet (La Contra) en La Vanguardia a

    Juan Rubio-Ramírez, asesor de la Reserva Federal; profesor de la Universidad Duke

    ¿Les hacen caso en la Fed (Reserva Federal de EE.UU.) a los de Terrassa?
    Hacen caso a cualquiera que crean que tiene talento, sea de Terrassa, la India o la China, porque también tengo de colegas a un asesor chino y a otro indio, los dos muy respetados.

    ¿Cuántos son ustedes?
    En la Reserva Federal de Atlanta -una de las 12 que componen la Fed- somos 14 investigadores y la mayoría -ocho- extranjeros.

    El pasaporte no hace al economista.
    Yo despacho cada semana con mi presidente, Dennis Lockhart; una gran diferencia respecto al BCE, donde un no europeo no podría ni entrar.

    El talento sirve venga de donde venga.
    Cuando pedimos una nacionalidad al talento los primeros que perdemos somos nosotros: los europeos deberíamos dejar de autolimitarnos y reclutarlo en todo el mundo.

    Asesore, pues, a uno de sus gobiernos: dígale a Rajoy si debe pedir el rescate.
    Es irremediable pedirlo al menos mientras tengamos que pagar intereses a 10 años a cerca del 6 por ciento. Sencillamente, son impagables. Nos cuestan 40.000 millones al año: todo lo que estamos ahorrando en recortes lo perdemos en pagarlos. Y, además, penalizan a nuestras empresas.

    ¿Por qué Madrid tarda tanto?
    Madrid espera un milagro, pero esa espera no nos sale gratis, porque cada minuto que pasa sin pedirlo aumenta la dureza de los recortes que le impondrán.

    Y Merkel, con elecciones en otoño, será cada vez más exigente.
    Cuando al fin lo pida, a Rajoy le exigirán dar un tajo a pensiones; gasto sanitario -copago elevado- con un enorme coste electoral.

    ¿Cómo sería el milagro?
    De repente comenzarían a ir bien las cosas; creceríamos, cambiaría el "sentimiento" de los mercados y bajaría la prima de riesgo...

    Tralará...
    Madrid, además, juega con la convicción de que España es too big to fail (demasiado grande para caer) y, si en vez de milagro llega el tortazo, sabe que, por pura supervivencia, el BCE intervendría en su ayuda.

    EE.UU. a la keynesiana se apaña mejor que nosotros con austeridad germánica.
    Es una falsa impresión. En realidad, los dos bancos centrales han reaccionado igual.

    ¿No han fabricado ustedes en la Fed más billetes que el BCE en Frankfurt?
    Si analiza los datos, verá que los activos del BCE y la Fed han evolucionado de forma muy semejante. Así que no ha habido esa diferencia entre el Obama progre y la Merkel tacañona con el austero BCE.

    ¡Pero EE.UU. no ha sufrido recortes!
    ¡Pues claro que los ha habido! Si analiza la evolución del empleo público en EE.UU. verá que se ha reducido enormemente.

    Tal vez el BCE ha disimulado más.
    EE.UU. puede permitirse endeudarse más y mejor porque el mercado le da más crédito que al euro. Pero sin el BCE, el sistema bancario español se hubiera hundido.

    Y alguno más también.
    El alemán tiene esqueletos en la bañera, por eso ha evitado que su banca regional, pillada en Grecia, sea supervisada por el BCE. Ya impidieron que Irlanda cerrara sus bancos quebrados simplemente sin devolver sus deudas -a los alemanes- y Trichet obligó al contribuyente irlandés a sanearlos.

    Pues como aquí a nosotros.
    Pero los alemanes siguen convencidos -y yo les he pedido sin éxito que lo demuestren- de que ellos pagan los platos rotos de la UE. Ya no queda nada de su clásica solidaridad.

    Hoy en día la confunden con estupidez.
    También en Catalunya, que, efectivamente, sufre un déficit fiscal de entre el 5 y el 8 por ciento -similar al de Madrid y menor al de Baleares- respecto a España, pero no por ser Catalunya, sino por ser más rica. Del mismo modo que las comarcas ricas catalanas ceden recursos a las pobres.

    Sin límite, la solidaridad es estupidez.
    Y un sistema que transfiere tal cantidad de recursos es que es defectuoso. Pero el verdadero problema catalán es que, aun descontando ese déficit, no hemos sabido convertir nuestro autogobierno en ventaja de eficiencia y buena gestión respecto a España.

    ¿En qué sentido?
    El debate identitario visceral oculta el crucial: por qué la Administración catalana no ha logrado hacerlo mejor que las demás y, en cambio, ha reproducido en menor escala tantos vicios e ineficiencias de "Madrid".

    La buena gestión sería su bandera.
    Si lo hubiéramos hecho mejor que otros gobiernos, el argumentario soberanista ganaría legitimidad sin necesidad de marketing.

    ¿Hasta dónde?
    No soy independentista, pero aceptaría la independencia si tuviera el refrendo -no lo tiene- de la incuestionable mayoría de los catalanes. Pero hay cuestiones más perentorias.

    Por ejemplo.
    Pese a los recortes, el gasto público por habitante aún es un 40 por ciento mayor aquí que en Madrid o Baleares. O aceptamos recortes o subimos impuestos. Eso sí que es el gran debate: quién los va a pagar o quién va a recibir menos servicios.

    Un objetivo de todos
    Lamenta Rubio que en este país el instinto tribal ha hurtado al raciocinio político el debate de lo esencial: cómo mejorar nuestra calidad de vida, y lo ha sustituido por el de bajo qué bandera, cuando las naciones sólo son medios para lograr el fin de una vida mejor para todos. Convenimos en que el único programa de futuro en el que coincidirían todas las inteligencias sería mejorar la calidad de la gestión pública en el día a día hasta que nuestro gobierno lograra marcar una diferencia apreciable –hoy no lo es– respecto a otros al reducir paro y corrupción y aumentar y repartir mejor la prosperidad. Para lograrlo, la víscera y el narcisismo deberían subordinarse a los datos.

  9. #139
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,921

    Predeterminado El Bundesbank no afloja la presión sobre Rajoy

    Weidmann: «Si se elimina el riesgo de insolvencia, no mantendrá en orden las cuentas»

    La del presidente del Banco Central Alemán (Bundesbank), Jens Weidmann, es una historia de resistencia. Desde que accediera al puesto en mayo de 2012 no ha tenido tiempo para respirar tranquilo, en parte debido a las tensiones con el BCE a raíz de dos modos diametralmente opuestos de enfrentarse a una crisis de deuda cuya amenaza continúa lejos de desvanecerse.

    En una entrevista con el diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung, el presidente del Bundesbank más joven de todos los tiempos, de 44 años de edad, apuesta por que las aguas vuelvan a su cauce y que BCE y Bundesbank acerquen posiciones tras meses de desencuentros, pero se mantiene firme en la posición de su organismo ante la compra de bonos.

    La chispa saltó cuando el presidente de la máxima autoridad bancaria de la UE, Mario Draghi, apostó en septiembre por intervenir en la compra de bonos cuando los países lo solicitasen formalmente, en un intento por contener los altos tipos de interés que tanto España como Italia se veían obligados a pagar cada vez que acudían a una subasta de bonos.

    El Bundesbank se opuso frontalmente con el argumento de que supondría poner en marcha la impresora de euros, algo que choca con el objetivo por excelencia del organismo alemán: controlar la inflación. Un repunte de los precios en el país dañaría su competitividad exterior, algo muy doloroso para una economía basada en las exportaciones.

    «El debate sobre la compra de bonos ensombrece el hecho de que estoy de acuerdo con Mario Draghi en muchas cuestiones. Sin embargo, en este tema entra en riesgo la estabilidad política y se pueden desdibujar los límites entre la política monetaria y fiscal. El Eurosistema no debe hacer comunes los riesgos soberanos de solvencia», advirtió firme sobre sus desavenencias con el BCE.

    Pero ambos organismos saben que la amenaza ahora no es la inflación, máxime cuando el IPC alemán se situó en 2012 el 2%, tres décimas menos que en 2011, según cifras provisionales difundidas ayer por la Oficina Federal de Estadística (Destatis). La misma fuente dejó ayer constancia de la buena marcha de la locomotora alemana, que en 2012 volvió a batir su propio récord de empleo al alcanzar una cifra de ocupados de 41,53 millones, reduciendo la tasa de paro del país hasta el 5,3%.

    Weidmann siempre ha sido de la opinión de que si se blinda a España de la insolvencia no cumplirá con las reformas exigidas por Bruselas. «Estoy convencido de que España va a pagar su deuda y será capaz de reformar su economía» advirtió, si bien «si eliminamos la posibilidad de una insolvencia, eso eliminaría los incentivos para mantener las reformas fiscales en orden». Y subrayó que «está en el seno del Tratado de Maastricht que los países de la zona euro son responsables de su propia política fiscal y están sujetos a la disciplina del mercado».

    Ahora, el peligro está en el riesgo de que la crisis se perpetúe. «La fatiga es la principal amenaza. Es decir, cuando los gobiernos se desentienden y esperan que el BCE acuda a apagar el fuego», advirtió el economista. Y añadió: «En el corto plazo, el riesgo de inflación tenderá a bajar. Esto es gracias a la recesión en los países periféricos de la UE y la caída del precio del petróleo».

    ¿Ha pasado lo peor de la crisis? «Las turbulencias parecen haberse calmado un poco y las reformas empiezan a dar sus frutos. Sin embargo, la raíz del problema está lejos de ser totalmente erradicada», dijo al rotativo alemán. Según Weidmann, la pregunta de si el euro sobrevivirá a la crisis está fuera de lugar. «Ahora es una cuestión de mejorar el marco normativo y la voluntad de cumplir los acuerdos», subrayó.

    PABLO L. BARBERO, corresponsal en BERLÍN de El Mundo

  10. #140
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,921

    Predeterminado «Pero no es suficiente»

    Mariano Rajoy encontró una fórmula ingeniosa para hablar de los brotes verdes sin mencionarlos. Es más, los denigró en el hemiciclo: «Nada de 'brotes verdes', ni 'nubes pasajeras', ni 'anticipos primaverales'. La realidad económica y social de nuestro país es terriblemente dura». Con esto, el presidente se blindó e intentó inmunizar a los miembros de su partido para que no se prodigaran en bobadas que cabrean a la gente.

    El recurso retórico del «pero no es suficiente» le permitió sacar pecho con la mejora de la balanza de pagos por cuenta corriente, con la reforma del sector financiero o con el déficit público, del que anunció que estará por debajo del 7% del PIB tras un ajuste de más de 21.000 millones. Esta cifra provocará consideraciones polémicas cuando se divulguen los detalles. Pero, en términos generales, el presidente del Gobierno demostró que conoce perfectamente la situación económica y los datos que la describen.

    En este Debate Rajoy cambió de cifra-fetiche, tal como lo hizo la semana pasada Cristóbal Montoro: ésta ya no es el déficit fiscal, sino la balanza por cuenta corriente, cuya tendencia al reequilibrio el presidente la calificó como «el gran cambio económico de los últimos meses» y «el indicador más representativo de nuestra economía».
    La balanza de pagos por cuenta corriente es el resumen de todas las compraventas de bienes y servicios de un país con el exterior más las transferencias corrientes. Si es negativa, significa que el país necesita pedir dinero fuera para funcionar, pero si es positiva supone que España se basta por sí misma y puede prestar a los demás.
    El desequilibrio de la balanza en años recientes fue espectacular. España fue el segundo país del mundo con el mayor déficit por cuenta corriente, sólo por detrás de EEUU. Pero como es un dato difícil de explicar -a diferencia de la inflación o de los tipos de interés-, nadie pone en su portada este déficit.

    Lo que no hizo Rajoy fue desglosar la balanza, porque entonces habría tenido que admitir que ésta se va equilibrando gracias a las proezas de ahorro de familias y empresas, pero no a la moderación del gasto público. Hoy, el principal contribuyente a ese desequilibrio es el Estado.

    Y esto nos lleva a valorar que si bien Rajoy estuvo acertado en el diagnóstico, ha perdido casi todo el ímpetu reformista que reflejaba su programa y que ya era moderado. El presidente ha descrito dos grandes reformas para los meses que quedan: la energética y la de las Administraciones Públicas, que hay que hermanar con la reforma de la Administración Local. El plan de estímulo a los emprendedores, donde se vuelve a prometer que autónomos y pymes no pagarán el IVA de las facturas no cobradas, no es más que un conjunto aseado de medidas con buenas intenciones, pero no se puede calificar de auténtica reforma.

    Si el presidente verdaderamente quiere «darle la vuelta a esta situación», tendría que haber exhibido ayer una voluntad férrea de reformar las pensiones para garantizar su sostenibilidad y dejar de hacerse trampas al solitario. O haber anunciado un plan detallado de privatizaciones de empresas públicas. O la apertura a la competencia de vastos sectores económicos, empezando por los servicios profesionales, donde se alojan gran cantidad de intereses creados. O haber anunciado una reforma auténtica de la Sanidad, cuya provisión pública no tiene por qué ser la única salida, cómo han demostrado los países nórdicos.

    Y este catálogo a vuelapluma se limita al campo económico, porque en términos de calidad democrática -que también tiene costes económicos- habría una larga lista de otras reformas pendientes. Desgraciadamente, la pérdida de impulso en este ámbito sigue trasladando a los españoles la idea de que el Gobierno sólo hace recortes y no reformas.

    john.muller@elmundo.es

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  


Archivo  •  España  •  Hispanoamérica  •  Stop Yihad  •  Foros  •  Los blogs  •  Constitución Europea  •  El reloj de la malaria  •  Fórrum
Site Meter RSS  •  OPML  •  XHTML 1.1  •  CSS  •  508

© 2004-2012 liberalismo.org