Página 5 de 11 PrimerPrimer ... 34567 ... ÚltimoÚltimo
Resultados 41 al 50 de 109
  1. #41
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,918

    Predeterminado Otra prueba de inutilidad económica

    Es patético que Cuba tenga que importar azúcar.

  2. #42
    Fecha de Ingreso
    19 feb, 09
    Mensajes
    131

    Predeterminado Las élites del poder tienen sus propios intereses

    Si no vemos lógica la actuación del "poder", es que no siguen la lógica que el pueblo presupone por su discurso pol¡pulista.
    Descartado ese engaño ¿Cual es la lógica que en realidad les orienta?

  3. #43
    Fecha de Ingreso
    12 nov, 09
    Mensajes
    332

    Predeterminado

    La zafra que viene II
    Fabián D. Arcos

    LA HABANA, Cuba, 3 de diciembre, 2007 (www.cubanet.org) - En la actualidad los precios promedios del azúcar en el mercado internacional oscilan entre 10 y 13 centavos de dólar estadounidense por libra del dulce. Y según cálculos e informes realizados sobre la producción de azúcar en Cuba el costo de producción por libra está entre 6 y 6.5 centavos. Una ganancia bruta cerca del 100 %.

    Pero si ese análisis no fuera suficiente para entender desde el punto de vista económico la necesidad de revitalizar la que una vez fue la primera industria cubana, entonces veamos qué otras ventajas se añadirían a ese incremento.

    En primer lugar, en el orden alimentario, la caña de azúcar y su producción final desempeñan un importante papel. En la actualidad, la ganadería moderna se alimenta con cereales y granos, cuyos precios se van incrementando. La caña y sus subproductos pueden desempeñar un papel preponderante en la sustitución de esas fuentes de alimentación animal.

    La generación de electricidad es otra de las grandes ventajas de la producción azucarera. Se calcula que un central consume sólo el 30 % de la energía eléctrica que pueden producir sus generadores en medio de la producción fabril, aportando un alto volumen de energía a la red nacional. Ello conservaría mucho mejor la tecnología de producción eléctrica, y se ahorraría una cantidad grande de combustible fósil necesario para su generación.

    Pero el factor que más incide en las inversiones que en distintos lugares del orbe se hacen para la industria azucarera, es la posibilidad real de que pueda ser utilizada como fuente de materia prima para la producción de biocombustibles, en momentos que precios del petróleo se dispara cada día.

    En los últimos tres años la producción y comercio del etanol se ha incrementado. Si en 2005 el volumen alcanzado fue de 33,500 millones de litros, en 2006 ya se había elevado a 39,400 millones, con un incremento del 17,6 %. Y se ha pronosticado que este año puede ascender a 47,000 millones de litros, un 20 % más que el precedente. En la actualidad los países mayores productores son Estados Unidos y Brasil.

    El consumo mundial se aproxima a la producción: en 2005 se consumieron 31,800 millones de litros, y en 2006 se alcanzó 38,000 millones, para un incremento del 21 %. Para este año los cálculos prevén otro sustancial incremento, con un monto de 46,700 millones. Y también los mayores consumos se registran en Estados Unidos y Brasil. En el nivel de las importaciones sólo Estados Unidos, la Unión Europea y Japón adquieren el 75 %, siendo Brasil el principal suministrador, enviando sólo a Estados Unidos 1,600 millones en el 2006.

    En la actualidad el etanol se puede producir a partir del maíz (Estados Unidos), mieles (Australia y la India), caña de azúcar (Brasil y Tailandia) y remolacha y trigo (Unión Europea). El producido a partir del maíz en Estados Unidos cuesta 0.32 de dólar por litro, mientras que en Brasil, con la caña de azúcar el precio llega a 0.17, siendo los costos más elevados los de la Unión Europea, a base de remolacha y trigo con 0.72 y 0.69 respectivamente.

    Estados Unidos, tan celoso de su seguridad energética, protege su producción de etanol subsidiándola en 0.18 dólar por litro y grava las importaciones del mismo en 0.14 por litro. Así y todo, la presencia del etanol brasileño en el mercado norteamericano es significativa.

    El coloso suramericano en la actualidad dedica el 50 % de su producción de azúcar a obtener etanol y para 2011 prevé elevar esa participación al 57 %. Para ello incrementarán el área dedicada a la caña en 2,5 millones de hectáreas y sólo en inversiones extranjeras para ese desarrollo ya tienen más de 1,000 millones de dólares.

    El gran científico cubano Álvaro Reynoso demostró las excepcionales condiciones que tenía Cuba para sembrar caña de azúcar y cómo lograr altos rendimientos. La economía cubana alcanzaría un elevado nivel de ingresos si dedicara parte importante de sus tierras ociosas a un cultivo inteligente de la caña. Si el proceso de descapitalización de la industria azucarera ha sido la principal causa de su declive actual, con la perspectiva de producir etanol a precios tan competitivos harían fluir cifras millonarias en inversiones foráneas.

    Todo ello sin contar con el efecto benefactor para el medio ambiente, y que la producción de biocombustibles ayudaría sustancialmente a mejorar los precios de la industria azucarera, al ahorrarse importantes cantidades de combustibles fósiles que se consumen en el transporte y la maquinaria de la zafra al mezclarse con los biocombustibles.

    En fin, si se quiere salvar la industria azucarera cubana, hay que virarse definitivamente a la producción del etanol. Y ello sin comprometer la producción de azúcar para el consumo humano.

  4. #44
    Fecha de Ingreso
    07 mar, 10
    Mensajes
    7

    Predeterminado

    Me imagino que para producir azúcar y etanol, Cuba necesitara inversiones privadas, ya que el gobierno cubano al parecer ha sido incapaz de realizarlas.

    Cuba importa actualmente millones de barriles de petróleo (principalmente donaciones venezolanas), pero la producción de etanol podría reducir drásticamente su dependencia y proveer empleos a sus cientos de miles de desempleados (sipe. Desempleados. Aunque la propaganda cubana se jacta de tener casi un 100% de empleo, la realidad es que por lo menos la mitad de su fuerza laboral está sub-empleada y viviendo a base de cupos gubernamentales).

    Aunque el precio del azúcar sufre grandes oscilaciones, la industria azucarera podría proveer a Cuba de muchos bienes para su mercado interno, incluyendo el combustible y la energía, para no hablar de licores.

    Cuba en tiempos del dictador Fulgencio Batista era la tercera economía latinoamericana más grande de la región, solo superada por México y Venezuela. Es triste ver hoy a Cuba debatiéndose en la miseria ( con un nivel de vida superior apenas al de Haití ) viviendo de justificaciones de que ello es debido al "embargo norteamericano"; cuando todos ya saben que dicho embargo no se aplica al resto de los países del mundo. Por qué no comercian con ellos, entonces..??..

  5. #45
    Fecha de Ingreso
    12 nov, 09
    Mensajes
    332

    Predeterminado

    CUBA: CRISIS DE ENERGIA ELECTRICA

    MANUEL CEREIJO
    INGMCA

    Cuba esta en el medio de la peor crisis electroenergetica de su historia. Cuba cuenta con 10 plantas electricas con una capacidad instalada de 3,500 Megavatios. Estas plantas tienen 46 unidades de generacion. Sin embargo, debido a varias causas, que explicaremos mas adelante, la capacidad real de generacion es de 1,200 Megavatios. Todas estas plantas utilizan petroleo como combustible.

    La demanda de energia electrica en Cuba, en 1989 era de 2,500 Megavatios. A finales del 2005, la demanda habia bajado a 950 Megavatios debido al gran numero de industrias paralizadas, asi como a una baja en el consumo agricola y domestico.

    Porque el sistema electroenergetico no funcionan a cabalidad en Cuba? Hay varias causas. Antes que nada, de las 10 plantas de generacion, cinco de ellas datan de antes de 1959, con un tiempo de servicio promedio de 65 años. El tiempo promedio de servicio de una planta electrica, con un mantenimiento adecuado es de 40 años.

    Sin embargo, el factor principal es la rotura de las plantas es debido al uso indebido de Petroleo Cubano como combustible. La Isla produce actualmente alrededor de 1.5 millones de toneladas de petroleo al año. El petroleo cubano contiene un alto nivel de azufre, entre un 10% y un 13%. Este alto nivel de azufre, hace que no se deba usar como combustible de generacion electrica, debido a que las altas temperatures de las calderas de combustion, convierten este azufre en acido sulfurico, el cual corroe las calderas, haciendolas inservibles, asi como destruye otras componentes del sistema de generacion, como cilindros, turbinas, etc.

    El otro factor que afecta el sistema energetico de Cuba es el pobre sistema de transmision y distribucion electrica. Desde los años1970s no se han instalados nuevos sistemas, y el mantenimiento ha sido poco adecuado. Esto produce actualmente una perdida de entre 15% y 20% de la energia generada.

    Existen cuatro refinerías de petróleo en Cuba, localizadas en Cabaiguán, Cienfuegos, La Habana, y Santiago de Cuba, con una capacidad nominal de refinacion de 11 millones de toneladas de crudo por año, aunque la capacidad real, debido a roturas y falta de piezas, es de unos siete millones de toneladas al año.

    Existe un oleoducto de Matanzas a Cienfuegos, de 187 Kms. de largo, y diámetro de 530 milímetros. Este oleoducto está conectado a la refinería de Cienfuegos, que es la más moderna de Cuba. Varios paises han rehusado operar esta refineria por lo costoso de su operacion, dada la anticuada tecnologia sovietica de esta planta.

    El otro combustible usado para generar electricidad es el gas natural. El mas limpio y eficiente de todos. Pero un pais tiene que tener gas natural, o importarlo.Cuba no tiene gas natural. Al ser Cuba una Isla, tendria que importarlo por mar. Esto involucra un proceso tecnologico muy costoso, y ademas, las plantas de generacion actuales en Cuba tendrian que modificarse para pasar de petroleo a gas natural.

    Los aproximadamente 100,000 barriles de petroleos diarios que Venezuela envia a Cuba, a un costo infimo, representan un 70% del petroleo actualmente consumido por Cuba al año para todos sus usos. Esta cantidad es suficiente para satisfacer la necesidad de la industra electrica a su capacidad actual de generacion.

    La solucion que esta tomando el gobierno cubano es la de instalar plantas portatiles de generacion, de 2Megavatios, usando Diesel. Esta solucion es descabellada, y muy costosa, ya que estas plantas no estan construidaa para operar en forma continua, tendrian que ser instaladas mas de dos mil, y los sistemas de transmision tendran las mismas perdidas actuales. Esto no es una solucion en absolute, y lo que traera es aun mas problemas energeticos.

    Cuba ha comprado a Corea del Sur 244 unidades Diesel portatiles, por un total combinado de 570 Megavatios, a un costo de $330 millones Posiblemente algun alto oficial cubano ha convencido a Castro de que esta es la solucion, y en esta operacion de compra/venta ha habido una jugosa comision de dolares para este oficial u oficiales.

    La solucion optima es la renovacion total del sistema-generacion, transmision, y distribucion- a un costo de $1,800 millones de dolares.

    Al pueblo de Cuba le espera en los proximos meses, debido a la irresponsabilidad del gobierno, una crisis economica muy grave, ya que la electricidad es la infraestructura mas necesaria para un pais, y la solucion presente no resolvera este problema.

  6. #46
    Fecha de Ingreso
    12 nov, 09
    Mensajes
    332

    Predeterminado

    Esquizofrenia económica

    Por Jorge A. Sanguinetty
    Cuba Libbre Digital

    Las medidas que acaban de anunciarse en Cuba sobre la centralización de las actividades de comercio internacional sugieren que, a pesar de las declaraciones oficiales para aumentar la eficiencia productiva, el gobierno no parece dar pié con bola en encontrar soluciones a los graves problemas económicos que enfrenta. Ya hubo una gran centralización del comercio exterior en los años sesenta, cuando algunos creyeron que Fidel Castro hablaba en serio del desarrollo económico del país y de la planificación central como su principal instrumento. Ahora con la re-centralización de las actividades de comercio exterior parece que el gobierno cubano no se contenta con la inamovilidad de la economía nacional, sino que quiere hacerla retroceder en el calendario. Esta forma de conducta de la oligarquía cubana puede calificarse como esquizofrénica, o sea, los dirigentes están dando muestras de alejarse de la realidad económica, política y social del país.

    La planificación central de por sí implica grandes deficiencias, pero en el caso cubano habría que sumar las deficiencias adicionales de una planificación que nadie tomó en serio en 1961, comenzando por el comandante en jefe. En esa década, bajo la jefatura de Regino Boti primero y de Osvaldo Dorticós después, cualquier alto funcionario de la Junta Central de Planificación se había percatado de que Fidel Castro representaba un impedimento insoluble a la eficiencia del sistema. Esto fue resultado en primer lugar de que su verdadero interés no era desarrollar la economía cubana, sino saquearla con fines de engrandecimiento personal y en segundo lugar, de sus continuas e inesperadas intervenciones en el proceso de asignación de recursos, ya en sí mismos mal planificados y con una base estadística e informativa muy deficiente. La centralización fue parte intrínseca de ese sistema, lo cual sirvió no para aminorar las ineficiencias, sino todo lo contrario, para amplificarlas y extenderlas al resto de la economía nacional.

    El fenómeno de la centralización administrativa se pone de manifiesto cuando los agentes decisorios concentran mucho poder administrativo y/o político, mientras adoptan al mismo tiempo un estilo autoritario de gestión administrativa. O sea, le dan a sus subordinados pocos grados de libertad o poca autonomía para actuar y encima tienen pocos incentivos para hacerlo bien, con eficiencia, donde quiera que operen. Como resultado los sistemas administrativos y productivos no funcionan bien, pero los jefes no ven la causa en la forma en que están organizados sino que acaban culpando a los subordinados o a otras supuestas causas externas.

    Yo debo suponer que los gobernantes actuales no comprenden que la centralización equivale a monopolizar las actividades económicas del país, lo cual elimina los mecanismos de redundancia o apoyo que sirven para contrarrestar los fallos fortuitos que todo sistema económico, biológico o de ingeniería sufre tarde o temprano. En una economía descentralizada, cuando una empresa falla, siempre se puede depender de otras para producir o suministrar lo que la sociedad necesita regularmente. ¿Por qué, entonces, los gobernantes cubanos ignoran estos principios elementales de gestión de empresas y de gobierno? ¿No existe una memoria de los problemas económicos de los años sesenta? ¿Todavía no saben por qué se desplomó la Unión Soviética y todo el bloque socialista de Europa Central y Oriental?

    Es posible que estas preguntas ni siquiera sean las pertinentes. La verdadera causa de esta esquizofrenia es que los miembros de la cúpula gobernante tienen un gran temor a perder el control administrativo del país, lo cual los llevaría a perder el control político con todas las prebendas que disfrutan. Para la cúpula, la eficiencia económica es deseable, pero la quieren barata. No están dispuestos a pagar un alto precio político por la misma, pero la realidad es que no tienen el talento para lograr eficiencia y mantener el control. Al fin y al cabo, todos ascendieron al poder no por méritos administrativos ni por su capacidad de crear riqueza y bienestar. Llegaron al poder mintiendo, matando y traicionando, confirmando el viejo refrán de que "el ladrón cree que todos son de su condición". Tampoco permitieron que mujeres y hombres capaces, de los que se necesitan para desarrollar una sociedad, formaran parte de sus círculos dirigentes. Siendo una "gavilla de pelafustanes", como los calificó mi amigo el escritor Vicente Echerri recientemente, desconfían de todos los cubanos y no son capaces de reorganizar la economía nacional inteligentemente, mucho menos basándose en los talentos de sus conciudadanos.

    Todo esto sugiere que los cambios prometidos probablemente se queden como sueños de una noche de verano, mientras que los cubanos, sobre todo las generaciones más jóvenes, irán acumulando su desencanto y posiblemente su voluntad de mostrar ese desencanto de una manera inequívoca. Es extraordinario como los revolucionarios de ayer se han convertido en los reaccionarios de hoy. Lo que hace pensar que la mayoría, acaso todos, ni siquiera eran los revolucionarios que decían ser, si no puros pandilleros o piratas que se aprovecharon de una nación incauta y débil para dominarla y explotarla. No cabe duda que este régimen inaudito ha triunfado por unos cincuenta años, pero sería un grave error de los dirigentes creer que porque predominaron hasta ahora, predominarán para siempre. Por mucha que sea la inmovilidad del régimen, las sociedades evolucionan, aunque sea por puras causas biológicas y las contradicciones de un régimen contra natura acaban chocando con las bases morales de los ciudadanos y las consecuencias de ese choque siempre son impredecibles.

  7. #47
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,918

    Predeterminado Traición a los principios socialcomunistas

    Castro legaliza la venta de la tierra con fines turísticos

    La venta de tierras a perpetuidad es la reforma más radical ejecutada, hasta el momento, por el Gobierno de Raúl Castro en los últimos cuatro años. Pero la mayoría de los cubanos desconoce la existencia de esa medida. Su legalización se realizó a través de un decretazo presidencial del pasado 19 del julio que ha modificado los artículos 221 y 222 de la Ley 59 de 16 de julio de 1987 del Código Civil y que ha sido publicado recientemente sólo en la Gaceta Oficial de la República para su puesta en vigor.

    Los dos artículos reformados avalan que «el derecho de superficie puede concederse por un término de hasta 99 años» -anteriormente limitado a 50 años- y que «el Estado puede entregar también en derecho perpetuo de superficie terrenos de propiedad estatal mediante el pago del precio correspondiente, a empresas o sociedades mercantiles nacionales, para la construcción de viviendas o apartamentos dedicados al turismo».

    El otorgamiento del derecho del uso de terrenos estatales de 50 a 99 años es una concesión del Ejecutivo cubano para satisfacer la demanda de inversionistas en el proyecto de construcción de 16 campos de golf a lo largo de la isla con capitales de Reino Unido, Canadá, España y Vietnam. Este tema no ha sido difundido por la prensa local, pero ha despertado polémica entre cubanos que han conocido ese proyecto a través de medios de prensa extranjeros.

    Virando al revés

    El oficialismo isleño tiene veterana experiencia en no usar palabras que engorden la irritación pública. Por lo que las reformas económicas son llamadas «actualización del sistema». Y una de ellas es la apuesta por ganar dinero en el sector inmobiliario. Pero construir casas y apartamentos para vender a extranjeros en un país de 11,2 millones de habitantes que padece el grave déficit de 600.000 viviendas es como caminar descalzo sobre cristales rotos y pretender no herirse.

    «Están virando el país al revés, pero nadie lo dice», dijo a este diario el excarcelado economista disidente Oscar Espinosa Chepe del grupo de los 75 opositores condenados en marzo en 2003. Y uno de los giros políticos es el reto de La Habana por alcanzar la distensión con Washington y tender puente de reconciliación con la comunidad cubano americana. Una tarea prevista en la agenda de mediación de la iglesia católica cubana.

    «La Florida pudiera ser el Taiwan de Cuba», alegó Espinosa Chepe.

    Á. TOMÁS GONZÁLEZ en El Mundo de 28.08.10

  8. #48
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,918

    Predeterminado Los principios formales socialistas humillados a bajo costo

    Cuba manda a la burocracia estatal al paro

    Indemnizará a partir de 2011 con un mes de sueldo a 600.000 funcionarios

    El Gobierno de Raúl Castro está ejecutando, como había anunciado desde 2008, una drástica reducción del aparato estatal que se ha traducido en el despido de 600.000 trabajadores, en un primer corte, que irán al paro con la indemnización de un mes de sueldo. El gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC), para atenuar la crisis del mayor desempleo ocurrido en la isla en el último medio siglo, ha aprobado restablecer, a partir de 2011, la iniciativa privada en la economía de la isla.

    Operación Retorno podría llamarse esta compleja transición económica. Su meta es desmontar el importado modelo del socialismo estalinista de propiedad monopólica estatal y retomar, como trampolín, el programa inicial de la revolución isleña que aceptaba la convivencia de negocios estatales y privados.

    Los medios de comunicación oficiales no abordan los temas del desempleo y el proyecto de reformas. Pero existe un documento oficial, con logotipos del gobernante Partido Comunista de Cuba (PCC) y de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), que está circulando, en estos momentos, entre la dirigencia política y ejecutivos empresariales. En él se define el otorgamiento de 250.000 licencias para gestar pequeñas empresas, con posibilidad de contratar fuerza de trabajo, en sectores de servicios como gastronomía, transporte, construcción, comercio, distribución agrícola, talleres de reparación, actividades artísticas, alquiler de viviendas, entre otros.

    Según la información obtenida por EL MUNDO sobre el citado documento, el Gobierno cubano concederá créditos bancarios para la apertura de estas pymes que pagarán impuestos sobre las ganancias obtenidas. También se permitirá la gestión privada de contables encargados de llevar cuentas y pagos al fisco de estas pymes. Operarán sus negocios con el peso cubano, por la decisión del Gobierno de fortalecer la moneda nacional con el propósito de extinguir en el futuro la dualidad monetaria con el peso convertible, conocido con las siglas CUC.

    También se dará la posibilidad a los negociantes privados recibir inversión de capital de familiares radicados en el extranjero. Ello, según conocedores del tema, ya está ocurriendo entre los cubanos que explotan tierras entregadas por usufructo por el Gobierno con el interés de aumentar la producción agrícola.

    En la capital se está ejecutando el proyecto de reformar como cooperativas las empresas que eran regidas por el Estado. Uno de los muchos interrogantes por despejar en este radical cambio, con la información obtenida hasta el momento, es si las autoridades permitirán a las pymes ejecutar necesarias importaciones para sus negocios o si el Estado mantendrá centralizada esa gestión.

    El objetivo de recomponer la iniciativa privada, además de interés económico, tiene como meta restablecer el tejido de una clase media. Una realidad imprescindible de construir ante la posibilidad, a medio plazo, de aproximación y convivencia con Estados Unidos. El sostén de la soberanía nacional es la meta primaria del proceso isleño. Y ello no se puede lograr con una realidad, como ocurre en la actualidad, donde el 75% de la fuerza laboral del país trabaja como empleados mal pagados del Estado. Por lo que la intención del Gobierno de Raúl Castro, al parecer, es que sea la revolución quien ofrezca a los cubanos la posibilidad de mejorar su calidad de vida y no el futuro desembarco de turistas y empresarios estadounidenses.

    La circulación del documento oficial restableciendo la gestión privada coincide con el momento en que Fidel Castro declara a una revista de EEUU que «el modelo cubano ya no funciona ni para nosotros», una afirmación que ningún medio cubano recogió ayer, pero que la población empezaba a conocer por el boca a boca. Y como en política cubana no existe la casualidad, ello confirma que Castro y su hermano Raúl están trabajando juntos para desmontar el socialismo de exclusiva propiedad estatal. Raúl arma el consenso interno a favor de un radical viraje del modelo económico y Fidel manda el mensaje a Washington.

    En el nuevo formato social de la isla, la burocracia se ha pasado a las filas del descontento social, ante la severa reducción de entidades y ministerios estatales. La cifra de desempleados prevista asciende a más de un millón de personas en los próximos tres años. El socialismo de oficina y aire acondicionado está en vía de extinción.

    Y como la Iglesia católica es compañera de viaje del PCC también en el giro a favor de restablecer la iniciativa privada, el cardenal Jaime Ortega en la homilía leída, el día 8, en la iglesia habanera de la Virgen Caridad del Cobre pidió «que los cambios buenos lleguen» y que los cubanos puedan «aceptar los aspectos difíciles que puedan traer consigo».

    Ortega sabe que los desempleados que van al paro con un mes de salario tendrán que inventarse un milagro para sobrevivir hasta que concedan las 250.000 licencias para vivir de la iniciativa privada.

    Por Ángel Tomás Gómez para El Mundo

  9. #49
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,918

    Predeterminado Venturas y desventuras de uno de los incontables negocios ilegales que Raúl Castro pl

    Miles de cubanos ofertan hoy, sin pagar impuestos pero honradamente, lo que el Estado no ofrece | Aunque hay cierta tolerancia, los negocios ilegales son presa de abusos y arbitrariedades

    Una docena de ciudadanos pedalean y flexionan los brazos a ritmo de reguetón en sendas bicicletas estáticas alineadas en cuatro filas ante un gran espejo. La mitad son cubanos, los otros extranjeros. Mayoría de mujeres. Cada tanto, alguno vocifera para ayudarse en la voluntaria tortura. Más audibles que sus quejidos, los gritos del monitor compiten en decibelios con la música del equipo que él mismo maneja mientras da las instrucciones: "Despégate del sillín. Tres, dos, uno. ¡Vamos, vamos. Aguanta!".

    Asistimos a una sesión de spinning, ejercicio de moda en España y medio mundo. Pero no a una sesión cualquiera ni en un lugar como los demás. El gimnasio ocupa el bajo de una casa en un barrio residencial de La Habana. No tiene nombre ni cartel anunciador. Más bien es innombrable. Un negocio ilegal; tolerado en cierto modo, pero sujeto a los riesgos y arbitrariedades que acechan a toda actividad que se desarrolle sin licencia y cuño oficial. Como tantas en Cuba, aunque sean tan honradas y dignas de reconocimiento como esta.

    Cada cliente del spinning paga dos pesos convertibles por sesión (1,8 euros), precio muy asequible para los residentes extranjeros pero que sólo unos pocos cubanos pueden permitirse. Los beneficios de la empresa resultan ajustados. No es que el gasto en electricidad para el aire acondicionado y la música a todo trapo sea exagerado. Ni que la paga de los monitores, que van a comisión, se haga onerosa. Lo caro aquí es la renta que se paga al propietario del local, quien cobra lo que le da la gana –en este caso el equivalente a unos cuantos cientos de euros al mes– para compensar riesgos. Si lo pillan y lo pillan con ganas, sin proponer ni aceptar sobornos, se expone a perder la vivienda, según nos recuerda uno de los entrenadores.

    Otro gasto considerable es el mantenimiento de las bicicletas estáticas, que para empezar hubo que traer una por una y comprar donde se pudo: Miami, Panamá, México... Así que cada máquina es de su padre y de su madre; con sillines, manillares y cuadros o chasis de diferentes tamaños y marcas. "Cada vez que una pieza se rompe es un drama. Hay que inventar o llamar al tornero, pero no siempre se puede arreglar así. Entonces hay que comprar una pieza nueva, pedir un favor para resolver con alguien que viaje a la yuma (el extranjero)... Un lío, ya tú sabes", se queja nuestra confidencial fuente interna.

    A la salida del gimnasio, los clientes se encuentran a menudo con una especie de puesto ambulante instalado en una mesa del jardín. Unos días con ropa de chica, otras veces con perfumes –auténticos o falsos, poco importa–, o de lo uno y lo otro. Una concentración de mujeres con el dinero y ganas de "lucir bellas" representa una oportunidad que de ninguna manera puede ser desperdiciada. El vendedor puede ser un profesional del mercado negro, una monitora especialmente codiciosa o alguien relacionado con el dueño de la casa, que de este modo –comisión mediante– redondea su ganancia. El éxito de la actividad paralela, basada a su vez en el contrabando de productos inexistentes o carísimos en la Cuba legal, es patente. Las compradoras se entregan al mercadeo con tanta o mayor pasión que al ejercicio.

    En torno a la gimnasia clandestina aparecen otras actividades ilícitas no deseadas o no buscadas por la empresa. Es el caso del hombre que, a la salida, te ofrece a precios de chollo latas de conserva, huevos, aceite de oliva, chorizo español y otros productos que transporta en un carro de supermercado. O del lavacoches y parqueador espontáneo que, a la entrada, te propone vigilancia segura y limpieza integral de tu automóvil mientras le das al pedal tranquilamente. En el garito al que acudimos, uno de estos individuos amenazó al empresario con denunciarlo ante la policía si insistía en pedirle que dejara en paz a los clientes y, sobre todo, a las clientas. "Hubo que ceder, qué remedio", se lamenta de nuevo el entrenador consultado.

    El spinning furtivo es sólo uno de los incontables servicios que decenas de miles de cubanos prestan a diario a quien pueda costearlos, en casa propia o ajena y también a domicilio, para completar sus escuálidos salarios. Abundan los masajistas, fisioterapeutas, manicuras, esteticistas y barberos. Proliferan los monitores de natación, tenis o pilates, los entrenadores personales y profesores de aerobic. No faltan los mecánicos, carpinteros y reparadores de lo que haga falta. Y sobran los maestros de piano, de salsa o de ballet clásico. Unos son profesionales en activo; otros, retirados con experiencia o autodidactas reconocidos por el boca a boca. Hay hasta algunas viejas glorias del deporte y la danza.

    Todos ellos ocupan la franja honrada de la Cuba hasta ahora prohibida, que en la economía real se antojaba ya mayor que la autorizada. Son aquellos que ofertan lo que el Estado no hacía ni dejaba hacer en la medida de lo que la sociedad demanda... Hasta ahora, pues Raúl Castro acaba de anunciar la concesión de licencias a negocios por cuenta propia en varios servicios. Eso sí, los negociantes pagarán impuestos.

    La regularización de los que aún hoy actúan como chiringuitos para reparación del cuerpo, el alma y las cosas de la gente en Cuba era, de hecho, junto con la prevista creación de restaurantes, comercios y otros establecimientos regentados por autónomos, uno de los asuntos vitales en esta isla que cada vez más ciudadanos ven demasiado estancada. Este cambio está entre los "montones de cosas", como dijo el músico Silvio Rodríguez, que reclama el país.

    Fernando García, en La Vanguardia

  10. #50
    Fecha de Ingreso
    12 nov, 09
    Mensajes
    332

    Predeterminado

    Lo que fue y no es
    por Jorge Salazar-Carrillo

    Todos los profesionales de distintas ramas que visitan Cuba para caritativamente ayudar al pueblo con bienes y servicios, a través de sus organizaciones mundiales gubernamentales y no gubernamentales (ayudas que se aproximan a los $1,000 millones al año), comentan que sus experiencias les recuerdan el Africa. Pero no por la demografía, sino por la pobreza e insalubridad. Mi antiguo profesor, coautor y hermano, Antonio Jorge, hace tiempo llamó a este proceso la haitianización de Cuba. Nuevamente, no por los colores de la piel, sino por la depredación del suelo, el medio ambiente y la producción.

    Los economistas chilenos de la CEPAL (Comisión Económica para América Latina) que comenzaron a visitar a Cuba temprano en 1959, se sorprendieron del nivel de industrialización de Cuba. El país estaba industrializado a pesar (o tal vez como consecuencia) de tener que competir en su mercado con los productos americanos tan próximos. Y el mayor caudal industrial lo representaba la bioindustria del azúcar y sus derivados (de estos últimos habla ahora el gobierno cubano como si se estuvieran considerando por vez primera). En la realidad histórica de la isla, los ingenios eran plantas industriales bioquímicas de las que se cogeneraba electricidad para las ciudades aledañas a través del aprovechamiento del bagazo de la caña, y del mismo también se producían ya un sin número de subproductos que consideraremos.

    Recordemos de comienzo que ya en 1915 el Central Preston en Oriente produjo de la pulpa del bagazo papel para envolver; y para 1928, del bagazo se derivó la celulosa-a de papel en el Ingenio Tuinicú en Las Villas. Hacia finales de la década de 1950 se establecieron tres papeleras basadas en la misma materia prima (dos en Las Villas y una en Matanzas) para fabricar papeles para forrar, de imprenta, para periódicos, corrugados y celofán, fundamentalmente con el proceso Kraft.

    De la fibra del bagazo también se pueden derivar tablas de madera dura para utilizar en la industria de la construcción. Hacia mediados de la década de 1950 plantas de esta especie surgieron en Cuba, la original siendo la Cubana Pri-Madera junto al Central Francisco en Camagüey; enseguida se estableció la Cuban Bagasse Products, cerca del Ingenio Andreíta en Las Villas. La manufactura cubana de tablas de fibras de bagazo fue lo suficientemente importante para ser reportada en la revista técnica Sugar Journal en 1959.

    Nada de esto debe sorprendernos. Ya hacia finales de los 1940, E. A. Vázquez publicó un artículo muy citado internacionalmente en la Vigésima Conferencia de la Asociación de los Técnicos Azucareros de Cuba, sobre los subproductos de la caña de azúcar. Era de reconocimiento mundial el hecho de que, en cuanto a la diversificación de los derivados de la caña, la industria cubana estaba a la cabeza en el mundo, compartiendo los honores con Australia y Taiwan (colonia japonesa hasta después de la II Guerra Mundial).

    De la pulpa de bagazo también se obtiene el furfural, cuyos derivados tienen diferentes usos, inclusive como fungicidas e insecticidas. Y de la mencionada celulosa-a purificada, y su disolución, se puede obtener rayón, aunque con las dificultades que ya apuntara J. J. de la Roza en 1946, como colofón de sus experimentos en la década de 1930. Otros derivados posibles son varios tipos de productos plásticos, aunque sobre los mismos, en contraste con los mencionados anteriormente, Cuba no se encontraba en la vanguardia de su desarrollo.

    Las notas anteriores ilustran una de las características más salientes del largo proceso de industrialización cubano, tirado por la borda definitivamente hacia mediados de los 1960: su dispersión geográfica. La industrialización de los países en vías de desarrollo se concentra generalmente en sus ciudades principales, y muy frecuentemente en la capital. En Cuba la dispersión del proceso industrial se extendía a todo lo largo de la isla, trayendo el modernismo que el mismo generaba prácticamente a todos los municipios de la nación.

    En cuanto a los subproductos de la caña, prácticamente sólo hemos tocado el bagazo. En un artículo subsiguiente nos referiremos a los otros derivados.

    Dtor. y prof. economía, FIU; Sr. Fellow no resident, Brookings Instituti

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  


Archivo  •  España  •  Hispanoamérica  •  Stop Yihad  •  Foros  •  Los blogs  •  Constitución Europea  •  El reloj de la malaria  •  Fórrum
Site Meter RSS  •  OPML  •  XHTML 1.1  •  CSS  •  508

© 2004-2012 liberalismo.org