Página 5 de 5 PrimerPrimer ... 345
Resultados 41 al 44 de 44
  1. #41
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    10,124

    Predeterminado Por su excesivo coste

    Canadá se convierte en el primer país en abandonar el protocolo de Kioto

    Cumplirlo habría supuesto retirar de las carreteras todos los vehículos que circulan o eliminar la calefacción de cada edificio del país.

    Libertad Digital 2011-12-13

    Recién llegado de la ciudad surafricana de Durban, donde se celebró la cumbre de la ONU sobre el cambio climático, el ministro de Medio Ambiente de Canadá, Peter Kent, anunció que "invocamos nuestro derecho legal para retirarnos formalmente de Kioto", según informa Efe.

    Kent justificó la decisión porque Canadá no cumplirá en 2012 con la reducción de emisiones acordada en el tratado, un 6% por debajo de las de 1990, y para evitar "la transferencia a otros países" de 14.000 millones de dólares canadienses. Esa cifra es la cantidad que Canadá tendría que pagar en multas en caso de permanecer en Kioto y a la vista de que en mayo el Gobierno calculó que a finales de 2012 las emisiones serán un 28,8% superiores a las de 1990.

    Según el artículo 27 del Protocolo de Kioto, los países que lo han ratificado tienen que comunicar por escrito la retirada un año antes de la finalización del periodo de cumplimiento, por lo que Ottawa tenía hasta el 31 de diciembre para anunciar su decisión.

    Kent dijo durante una rueda de prensa que "el Protocolo de Kioto no representa el camino hacia adelante para Canadá" y el acuerdo negociado a finales de la década de los años noventa es un "impedimento" para luchar contra el cambio climático.

    Kent también dijo que Kioto es el "incompetente legado" del anterior Gobierno canadiense –del izquierdista Partido Liberal– pero confirmó que desde que el Partido Conservador del primer ministro, Stephen Harper, llegó al poder en 2006, Ottawa no ha tenido intención de implementar el tratado.

    Bajo Kioto, según Kent, Canadá tendría que adoptar medidas "radicales e irresponsables" o pagar miles de millones de dólares en multas. Según el Gobierno de Harper, la implementación de Kioto habría supuesto retirar de las carreteras todos los vehículos que circulan o eliminar la calefacción de cada edificio del país. "Ese es el coste de Kioto para los canadienses", afirmó Kent.

    Greenpeace no está contenta
    Pero Keith Stewart, de la organización medioambiental Greenpeace, señaló a Efe que la decisión del Gobierno canadiense, aunque esperada desde hace algún tiempo, "es un insulto a los países en desarrollo, que uno de los países más ricos del mundo no cumpla su compromiso".

    Para Greenpeace y los principales partidos de la oposición, el Gobierno de Harper se ha negado a cumplir con los objetivos de Kioto para no afectar el desarrollo de los yacimientos petrolíferos de la provincia de Alberta, considerados uno de los mayores del mundo gracias a la explotación de las arenas bituminosas.

    Stewart que la decisión de Canadá es "una desgracia" y negó que Canadá estuviera obligada a pagar ninguna multa por el incumplimiento del protocolo. Según Stewart, Canadá podría haber cumplido con los objetivos de Kioto comprando emisiones por valor de 7.000 millones de dólares canadienses, no los 14.000 millones de dólares señalados por el Gobierno en Ottawa. Según Stewart, la salida de Kioto se produce para no dañar el sector petrolífero.

    Harper y el Partido Conservador han señalado desde hace años que el desarrollo de los yacimientos de crudo son esenciales para el futuro económico de Canadá. Antes de llegar al poder, Harper también calificó al Protocolo de Kioto como un "plan socialista" para trasvasar riqueza de los países desarrollados a los que están en vías de desarrollo.

  2. #42
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    10,124

    Predeterminado El escepticismo sobre el cambio climático coge fuerza en las aulas de EEUU

    Un reciente informe de Washington revela que cada vez más científicos y educadores se oponen a asumir el calentamiento global como un hecho científico incuestionable.

    Son varios los estados de EEUU que exigen a los colegios que se estudie la negación del cambio climático desde un punto de vista científico válido, ya que numerosos científicos y expertos en la materia apoyan esta tesis.

    Texas y Louisiana ya han avanzado en este tema, introduciendo normas educativas en centros de secundaria, que instan a los profesores a mostrar a los alumnos la corriente de escepticismo que se mueve por muchos ámbitos científicos respecto a la tesis del calentamiento global. Dakota del Sur, Utah, Tennessee y Oklahoma también han dado algunos pasos con el fin de conseguir que la teoría del cambio climático pueda ser cuestionada en las aulas.

    Por otra parte, los ‘lobbys’ ecologistas han tardado poco en poner el grito en cielo, tratando de imponer su criterio, negándose a que se pueda cuestionar algo que para ellos es un hecho indiscutible, temerosos de que se pueda venir abajo una teoría que a ellos les beneficia puesto que en base a ella recaudan cuantiosas subvenciones.

    Bajo el pretexto de que “se está atacando a la ciencia” el Centro Nacional para la Educación Científica (NCSE) se niega a que en las aulas se pueda cuestionar la teoría del calentamiento global, que lleva años tratando de ser implantada en los alumnos, mientras la realidad ha ido demostrando que las apocalípticas consecuencias que profetizaban los defensores del cambio climático no se han cumplido, como así lo han demostrado otros científicos no asociados a los grupos de presión ecologistas.

    Según el NSCE el escepticismo ha llegado a las aulas, y son muchos los alumnos que se niegan a admitir, como si fuera un dogma de fe, que el calentamiento global no se puede poner en duda, basándose en argumentos científicos.

    Alberto Mateos, en La Gaceta

  3. #43
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    10,124

    Predeterminado James lovelock

    El inventor de Gaia admite haber sido "alarmista", como Al Gore y otros calentólogos

    El creador de la teoría de Gaia, que defendía que la tierra es un único organismo vivo, ha admitido que fue "alarmista" respecto al cambio climático.

    C.Jordá-LD 2012-04-27

    James Lovelock ideó hace unos años la teoría de Gaia: la tierra era un único y gran organismo vivo que estaba siendo atacada por los humanos. Autor de varios libros y de multitud de artículos, tuvo especial impacto uno publicado en enero de 2006 en el periódico ingles The Independent en el que llegó a afirmar que "antes de que termine este siglo miles de millones de nosotros moriremos y las pocas parejas que sobrevivan estarán en el Ártico, donde el clima se mantendrá tolerable".

    Sin embargo, Lovelock acaba de dar un giro de 180 grados y ha admitido que tanto él como otros destacados defensores de las teorías del calentamiento global "se han equivocado" y han sido "alarmistas".

    La conversión de Lovelock se ha hecho pública esta misma semana, en una entrevista con la cadena MSNBC en la que reconocía explícitamente que tanto alguno de sus trabajos como los documentales de Al Gore, Una verdad inconveniente, o Los hacedores del clima (The Weather Makers) de Tim Flannery, han sido "alarmistas".

    El creador de la teoría de Gaia admite ahora que "el problema es que no sabemos lo que el clima está haciendo", precisamente la que ha sido la mayor crítica de los escépticos sobre el cambio climático. Lovelock afirma que "pensábamos que sabíamos hace 20 años" pero en este plazo "no ha ocurrido" lo previsto, lo que invalida sus modelos y predicciones.

    "El mundo no se ha calentado mucho desde el milenio", admite Lovelock, que reconoce que "doce años es un plazo razonable" pero que "la temperatura se ha mantenido casi constante", incluso a pesar de que el CO2 está aumentando y "no hay duda sobre eso".

    "Se suponía que estaríamos a mitad de camino hacia un mundo en ebullición", dijo en la citada entrevista, "pero no está ocurriendo", admitió, señalando que probablemente la diferencia está en el comportamiento de los océanos como reguladores de la temperatura.

    Uno de los grandes gurús del calentamiento

    Las teorías alarmistas de Lovelock le han procurado un singular reconocimiento científico y una todavía mayor popularidad en los últimos años. Así, además de vender miles ejemplares de sus obras, ha recibido premios y menciones como ser elegido "Héroe del medioambiente" por la revista Time, que lo señalaba como uno de los "líderes y visionarios" en la cuestión, junto a nombres como Robert Redford, el Príncipe Carlos de Inglaterra, Gorbachov o, por supuesto, Al Gore.

    Lovelock también ganó la medalla de la Sociedad Geológica del Reino Unido de Wollaston en 2006, año en el que publicó la que es probablemente su obra más conocida, La venganza de Gaia, (traducida en España como La venganza de la Tierra) en la que desarrollaba su teoría de nuestro planeta como un único ser vivo que, además, había empezado a tomar represalias contra los humanos.

  4. #44
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    10,124

    Predeterminado Rigor científico

    Groenlandia no se funde

    Los vikingos llegaron en verano y se dejaron sorprender por el brillante verdor de las tierras del Sur. Aquella mole rocosa en medio del frío océano parecía un vergel ajena a los hielos septentrionales. La llamaron Tierra Verde... Groenlandia.

    Hoy la tierra verde no nos importa. Vivimos pendientes del hielo blanco que la cubre: una capa de agua congelada de entre 1 y 3 kilómetros de espesor de la que depende, en parte, el equilibrio climático del planeta. Por eso los focos de la comunidad científica apuntan a la isla danesa. Miden con celo la espesura de su manto albino, buscan con frenesí grietas y desprendimientos. Nos alertan sobre su fragilidad. Y, en ocasiones, se pasan. O nos pasamos un poco todos.

    Esta semana muchos medios de comunicación han comunicado con estrépito que el 97 por 100 del hielo groenlandés había desaparecido por culpa, obviamente, del cambio climático. Luego algunos rectificaron. Otros, no.

    Seamos contundentes. Si el 97 por 100 del hielo de Groenlandia se hubiera fundido podríamos ir olvidándonos de ir a la Manga de Mar Menor este verano. Al menos sin traje de buzo.

    La isla helada experimenta un proceso de fusión parcial de su capa blanca todos los veranos. Durante este periodo algunos milímetros de la capa superficial del hielo cambian de estado. Es, simplemente, como si su piel se humedeciera. Este fenómeno ocurre anualmente por contacto del hielo con el aire cálido estival.


    Este año, la NASA ha detectado una inusitada velocidad en él. En menos de 4 días más del 70 por 100 de la superficie ha sido afectada por el calor. Incluso en zonas muy elevadas donde las nieves se mantienen congeladas más allá de julio (por ejemplo en altitudes de más de 2.000 metros) se ha producido un adelgazamiento superficial. No existen registros por satélite de una reacción similar anterior. Pero es que el ser humano lleva muy poco tiempo utilizando satélites para tales fines. Los estudios paleoclimáticos encuentran cierta recurrencia de fusiones como la de este año cada siglo y medio en la isla.

    ¿Quiere eso decir que Groenlandia se queda sin hielo, como recogieron no pocos medios? Ni mucho menos. Recuerden el dato del principio. El hielo groenlandés puede tener hasta tres kilómetros de grosor. Imaginen una montaña de agua congelada de 3.000 metros de altura y tres veces la superficie de España. Lleva allí milenios y no es nada fácil acabar con ella.

    Algunos expertos creen que la rapidez inusitada de la fusión de la superficie de esa capa se debe a una bolsa de aire caliente que, de vez en cuando, se posa sobre la isla en verano. Serían necesarios miles de años sometidos a ese efecto para eliminar todo el hielo que la recubre. Incluso en el imposible escenario de que la temperatura de la zona aumentara 4 grados, se tardarían dos siglos en acabar con todo el hielo. De ocurrir ese fenómeno en tan solo cuatro días (como se ha oído por ahí), la vieja tierra de los vikingos habría arrojado más de 4 millones de kilómetros cúbicos de agua al mar. ¡Adiós a las playas!

    Es cierto que la fusión parcial de los primeros milímetros del hielo groenlandés no es cosa para tomar en broma. Si realmente se producen continuados episodios de sublimación tan rápida en los próximos veranos, habría que determinar cómo afectan los cambios a capas más profundas de los glaciares. El hielo licuado puede permear hacia el fondo de los bloques y deteriorar la sustentación del glaciar sobre el lecho rocoso. Es así como se desprenden habitualmente grandes bloques en forma de lengua blanca que se desliza por la ladera hacia la costa.

    Pero de momento no existe ningún dato que permita aventurar esa hipótesis. Sí, debemos estar pendientes del hielo de la vieja tierra de los vikingos pues en gran medida funciona como un hábil termostato del clima global. Y muchos científicos seguirán vigilantes. Mientras tanto, también seremos muchos los que seguiremos vigilantes para que se informe correctamente sobre ello.

    Jorge Alcalde, en LD

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  


Archivo  •  España  •  Hispanoamérica  •  Stop Yihad  •  Foros  •  Los blogs  •  Constitución Europea  •  El reloj de la malaria  •  Fórrum
Site Meter RSS  •  OPML  •  XHTML 1.1  •  CSS  •  508

© 2004-2012 liberalismo.org