Sabías que los estafadores ofrecen como gancho, una enorme rentabilidad anual, cuando ni siquiera tienen una oficina real, tampoco tienen registro tributario ni razón social legalizada en las instituciones gubernamentales correspondientes y como único dato en su página web ponen algún teléfono celular y listo. Por eso cuando revises sus paginas debes ser muy minucioso y asegurarte que tanta credibilidad tiene. Elige a un buen operador.