Resultados 1 al 10 de 10
  1. #1

    Predeterminado Art. 68 CE: Sistema Electoral con Doble Vuelta

    Favorecer la evolución pacífica e integradora de las principales instituciones de un país, evitando involuciones demagógicas que atenten contra los derechos individuales y la libre interacción en el mercado, implica garantizar el progreso socio económico a largo plazo.

    Pero, lograr tan noble objetivo, requiere alcanzar mayorías de Gobierno estables que eviten el cambalache con partidos políticos minoritarios.

    En España, al igual que en cualquier otro país que sufra la lacra del nacionalismo excluyente, las políticas negociadas con su entorno se traducen en deterioro constante de la unidad territorial y judicial y, en permisividad ante legislaciones y decisiones administrativas autonómicas que coaccionan la libertad de mercado y atentan contra la propiedad privada, la igualdad ante la ley, la libertad y la vida de miles de ciudadanos indefensos.

    La ley electoral permite un desequilibrio parlamentario que beneficia el voto concentrado en circunscripciones provinciales e, injustamente, perjudica el voto disperso en la circunscripción nacional, en contra del artículo 1 de nuestra Constitución que instaura como “como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político”.

    Así, por ejemplo, como resultado de las últimas Elecciones Generales 2008, el Partido Nacionalista Vasco (PNV) con tan sólo 303.246 votos recibidos ha logrado 6 diputados con orientación política independentista y totalitaria. Por el contrario, se perjudica a los partidos nacionales, como Unión Progreso y Democracia (UPyD), que con más votos a nivel nacional, 303.535, sólo ha obtenido 1 escaño.

    Haciendo cálculos con dichos resultados, algunas personas reclaman la instauración de una circunscripción autonómica, pero no se resolvería el problema de debilidad gubernamental y se permitiría mantener la “sobre ponderación” del voto a partidos políticos locales.

    Por otro lado, otros ciudadanos piden el aumento del número de Diputados, aunque sólo se incrementaría el número de políticos privilegiados por los impuestos y, en modo alguno, se facilitaría la formación estable del Gobierno de España sin distorsión de su acción política por minorías, puesto que la desproporcionalidad del sistema electoral seguiría existiendo.

    Sin embargo, con la doble vuelta electoral, se permite asegurar la formación del Gobierno de España por el partido que reciba más apoyos sin quedar rehén de minorías. No hay que olvidar que, éstas ostentan un incomprensible trato de favor que sobre pondera sus votos hasta seis veces más.

    Supongamos una primera vuelta con circunscripción provincial para elegir 100 Diputados, entonces los partidos minoritarios seguirían alcanzando representación en el Congreso de los Diputados para encauzar las peticiones de sus votantes de una forma no proporcional a los votos recibidos, como sucede hasta ahora.

    Adicionalmente, imaginemos una segunda vuelta con circunscripción nacional para elegir 250 Diputados, entre aquellos partidos que hayan alcanzado un porcentaje de votos suficiente en la primera vuelta, entonces los ciudadanos podrían elegir qué partido debe formar un Gobierno nacional estable; sin el concurso de minorías que distorsionen las políticas presupuestarias, legislativas y administrativas hacia su región.

    No obstante, debemos reconocer que para aplicar correctamente el artículo 1, no habría que permitir sobre ponderar ningún voto y sería ajustado a la Constitución tratar por igual el voto emitido por cada ciudadano. Con ello, se tratarían con justicia los votos recibidos por los partidos nacionales como PSOE, PP, IU ó UPyD, dado que se valoraría “con igualdad ante la ley” el voto de cada ciudadano, con independencia de donde se emita, sin absurdos favoritismos hacia el voto local concentrado en ciertas regiones.

    La gobernabilidad de España sería mucho más fácil y se evitaría la actual permisividad con las políticas nacionalistas en regiones como Cataluña, País Vasco o Galicia.

    Con una Constitución sin fisuras normativas y sin una ley electoral que distorsione el espíritu de la norma legal básica, se debería facilitar la formación de un Gobierno nacional estable, que impulse políticas orientadas hacia la libertad y el desarrollo socio económico en todas las regiones de España, sin distorsionar sus decisiones por peticiones segregacionistas claramente minoritarias.

    Por ello, es imprescindible plantear cuanto antes en el Parlamento la reforma del artículo 68 para emplear una segunda vuelta electoral con circunscripción electoral nacional, de forma que cada legislatura se elijan los Diputados con garantías de estabilidad en la formación del Gobierno de España.

    Como punto de partida a debatir, sugiero la siguiente propuesta de cambio del artículo 68:

    Artículo 68 CE (propuesta)

    1. El Congreso se compone de 350 Diputados, elegidos por sufragio universal, libre, igual, directo y secreto, en los términos que establezca la ley electoral.

    2. La ley electoral establecerá como requisitos fundamentales: la obligatoriedad de democracia interna previa para la elección de los candidatos en todos los partidos políticos que reciban fondos públicos y, la obligatoriedad de presentar listas abiertas y celebrar doble vuelta electoral para la elección de los Diputados, en las condiciones expresadas en el anterior apartado.

    3. En la primera vuelta electoral, la circunscripción electoral es la provincia y se elegirán 100 Diputados. En la segunda vuelta electoral, la circunscripción electoral es el distrito único nacional y se elegirán 250 Diputados. La ley permitirá participar en la segunda vuelta sólo a los partidos políticos que hayan recibido un mínimo del 5% de los votos del censo electoral nacional durante la primera.

    4. La ley distribuirá el número total de Diputados, asignando una representación mínima inicial a cada circunscripción y distribuyendo los demás en función del porcentaje de votos obtenido por cada partido en la circunscripción, de modo que el voto de cada ciudadano valga igual en todo el territorio nacional, sin distinción alguna entre provincias.

    5. Ante atentado terrorista o coacción exterior que altere el normal discurrir del proceso electoral, éste deberá ser interrumpido y pospuesto por un mes, aunque nunca más de dos veces consecutivas.

    6. El Congreso es elegido cada cuatro años. El mandato de los Diputados termina cuatro años después de su elección o el día de la disolución de la Cámara.

    7. Son electores y elegibles todos los españoles que estén en pleno uso de sus derechos políticos. La ley reconocerá y el Estado facilitará el ejercicio del derecho de sufragio libre y secreto a todos los españoles, en igualdad de condiciones tanto dentro como fuera del territorio nacional. En caso contrario, bastará una sentencia judicial del Tribunal Supremo sobre irregularidades en las últimas elecciones para forzar la Disolución de la Cámara y la repetición del proceso electoral.

    8. Las elecciones tendrán lugar entre los treinta y sesenta días desde la terminación del mandato. El Congreso electo deberá ser convocado dentro de los veinticinco días siguientes a la celebración de las elecciones.


    Foro de debate inicial en:
    http://constitucion.forumotion.com/

    Link a Página Web en:
    http://www.plataformaconstitucional.org/

    Link al Blog en:
    http://plataformaconstitucional.blogspot.com/
    Última edición por Constitución 1978; 07/06/2008 a las 18:32

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    06 ene, 07
    Mensajes
    211

    Predeterminado

    "3. En la primera vuelta electoral, la circunscripción electoral es la provincia y se elegirán 100 Diputados. En la segunda vuelta electoral, la circunscripción electoral es el distrito único nacional y se elegirán 250 Diputados. La ley permitirá participar en la segunda vuelta sólo a los partidos políticos que hayan recibido un mínimo del 5% de los votos del censo electoral nacional durante la primera."

    Discrepo absolutamente de esta reforma: porque si ya digo que, la circunscripción provincial es un error, ya que favorece la aparición de partidos que, deciden mucho y representan poco, entiendo que la circunscripción única debe ser la nacional: un hombre, un voto. Así un voto no vale más en Palma que en Cartagena. No es justo por ejemplo que Rosa Díez por presentarse en Madrid, tenga menos escaños con más votos que el PNV. ¿Qué pasa? ¿Acaso vivir en un sitio debe hacer que tu voto valga más?

    Por otro lado, no veo por qué los diputados deben ser 350, creo que con 100 es más que suficiente. Después de todo... ¿cuál es su función? ¿apretar un botón? ¿Pues para qué queremos 350 apretabotones?

    Finalmente, lo del 5% es un porcentaje excesivo, ya que puede provocar coaliciones entre partidos que desnaturalicen el principio de que gobierne el más votado: yo propongo un 15%.

  3. #3
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,936

    Predeterminado Hay que distinguir

    La doble vuelta sería muy útil en elecciones municipales para evitar el chantaje de los partidos minoritarios, pero en las Elecciones Generales se debería optar por la circunscripción unipersonal y el consiguiente escrutinio mayoritario. Podrían crearse entre 300 y 400 de ellas en base a un criterio de determinados votantes para cada una (por ejemplo 80000), creando los correspondientes distritos de nuevo cuño, intentando respetar en su creación lo máximo posible las actuales demarcaciones: existen provincias que se acercan mucho a ese número de votantes, municipios en los que sucede algo parecido, y donde no encajen las actuales particiones del territorio, pues agrupan municipios o barrios colindantes y ya está.

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    14 ene, 07
    Mensajes
    604

    Predeterminado deberia ser mas simple.

    Perdona pero solo el hecho de que la regla es tan compleja ya es un simptoma de que es mala.

    No hace falta inventar la rueda, abreviando, genérico:

    1. Todos somos iguales ante Dios.

    2. Por cada distrito electoral de 200.000 habitantes un diputado (serán aproximadamente unos 200?) en las Cortes Generales.

    3. Por cada provincia elección personal de dos deputados al Senado (106 diputados?).

    4. Elección personal independiente del Presidente del pais, en dos vueltas, que formará un gobierno. En la segunda vuelta solo se presentan los dos mas votados (como en Francia?)

    Excepciones:
    Para Ceuta, Melilla y Canarias pueden crearse unas exepciones.

    Funciones:
    El gobierno no puede crear las leyes, solo ejecutar lo existente.
    Las Cortes proponen leyes, el Senado debe confirmarlos.

  5. #5
    Fecha de Ingreso
    14 ene, 07
    Mensajes
    604

    Predeterminado mas...

    Lo de atentados no se puede hacer nada, solo una justicia independiente que debe investigarlos (si no, los partidos van a crear los atentados para prolongar su gobierno).

    1. Las selecciones deberían seguir la pauta de 4 años como en EEUU y no pueden ser convocados a su antojo por el gobierno de turno.

    2. tampoco deben existir 0 o 1 o 2 o 3 vicepresidentes al antojo del gobernante de turno. Solo uno como un recambio en caso de la muerte del Presidente (como hace 250 ya ha ocurrido a los americanos ;-)).

    3. El presupuesto del gobierno (como tal) debe ser fijado por ley (con la votacion de 2/3 partes de las Cortes)

    4. El coste de las Cortes, el Senado y el gobierno no deben sobrepasar 3%(?) del presupuesto del Estado.

    5. Los impuestos bajo ningún pretexto no pueden sobrepasar los 20% de las ganancias.

  6. #6

    Predeterminado Reforma Electoral

    REFORMA ELECTORAL

    Los siguientes links, pueden enriquecer el debate de reforma de la ley electoral:

    http://reformaleyelectoral.blogspot....greso-una.html

    http://reformaleyelectoral.blogspot....la-actual.html

    http://www.redliberal.com/foros/showthread.php?t=2701

    Gracias por sus reflexiones "etrusk", ya que algunas ideas aportadas son genéricas pero bien encaminadas. Como siempre, se agradecen las ideas planteadas adecuadamente. Durante los próximos meses, refinaremos nuestro esbozo inicial para una nueva redacción del artículo 68 CE.

    Solicitamos la urgente Reforma de la Ley Electoral y la modificación del artículo 68CE. Cuanto antes se realicen, en la dirección que nosotros proponemos, mejor para la estabilidad y la cohesión de España.

    Evidentemente, se requiere un debate previo que sea inteligente, sereno, racional y coherente con la Constitución Española de 1978.

  7. #7
    Fecha de Ingreso
    14 ene, 07
    Mensajes
    604

    Predeterminado vuelta electoral

    La segunda vuelta electoral solo tiene sentido si elegimos una persona no un partido, porque votando a partido votamos a la ideología (a un grupo de bandidos), votando a la persona elegimos nuestro representante que es responsable ante mi como su votante (abra una cierta dependencia de mi).

  8. #8
    Fecha de Ingreso
    14 ene, 07
    Mensajes
    604

    Predeterminado democracia interna... hmmmmm

    No se puede obligar al los partidos políticos tener una "democracia interna". No veo como se puede legalmente obligar a una agrupación voluntaria de la gente tener una "democracia interna" (que sea "centro de excursionismo", "liga de pescadores" o "khari krishna"). Ademas el partido político es una reunión libre de gente pero por su naturaleza es una organización mafiosa (su objetivo es extorsionar y sobornar).

    En unas palabras no estoy seguro que por fuerza se puede obligar a la sociedad ser democrática si aun no ha llegado a este nivel de desarrollo. Ademas poner esto en la Constitución es aberrante, no es un tema de ambito generico, eterno....

  9. #9

    Predeterminado

    Apreciamos sinceramente sus participaciones. Sin embargo, antes de añadir comentarios que no aporten valor añadido al foro de debate, rogamos lean detenidamente el hilo con las reglas de participación:

    http://www.redliberal.com/foros/showthread.php?t=2612

    Necesitamos que las propuestas puedan ser plateadas y/o elaboradas dentro del texto de la Constitución Española de 1978.

    Entendemos y respetamos que haya ancaps que pretendan privatizar todo y eliminar el Estado. No participamos en sus foros, simplemente porque de la discusión con concepciones radicalmente diferentes de como debe estructurarse un Estado, nada más se obtiene un mero intercambio de discursos.

    Sólo pedimos idéntico respeto por nuestras propuestas y participación coherente con las mismas. No somos ancaps y, por tanto, no planteamos ideas "rupturistas" con el sistema actual. Para eso existen otros foros de debate más utópicos o, cuando menos, diferentes al nuestro. Esta claro que pretendenos la limitación (y/o minimización) del ámbito de decisión del Estado. De nada sirve, conectarse a Red Liberal, leer un hilo de debate y escribir un párrafo "a salto de mata" que no contribuye a desarrollar dicho hilo de debate y sólo lo ensucia con discusiones y/o comentarios improductivos.

    Rogamos, si tienen algo que aportar al debate de Reforma Constitucional lo hagan con reflexión, sosiego, calma, sensatez, desarrollos lógicos bien elaborados, educación y plateamientos coherentes que permitan "evolucionar" la actual Constitución Española de 1978. Si no es así, por favor, participen en otros foros más adecuados y/o cercanos a otros planteamientos.

    Cada hilo de debate que abrimos en este foro, tiene detrás muchas horas de trabajo y de reflexión. Por ello, solicitamos que quien quiera participar, previamente lea los artículos de la Constitución que abordamos y, después, escriba sus ideas intentando aportar ideas serias y conceptos elaborados que permitan "evolucionar" nuestra Constitución. Por favor, no nos hagan peder el tiempo, contestando comentarios que son un "brindis al sol" de carácter "rupturista" con el sistema actual.

    Es decir, cuando solicitamos participación, planteamos una idea inicial meditada (con el texto actual de la Constitución Española de 1978 encima de la mesa) y, pretendemos "evolucionar" el régimen político actual hacia mayores cotas de:

    1. Separación real de poderes.
    2. Independencia efectiva de los jueces.
    3. Derecho privado, prevaleciendo sobre el derecho público.
    4. Democracia interna y financiación transparente de partidos políticos.
    5. Sistema electoral no-proporcional donde sea verdad que el sufragio es "universal, libre, igual, directo y secreto".
    6. Control ciudadano sobre las decisiones políticas trascendentales.
    7. Etc, etc, etc.


  10. #10
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,936

    Predeterminado Fórmula doble: El sistema electoral mixto

    Está en el ambiente que la percepción generalizada respecto de nuestra clase política se mantiene bajo mínimos, hasta tal punto que, según los sondeos, es considerada el segundo problema nacional. La convicción creciente, cierta o no, de que los políticos están distanciados de los ciudadanos, constituyen una oligarquía con intereses propios distintos a los generales y se dotan de inaceptables privilegios, sigilosamente se va instalando entre nosotros. La simpatía que han sentido por los indignados (con los políticos) personas de un amplio espectro ideológico, contribuye a confirmarlo. Y cuando decimos "políticos", no nos referimos sólo a individuos sino también, aun con mayor motivo, a los partidos, los auténticos sujetos de la vida política.

    Si esta convicción crece hasta hacerse ampliamente mayoritaria, la democracia entrará en zona de peligro. Las crisis económicas prolongadas, con los costes sociales consiguientes, son siempre un buen caldo de cultivo para todo tipo de populismos simplistas que suelen desembocar en salidas autoritarias. Por tanto, es necesario regenerar la democracia y una de las medidas más posibles y urgentes es la reforma electoral. Si esta reforma pretende ser eficaz en esta labor regeneradora debe aprovecharse para reformar los partidos políticos. Para comprender este alcance, apuntemos algunas características de los dos sistemas electorales clásicos, el mayoritario y el proporcional.

    En el sistema mayoritario se elige un diputado por distrito y gana el candidato que ha obtenido más votos. Se trata, sin duda, de un sistema sencillo y claro, así es en Gran Bretaña y EE.UU. El sistema proporcional, más complejo, exige distritos amplios y se vota a listas de candidatos presentadas por los respectivos partidos. Mediante la aplicación de una fórmula matemática los votos obtenidos se convierten en escaños según criterios de proporcionalidad. Es la fórmula predominante en Europa, también la española en el Congreso y en todas las comunidades autónomas. Ambos sistemas tienen ventajas e inconvenientes.

    El mayoritario permite una mayor proximidad entre electores y elegidos y, por tanto, un mayor conocimiento y control sobre el parlamentario, así como una más exigente rendición de cuentas al final de la legislatura. Sin embargo, tiene como desventaja fomentar que los diputados defiendan intereses puramente localistas y que se tienda al bipartidismo dejando marginadas las opciones políticas minoritarias.

    La fórmula proporcional, en cambio, permite que el resultado en escaños refleje mejor el pluralismo político: las minorías pueden obtener más fácilmente representación y se frena el abstencionismo de quien no se identifica con los grandes partidos. Sin embargo, también presenta inconvenientes: primero, al votar a una lista se despersonalizan las elecciones, sólo se conoce al primero de la lista; segundo, y más importante, se otorga un gran poder a las direcciones de los partidos que son quienes confeccionan las listas de candidatos, de tal manera que, de hecho, a excepción del líder, en lugar de votar a candidatos se vota a una lista de perfectos desconocidos cuyo mayor mérito ha sido y seguirá siendo callar y obedecer.

    Intentar corregir esta situación introduciendo en el actual sistema proporcional las listas desbloqueadas o abiertas no creo que sea un remedio suficiente si lo que se pretende es reformar los partidos y prestigiar la política. A mi modo de ver, la mejor solución consiste en encontrar un tercer modelo que combine las ventajas de los dos sistemas clásicos. En el sistema mixto, el sistema alemán, cada elector dispone de dos votos: uno para elegir por el sistema proporcional la lista nacional única propuesta por cada partido; y el otro para elegir a un candidato individual en cada pequeño distrito de acuerdo con el sistema mayoritario. Así, el ciudadano alemán sostiene una relación cercana con el diputado elegido directamente en su distrito mientras la fórmula proporcional aplicada a la lista nacional permite un mayor pluralismo en el resultado final que impide caer en las simplificaciones del bipartidismo.

    Pero, además, esta fórmula mixta tiene otra ventaja todavía más interesante: los candidatos individuales que se presentan en los distritos cobran personalidad propia ante sus electores y se independizan, en cierta manera, de la dirección de los partidos que en su origen les designaron. Esta relación de proximidad diputado/elector, mejora necesariamente la calidad del diputado dado que está más controlado por los ciudadanos y, en su caso, la reelección no depende sólo de la voluntad del partido sino también de su propio éxito electoral. Los partidos, por decirlo así, se esponjan, se hacen más porosos y abiertos, dejan que la sociedad penetre en sus estructuras, sus diputados están cercanos a un público al que deben rendir cuentas. A su vez, la lista nacional permite mantener la columna vertebral de cada partido impidiendo que se disgregue.

    En Catalunya corren aires de reforma electoral. No me extrañaría, sin embargo, que dicha reforma fuera gatopardiana: cambiarlo todo para que no cambie nada.

    Francesc de Carreras, en La Vanguardia

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  


Archivo  •  España  •  Hispanoamérica  •  Stop Yihad  •  Foros  •  Los blogs  •  Constitución Europea  •  El reloj de la malaria  •  Fórrum
Site Meter RSS  •  OPML  •  XHTML 1.1  •  CSS  •  508

© 2004-2012 liberalismo.org