Página 1 de 3 123 ÚltimoÚltimo
Resultados 1 al 10 de 23
  1. #1
    Fecha de Ingreso
    07 ene, 07
    Ubicación
    Kingdom of Merluza
    Mensajes
    862

    Red face Breve biografía de Chávez

    Conociendo a Huguito :

    Chávez De «catcher» a megalómano

    POR MANUEL M. CASCANTE
    De niño, en su Sabaneta natal, Hugo Chávez Frías soñaba con ser «catcher» (receptor) en las grandes ligas del béisbol estadounidense. Hoy, con 53 años, el autócrata venezolano se ha convertido en bateador del «Imperio del Mal» (así lo ve Bush) y en «pitcher» (lanzador) para Iberoamérica de ese «socialismo del siglo XXI» que nadie sabe a ciencia cierta en qué consiste. Su intención es no retirarse del diamante, el campo de juego, hasta 2020. Como muy pronto.
    «En Sabaneta estudiaba y jugaba pelota, ésa era mi vida, y las dos cosas las hacía bien. Vivíamos pobremente, andábamos en alpargatas y vendíamos topochos (fruto parecido al plátano)... Yo quería ser como “El Látigo” Chávez (jugador del Magallanes, muerto en accidente aéreo); cuando vine a Caracas y entré en la Academia Militar, en mi primera salida de cadete fui al cementerio, busqué su tumba y le prendí una vela...», le relataba a Eleazar Díaz Rangel en una entrevista recogida en el libro «Todo Chávez».
    Durante su formación militar, tres hechos marcan su pensamiento político y disposición castrense: el golpe de Pinochet, la revolución nacional del general Velasco Alvarado en Perú y su encuentro con el general y presidente panameño Omar Torrijos. Después, otras lecturas le llevarían hasta los guerrilleros Pedro Pérez Delgado «Maisanta» y Douglas Bravo, a los héroes nacionales Simón Bolívar, Simón Rodríguez y Ezequiel Zamora; al politólogo antisemita Norberto Ceresole —quien acuñó el concepto «Caudillo, Ejército, Pueblo»—, a Fidel Castro, a Jesús de Nazaret...
    En 1976, ya teniente, forma junto a dos sargentos y tres soldados su primer «grupo insurgente»: el Ejército de Liberación del Pueblo. Mera anécdota que serviría de origen al Movimiento Bolivariano Revolucionario 200, al juramento bajo el Samán de Güere (donde cuentan que descansó Bolívar antes de la batalla de Carabobo), a las asonadas frustradas, al fracaso del golpe de febrero de 1992 y su réplica de noviembre, al ingreso en prisión, a la formación del Movimiento V República, al triunfo electoral ante Henrique Salas Römer (que hizo campaña a lomos de su caballo «Frijolito») y la «miss» Irene Sáez, facilitado por la ineptitud de los dos grandes partidos políticos tradicionales, AD y COPEI...
    Ya con sus reales en el Palacio de Miraflores, siempre a la sombra de un retrato del Libertador, Chávez comenzará a convocar y ganar referendos y elecciones una detrás de otra. Primero, el referéndum para la convocatoria de una Asamblea Constituyente. Después, en la elección de diputados para dicha Asamblea Nacional. Más tarde, con la aprobación del nuevo texto constitucional. Luego, en las presidenciales y legislativas de 2000...
    Años convulsos
    Bien asentado en el poder, comienza a desmarcarse de sus patrocinadores (empresarios, sindicatos, políticos y medios de comunicación) y hace que el Congreso apruebe un Decreto Habilitante que le da poderes especiales para aprobar un conjunto de 49 leyes, que incluyen una reforma agraria y una nueva ley de hidrocarburos. La patronal (Fedecámaras) y la Confederación de Trabajadores de Venezuela se le echan encima. Comienzan los paros y huelgas. El presidente destituye a toque de silbato a los gerentes de la empresa petrolera estatal PDVSA...
    11 de abril de 2002. Una multitudinaria manifestación que debía dirigirse a la sede de PDVSA, en apoyo de los trabajadores despedidos, es desviada hacia la sede presidencial. Decenas de chavistas esperan en los alrededores. Durante los oscuros sucesos de Puente Llaguno mueren 19 personas. El Ejército interviene y fuerza la renuncia de Chávez. Pedro Carmona, presidente de Fedecámaras, es nombrado presidente provisional y, en un acto demencial, deroga todos los poderes del Estado. Las Fuerzas Armadas vuelven a actuar y restauran a Chávez en Miraflores.
    En diciembre, un paro sindical, un «lock out» empresarial y una huelga petrolera acompañada de sabotajes internos ponen de nuevo a Chávez al borde del precipicio. Tras dos meses de incertidumbre, el Gobierno recupera el control de la primera empresa del país. Desde 2003, Chávez se radicaliza en su antiamericanismo y en su revolución socialista, cuya exportación fomenta a base de petrodólares. Supera el referéndum derogatorio de 2004. Vence en las elecciones regionales de ese mismo año. Arrasa en las legislativas de 2005 (a las que no se presenta la oposición). Vuelve a ganar en las presidenciales de 2006. Cierra cadenas de televisión, expropia latifundios...
    Hoy, con todo el poder en sus manos, se prepara para perpetuarse en él. Pero, quizá nunca le haya abandonado el sueño de ser una gran figura de las grandes ligas. Ahora, que ni siquiera puede jugar una pachanga, tal vez aún se vea en sus sueños sin la boina roja en la cabeza, sino con una careta de «catcher» cubriéndole el rostro, sonriente...
    LA CORRUPCIÓN CONSENTIDA
    El entonces ministro de Educación de Chávez, Aristóbulo Istúriz, de origen cubano y castrista, aparentaba convicción cuando nos espetó a un grupo de periodistas, hace un año en Caracas: «No tengan ustedes duda. Venezuela va camino de un régimen de orientación comunista».
    No será por no insistir. Pese a que el propio Castro siempre ha alertado a Chávez del artificio de implantar en Venezuela con petrobolívares lo que su revolución originó en la isla «de forma natural», el mandamás venezolano no ha parado de avisar. Con el fantasma del enemigo externo —el imperio— y con «robinhoodismo» interno —dinero de los ricos para los pobres, a fondo perdido—, Chávez pretende alcanzar la última estación: la dictadura. Nunca lo ha ocultado, y menos desde que «su» Parlamento monocolor (por renuncia errática de la oposición, sí) le otorgara plenos poderes. Y ahora toca la Constitución, el vestido legal para embutirse el totalitarismo.
    Lo dice —lo grita—, en estas páginas, su arrepentido mentor político y padre de la actual carta magna, Luis Miquilena.
    La alarma no suena sólo por la deriva de un régimen cada vez menos libre y más corrupto. Chávez mantiene su imagen limpia con la táctica de cambiar de ministros como de casaca, pero no puede ocultar tan fácil el creciente abuso en todos los rincones del país. La alarma ensordece cuando se escucha o se lee defender el régimen y diluir el abismo que hay entre el socialismo de Chávez-Evo y el de Lula-Bachelet, por simplificar. Un miembro del PSOE me decía hace poco que la teoría de los dos modelos de socialismo («Las dos izquierdas», de obligada lectura), desarrollada por el ex guerrillero comunista venezolano Teodoro Pettkoff, es desconocer la realidad iberoamericana. Es mejor acomplejarse y taparse los ojos.

    http://www.abc.es/20070909/prensa-do...709090857.html

  2. #2
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,936

    Predeterminado Bolsa pública, Mar seco, Amor odiante...

    Chávez expropia la principal aseguradora de Venezuela

    La Asamblea Nacional de Venezuela aprobó este miércoles en sesión extraordinaria la nacionalización de la principal compañía de seguros del país, Seguros la Previsora, una decisión que se enmarca en la reforma socialista del sistema financiero que está llevando a cabo el Gobierno del presidente Hugo Chávez.

    Europa press-LD

    La Previsora había sido intervenida a finales de 2009 por las autoridades venezolanas junto a media docena de entidades bancarias por supuestas irregularidades y fraude. La Asamblea Nacional venezolana aprobó mediante votación declarar de utilidad pública y social las acciones y los bienes muebles e inmuebles y bienhechurías que conforman el activo de la compañía y sus filiales, según explicó presidente de la Comisión Permanente de Finanzas de la Asamblea, Ricardo Sanguino, en declaraciones recogidas por los medios estatales.

    La Asamblea Nacional considera que el uso y aprovechamiento de los activos productivos que conforman Seguros La Previsora y sus filiales, "resultan indispensables para la creación de la Red Nacional Socialista de Seguridad y Asistencia Social Mixta", informó la emisora estatal Radio Nacional de Venezuela (RNV). El texto aprobado por el Parlamento ha sido enviado al Gobierno para su firma y entrada en vigor.

    Horas antes de la aprobación parlamentaria, Chávez había anunciado la pronta firma de la nueva Ley de Mercado de Valores y de la ley que permitirá al Estado expropiar la aseguradora, la cual prevé la creación de una red de seguros de propiedad estatal. "Con esto estamos saliendo de la podredumbre del capitalismo", afirmó el presidente venezolano durante el Consejo de Ministros celebrado este miércoles en el palacio presidencial.

    Chávez explicó que la Ley del Mercado de Valores permitirá el lanzamiento de la nueva Bolsa Pública de Valores, la cual tendrá dos ámbitos de funcionamiento: por un lado el de los bonos públicos y las operaciones de renta fija y por otro el de renta variable en el que las empresas podrán emitir acciones. "Los venezolanos ahora podrán ahorrar, pero ahora no en los bolsillos podridos de la burguesía para que se lleven el dinero para los Estados Unidos o para los paraísos fiscales", afirmó el mandatario.

  3. #3
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,936

    Predeterminado De victoria en victoria hasta la derrota final

    Su última hazaña es la instauración de la cartilla de racionamiento, componente indispensable del verdadero socialismo.

  4. #4
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,936

    Predeterminado

    La debacle árabe y tres lecciones importantes

    Por Carlos Alberto Montaner. En LD

    Hay por lo menos tres lecciones que extraer del reñidero árabe. La primera es que los regímenes caudillistas y sin instituciones legítimas tienden a desembocar en la violencia cuando llegan a su agotamiento. El reemplazo se produce a cañonazos porque no hay modos pacíficos de transmitir la autoridad. Eso ha ocurrido en Túnez, en Egipto y luego en Libia.

    Quienes desprecian el Estado de Derecho a la manera de las democracias estables y prósperas de Occidente no entienden que la gran virtud del sistema radica, precisamente, en la sustitución y renovación pacífica de los gobernantes, seleccionados de un abanico de opciones diferentes. Es posible que elijamos a un cretino o a un inepto, incluso a un canalla (ocurre con frecuencia), pero a estos indeseables se les puede reemplazar sin dificultades en los próximos comicios. (Raúl Castro debería estudiar cuidadosamente lo que ocurre en el norte de Africa y sacar las conclusiones adecuadas).

    La segunda lección tiene que ver con el petróleo. ¿Hasta cuándo las naciones importadoras de petróleo van a seguir aplazando el desarrollo masivo de fuentes alternas de energía? Recuerdo un vibrante discurso de Richard Nixon en 1973, hace casi cuarenta años, en el que juraba que Estados Unidos pondría fin a las importaciones petroleras. En ese año, los países árabes productores de energía castigaron a Occidente por el apoyo dado a Israel durante la guerra de Yom Kippur. El costo del petróleo se multiplicó por cinco, y medio planeta cayó en recesión. Desde entonces, todos los ocupantes de la Casa Blanca han repetido la patriótica cháchara de Nixon, con más o menos énfasis, pero el país, irresponsablemente, continúa dependiendo de las importaciones de crudo.

    ¿Por qué ese fracaso? Porque a la hora de valorar la factura del petróleo los norteamericanos se limitan a abonar el precio que indica el mercado al barril, sin tomar en cuenta los costos ocultos de un oligopolio controlado por unas veinte compañías –trece de ellas estatales–, establecido en regiones inestables e impredecibles y parcialmente regulado por un cártel de productores que mantiene artificialmente los precios del combustible, práctica que en cualquier otra actividad es un delito severamente penado por las leyes.

    ¿Cuál es el gasto militar de proteger las instalaciones en el Medio Oriente? ¿Cuánto cuestan las recesiones provocadas por estos vaivenes del precio del petróleo? Cada vez que se produce una catástrofe petrolera y el mundo entra en recesión se destruyen billones de dólares de capital acumulado, y todos nos empobrecemos súbitamente. Si esa suma fantástica pero real fuera agregada al costo de la factura del petróleo, veríamos que no es cierto que sea la fuente más barata de energía. Es la más costosa.

    La tercera lección tiene que ver con el cinismo infinito de los amigos de Gadafi. Los tres líderes que más descaradamente han salido a defender a este extraño dictador son Hugo Chávez, Daniel Ortega y Fidel Castro. El trío, mientras condena, conmovido, las muertes de inocentes provocadas por Estados Unidos en las guerras de Irak y Afganistán, respalda con entusiasmo los bombardeos de Gadafi contra civiles desarmados, efectuados por la aviación libia sin otro objetivo que sembrar el terror por medio de una masacre.

    Chávez, además, ha dedicado a los países de ALBA a tratar de salvar a su colega libio. El coronel venezolano, hoy bajo la tutela de Fidel Castro, no olvida que en los años noventa estaba bajo la influencia intelectual y política de Norberto Ceresole, un peronista-fascista argentino, muerto en 2003, tan descaradamente colocado al servicio de Libia y de Irán que hasta negaba la existencia del Holocausto.

    Chávez, de la mano de Ceresole, había leído con fascinación las tonterías escritas por Gadafi en El libro verde y defendía con ardor la "tercera teoría universal", como pomposamente llamaba el libio a unas autoritarias maquinaciones ideológicas en las que prescribía un modelo de Estado basado en la existencia de un caudillo iluminado, ligado a una sabia masa por medio de un ejército popular.

    El resto de los países integrados en ALBA –Ecuador, Bolivia y un par de risueños islotes caribeños–, más los observadores (Granada, Haití, Paraguay, Uruguay, acompañados por la satrapía siria), deben tomar nota de que aquélla es mucho más que una organización dedicada a estimular el comercio: es un instrumento diplomático de Chávez, Castro y Ortega para respaldar las peores tiranías. Es muy grave prestarse a esas componendas.


    © Firmas Press

  5. #5
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,936

    Predeterminado Biografía-biología ¿punto final?

    El ocaso del sueño bolivariano

    Mandatarios latinoamericanos que eran afines a las ideas de Hugo Chávez le han ido dando la espalda, en los últimos años, para distanciarse de un líder incómodo

    Unos días antes de la primera vuelta electoral en Perú, el caudillo venezolano llamó al búnker de Ollanta Humala, quien le atendió de forma fría e impersonal. No era la primera vez que Hugo Chávez intentaba comunicarse con el jefe de Gana Perú y la respuesta que obtenía era que éste se encontraba de gira o reunido con sus asesores.

    Cuando por fin pudo ubicarlo, Humala le explicó suavemente que cualquier contacto entre ambos sería perjudicial para su campaña. Yolanda Rivas, una de las asesoras del ex militar, comentó más tarde que «Ollanta se sentía realmente incómodo, pero como el presidente [de Venezuela] insistía tanto en ser útil, al final tuvo que plantearle la situación con toda crudeza».

    Para entonces, el candidato nacionalista ya había decidido romper sus vínculos con el líder bolivariano por la nefasta experiencia que tuvo en las elecciones de 2006, cuando perdió la contienda debido al manifiesto apoyo de Chávez. Según se avecinaba una segunda vuelta, Humala se fue desprendiendo del lastre chavista -los postulados del socialismo del siglo XXI- aceptó la tutela de Mario Vargas Llosa y de Alejandro Toledo y finalmente se impuso a su rival Keiko Fujimori. Hugo Chávez celebró la victoria de su ex discípulo sólo por encubrir el despecho que sentía hacia aquel desertor.

    Pocos días después, el padre de la revolución bolivariana viajó a Cuba, arrastrando una misteriosa enfermedad y la inequívoca sensación de que su proyecto de conformar un «bloque anti-imperialista» también zozobra.

    En los últimos años, los estadistas que comulgaban con sus ideas, se fueron apartando de él como quien toma distancia de un amigo que se torna incómodo.

    El paraguayo Fernando Lugo fue el primero de los mandatarios progresistas que se atrevió a desafiarlo en un foro internacional. En la cumbre que celebró el Unasur en 2009, el ex obispo rechazó la propuesta de Chávez de condenar a Colombia, por haber cedido bases en su territorio a las fuerzas de Estados Unidos. Lugo interrumpió a Chávez en la mitad de su discurso, cuando dirigía sus dardos contra el «imperio yanqui». Lo hizo para recordarle que Estados Unidos es uno de los principales consumidores del petróleo venezolano. El interpelado enrojeció de rabia pero no dijo nada al insolente. A la desobediencia del expansivo Fernando Lugo se sumó la ambigüedad del taciturno Evo Morales, su más firme aliado en Sudamérica. En 2009 la estatizada industria energética de Bolivia comenzó a desfallecer, al punto de que escaseara gas licuado en las casas de La Paz. Y cuando Evo acudió a su apoderado para cubrir la demanda con gas venezolano, se encontró con que el mayor productor de hidrocarburos del hemisferio occidental también se hallaba en aprietos. En medio de esa tesitura, el diario El Deber de Bolivia comentó que Evo Morales fue sumamente escéptico en relación a las explicaciones que le dio su camarada Chávez.

    En Luiz Inácio Lula de Silva, el caribeño siempre encontró un oído receptivo y un socio potencial de sus megaproyectos, como el de unir a toda Sudamérica por medio de una red de autopistas que atravesaría selvas, valles y cordilleras. O la integración energética de la América Morena e incluso la creación de un ejército regional para hacer frente a la siempre inminente invasión del Tío Sam. Pero tan pronto como Chávez abandonaba el Palacio de Planalto, Lula se olvidaba de los sueños compartidos para enfrascarse en el suyo propio de convertir a Brasil en una potencia tan capitalista como la del norte.

    Desencantado de sus vecinos, el bolivariano no malgastó sus energías tratando de seducir, políticamente, a Dilma Rousseff, la sucesora de Lula. En primer término, es probable que para cuando aquélla asumió la Presidencia Chávez no estuviera bien de salud. Después, el más veterano de los líderes sudamericanos ya había aprendido a desconfiar de las credenciales revolucionarias de sus pares. Ok. Dilma fue una intrépida guerrillera… Pero, ¿acaso el uruguayo José Mujica no recibió seis balazos cuando combatía al ejército en nombre de la revolución? Por ahora, los hermanos Castro y el nicaragüense Daniel Ortega no se han corrompido como el resto. Pero el gran sueño bolivariano se desvanece y sus fuerzas lo abandonan

    Por RAMY WURGAFT, en El Mundo

  6. #6
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,936

    Predeterminado Chávez y la magia negra

    Tras el golpe de estado de febrero de 1992 contra Carlos Andrés Pérez, los oficiales que diseñaron la operación, incluido el teniente coronel Hugo Chávez Frías, fueron conducidos a la prisión de Yare de la que saldrían sólo dos años después, indultados por el presidente Caldera. Uno de estos militares, el teniente coronel Francisco Arias Cárdenas, cuenta que un día entró en la celda de Chávez y estaban “todos sentados. Hugo está con pantalones cortos, con el escapulario de Maisanta y un tabacote. Él está con una botellita de ron y con el tabaco, echando humo. ‘Estamos convocando a los espíritus’, me dice. De repente, Chávez se transforma y comienza a temblar y a hablar como un viejecito: ‘¿Cómo están, muchachos?’, saluda. Y entonces salta de inmediato Torres, uno de los que estaba cuadrado conmigo, y le dice: ‘¡Mi general Bolívar!’. Y Chávez contesta: ‘No soy el general Bolívar. No me ponga tan arriba’. Salta entonces el capitán Blanco La Cruz: ‘¡Mi general Maisanta!’. ‘Claro, mijo, aquí estoy’, dice Chávez”.

    Santería y brujería
    Otro de los golpistas, el capitán Valderrama, confirma la historia de Arias Cárdenas (hoy diputado chavista) y la presencia de Blanco La Cruz (hoy gobernador de Táchira) y relata al historiador Blanco Muñoz que “en Yare vivimos muchas experiencias de ese mundo de la santería lindante con la brujería. Recuerdo que Blanco La Cruz era uno de los más asiduos al culto de lo que es el esoterismo: la brujería, la incorporación de espíritus en personas médium. Y resulta que Chávez les dice que él tiene facultades para ser médium... Y deciden hacer una sesión para demostrar que eso era verdad. Ronald arregló la sesión para que se incorporara el espíritu de Maisanta a Chávez. Nos reunimos todos en una celda. Chávez se sentaba en una silla con un tabaco. Entonces se empieza a fumar el tabaco y de inmediato empieza a hacer gestos con el cuerpo, para señalar que le está entrando el espíritu. Entonces se incorpora el espíritu de Maisanta… y era Maisanta quien hablaba a través de Chávez. Eso lo hicimos dos o tres veces”.

    Quién es el tal Maisanta? Pedro Pérez Delgado, un guerrillero notorio por su carácter vicioso e inmoderado del que Chávez asegura ser bisnieto (su abuelo fue el segundo bastardo de la segunda querida de Maisanta, a quien negó el apellido como a todos los hijos que engendró) y del que ha tomado la estética de la camisa roja.

    Un amigo de la infancia de Chávez, Rafael Simón, cuenta que en 1985, en el comando de Elorza, donde estaba destinado el gorila, Chávez “mandó colocar junto al retrato de Bolívar una fotografía de Maisanta. Además, ordenó que colgaran la bandera de guerra del bandolero, que es un paño negro con una calavera, la bandera de los piratas. Cada tarde, Chávez mandaba a sus soldados a rendir honores a los dos: al Libertador y a Maisanta”.

    Ese es el Chávez supersticioso que llega al poder unos años después. Pero no es el Chávez que hoy convalece de un cáncer mal operado en Cuba. Entre medias, y desde hace poco menos de diez años, Venezuela comenzó a llenarse de agentes cubanos, consejeros mandados por los Castro para asesorar en cuestiones como seguridad, organización e incluso suministro eléctrico. En coincidencia con la llegada masiva de cubanos, los cementerios de Caracas comenzaron a sufrir una oleada de profanaciones.

    De las profanaciones se hizo eco toda la prensa nacional, e incluso Newsweek le dedicó algún breve al asunto. No pasó mucho tiempo hasta que se relacionó la presencia de cubanos con el robo de los huesos y alguien gritó: “¡Paleros!”. La santería palera, una práctica habitual en la isla, importada del Congo por los esclavos negros que llenaron Cuba y en la que los huesos de los muertos son usados en rituales de magia negra para conseguir ventajas, protección o incluso que un enemigo quede maldito. Si el hueso es de un antepasado, el efecto es mucho más poderoso.

    En el caso de Chávez, tan cerca de Cuba y de los Castro (Fidel es palero), se cuenta y no se calla sobre su ‘conversión’ al rito palero, lo que incluye ceremonias de purificación junto a Castro con la sangre de un toro o incluso con la sangre de un león raquítico de un zoo de Caracas. Así lo cuentan curas venezolanos que en otros tiempos estuvieron cerca de Chávez, como José Palmar o el padre Manuel Díaz, e incluso reconocidos babalawos paleros (santeros) como Paulino Baptista, que aseguran que el presidente está en manos de la santería. Si eso es así, el mayor problema de Chávez es que no ha podido hacerse con los huesos de Maisanta, ya que su tumba desapareció a mediados del siglo pasado. Si Chávez necesitaba un hueso, si no podía ser de un antepasado, tendría que ser de otro caudillo. Y no de un caudillo cualquiera. Sino del caudillo. Uno. Bolívar.

    Huesos de cera
    La historia descabellada nos cuenta que en 2007 Chávez usó sus interminables monólogos televisados para decir en voz alta que él dudaba de la versión oficial de que Bolívar hubiera muerto de tuberculosis. La Academia Venezolana de la Historia salió al quite y mostró los resultados de la autopsia que se le practicó al libertador y que no dejan lugar a dudas sobre el mal que, finalmente, llevó a la tumba al sifilítico héroe de la independencia americana.

    Pero Chávez no cejó. Con menosprecio absoluto de la Academia, insistió en toda suerte de teorías fantásticas que culminaban en la versión de que los colombianos habían envenenado a Bolívar. Aquello era absurdo. Los propios colombianos aceptaron a finales de XIX entregar el cuerpo de Bolívar para su reposo eterno en su patria natal, Venezuela, y prepararon su cadáver con mimo exquisito. Abrieron el ataúd de plomo deteriorado que contenía sus restos, arreglaron los desperfectos, reemplazaron con cera los trozos de esqueleto perdidos y barnizaron los huesos de Bolívar para su mejor conservación. Así lo certifica el acta de entrega de los restos.

    Y de repente, sin aviso previo a la nación, hace un año, de madrugada (como exige el rito palero) medio centenar de hombres vestidos de blanco (otra exigencia santera) entró en la cámara que contiene los restos del libertador Bolívar. A eso de la una de la mañana, y con Chávez hablando en directo a la nación, levantaron la tapa de la caja, retiraron la antigua bandera de siete estrellas, abrieron el ataúd de plomo y mostraron los huesos barnizados de Simón Bolívar. Chávez aseguró que ahí comenzaba una investigación completa sobre las verdaderas causas de la muerte de Bolívar, pero lo que se vio, antes de que se cortara la transmisión, fue a uno de los hombres de blanco manipular con torpeza uno de los laterales del esqueleto, del que cayó un pequeño trozo de hueso.

    Un solo hueso de Simón Bolívar. Suficiente para el rito palero-cubano. Y hasta aquí, la historia descabellada.

    José Antonio Fúster, en La Gaceta

  7. #7
    Fecha de Ingreso
    17 ago, 11
    Mensajes
    11

    Predeterminado

    Les presento y espero sea bienvenido un proyecto para toda la comunidad de habla hispana es un blog y podcast nos interesan todo lo que tengan que opinar y asi poderlo compartir con toda la comunidad de habla hispana.
    http://elrumordeladiscordia.com/absurdo/

  8. #8
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,936

    Predeterminado ¿Qué pasaría si Chávez perdiera?

    Las noticias van y vienen. Unas anuncian la inminente muerte de Hugo Chávez y otras dicen que consiguió superar el cáncer. Aunque él admite que trabaja a media máquina, contradice a quienes indican que el tratamiento de quimioterapia le dañó algunos órganos: "Están pelados [equivocados] toditos, yo tuve cáncer pero fue sacado".

    Chávez se ha negado a decir ante los medios qué tipo de cáncer padece (o ha padecido), y ha recriminado a los periodistas por preguntarle, acusándolos de morbosos... e ignorando que un presidente tiene la obligación, no para con la prensa, sino para con su pueblo, de informar de todo lo que le pasa, lo cual comprende, evidentemente, lo relacionado con su salud.

    La mentira y la marrullería de estos dictadores les sirven de escudo para ocultar sus tramas. Es lo que ha hecho Fidel Castro durante décadas.

    Desde que sufrió esa metamorfosis político-ideológica que le llevó de líder del pueblo apoyado incluso ciertos ricos y poderosos (después se arrepintieron) a revolucionario tercermundista, Chávez ha demostrado ser un maestro de la prestidigitación. Transforma la falsedad en verdad y convierte en su mejor aliado a un pueblo sin trabajo, con hambre, que tiene miedo a la represión y que sueña con las promesas que le hacen de un mejor futuro.

    Para lograr manipular la información y atemorizar a quienes lo critican, tiene un ejército virtual de soldados en la internet que se encarga de reescribir artículos y noticias con el fin de ponerlos a su favor. Ahora bien, estos lacayos son la menor amenaza que afronta Venezuela; más grave es la indiferencia y la cobardía de la gente a la hora de enfrentar y desafiar a un hombre que, para muchos, ha perdido el horizonte.

    Hugo Chávez ha explotado mediáticamente su enfermedad, a fin de promocionarse para las presidenciales de octubre de 2012. A sus 57 años, ciego y sordo a las demandas sociales, se empeña en llevar Venezuela al comunismo radical, y para cumplir sus metas busca extender su mandato. No sabe que sus verdaderos enemigos no están sólo en la oposición, sino en sus propias filas, donde algunos merodean como aves carroñeras en torno a la presa moribunda.

    Chávez, saturado de egolatría, ha ido cavando su propia tumba, cerrando las puertas a empresarios e industriales que lo habrían ayudado en la crisis que se avecina. Ha esparcido la peste de la avaricia entre pequeños líderes y militares ávidos de poder, que le clavarán el puñal y conducirán el país a épocas aún más adversas.

    ¿Qué pasaría si Chávez perdiera? No hablo de las elecciones, sino de la batalla que libra contra el cáncer. Si no logra sobrevivir, la nación sería testigo de una lucha encarnizada por el poder, lo cual sería calamitoso para Venezuela y generar un baño de sangre que el pueblo no se merece.

    Por Raúl Benoit, en LD
    raulbenoit.com

  9. #9
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,936

    Predeterminado El odio enfermizo de Chávez

    Hugo Chávez Frías tiene el odio tan incrustado dentro de su ser, que no se podría desprender de él aunque quisiera. Su ojeriza para con los demás es parte de su carácter y sólo cree en una persona, a la que es completamente fiel: Fidel Castro.

    El odio debe de haber emergido como condición natural en el hombre de Sabaneta, nacido en un hogar modesto. Sus complejos de inferioridad y por ende su aversión hacia quienes tenían más méritos o abolengo no hicieron sino agravarse con el paso de los años. Su encuentro con Fidel Castro remachó el odio como una armadura de hierro en su lucha contra las clases sociales superiores, cebándole ese rencor que le rezuma por los poros cada vez que comparece en público.

    Aún está por escribirse el libro que analice con profundidad el odio de Chávez.

    El presidente usa su resentimiento para unificar a sus seguidores. El académico Hebert Koeneke indicó en uno de sus estudios que el discurso racial de Chávez es muy claro:

    Es divisionista para consolidar a sus seguidores a través del odio, incluso el odio étnico.

    Chávez odia a todo el que no esté ciegamente detrás de él siguiendo sus órdenes.
    Y ese odio ha causado un sinnúmero de muertes entre sus propios compatriotas, a quienes juró, como presidente, defender.

    Chávez ha sido acusado ante la Corte Penal Internacional (CPI) de delitos de lesa humanidad por el exembajador de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Diego Arria. A juicio de éste, el mandatario fomenta un opresivo clima de odio en el país que ha puesto en peligro a muchos venezolanos y costado la vida a miles de ellos.

    El exdiplomático, uno de los seis aspirantes a disputar a Chávez la presidencia del país en las presidenciales del próximo año, declaró:

    Hay un inventario de acciones realmente terribles, de las brutalidades cometidas contra miles y miles de venezolanos, que van desde asesinatos hasta desplazamientos forzados y [confiscaciones], como parte de una política sistemática generalizada (...) de violar los derechos humanos y realmente cometer crímenes de lesa humanidad.

    En lo internacional, su odio más enconado es contra Estados Unidos y sus instituciones. Por eso es tan incongruente el beso entre Chávez y Obama que la marca italiana Benetton exhibió recientemente en una campaña publicitaria contra el odio.

    El odio existió siempre en Chávez, y va a estar latente en él hasta que se muera, porque forma parte de su naturaleza.



    © Diario de América

    ANGÉLICA MORA, periodista, en LD.

  10. #10
    Fecha de Ingreso
    08 ene, 07
    Mensajes
    9,936

    Predeterminado Considera "muy extraño" el cáncer detectado a varios presidentes en los últimos años.

    Chávez asegura que se ha desarrollado "una tecnología" para inducir el cáncer entre los líderes latinoamericanos

    El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, calificó hoy como "muy extraño" la sucesión de diagnósticos de cáncer de varios mandatarios y ex gobernantes de Latinoamérica, y se preguntó si alguien no habrá desarrollado "una tecnología para inducir" esta enfermedad.

    Después de que el martes se conociera que su homóloga argentina, Cristina Fernández, tiene un tumor canceroso en la glándula tiroides, Chávez dijo que "es muy difícil explicar a estas alturas" lo que ha acontecido "a algunos de nosotros en América Latina". "Al menos es extraño, muy, muy, muy extraño", dijo Chávez en un acto de ascenso de militares transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión.

    Indicó que no quiere "lanzar ninguna acusación temeraria", pero se preguntó: "¿Sería extraño que hubieran desarrollado una tecnología para inducir el cáncer y nadie lo sepa hasta ahora y se descubra esto dentro de 50 años o no sé cuántos?".

    El gobernante venezolano recordó el caso de cientos de guatemaltecos sujetos a experimentos con sífilis por parte de EE UU en la década de 1940.

    "No lo sé, solo dejo la reflexión, pero esto es muy, muy, muy extraño que nos haya dado cáncer", insistió el presidente venezolano, que fue operado de un tumor en la zona pélvica el pasado 20 de junio, del que dice que ya se recuperó.

    Chávez recordó que, con el diagnóstico de Fernández, ya son varios los mandatarios de la región que han pasado por esta afección como la actual gobernante de Brasil, Dilma Rousseff, su predecesor, Luiz Inácio Lula da Silva, o el presidente paraguayo, Fernando Lugo.

    "Bueno, habrá que cuidar mucho a Evo. Evo cuidate. Correa, cuídate. Claro, uno no sabe", manifestó Chávez al referirse a sus homólogos de Bolivia y Ecuador, Evo Morales y Rafael Correa.

    "Fidel siempre me lo dijo: Chávez, ten cuidado, porque tú te le tiras a la gente encima. Mira, cuidado, esta gente ha desarrollado tecnologías, tu eres muy descuidado, cuidado con lo que comes, cuidado con una pequeña aguja y te inyectan no sé qué", relató al recordar una conversación con el expresidente cubano Fidel Castro.

    "En todo caso, repito, yo no estoy acusando a nadie, solo estoy haciendo uso de mi libertad para reflexionar y emitir comentarios ante hechos muy extraños y difíciles de explicar", afirmó Chávez.


    Efe/La Gaceta

Permisos de Publicación

  • No puedes crear nuevos temas
  • No puedes responder temas
  • No puedes subir archivos adjuntos
  • No puedes editar tus mensajes
  •  


Archivo  •  España  •  Hispanoamérica  •  Stop Yihad  •  Foros  •  Los blogs  •  Constitución Europea  •  El reloj de la malaria  •  Fórrum
Site Meter RSS  •  OPML  •  XHTML 1.1  •  CSS  •  508

© 2004-2012 liberalismo.org