PDA

Ver la Versión Completa : Bélgica prohibirá el burka



danny10
02/04/2010, 21:07
http://www.minutodigital.com/noticias/2010/03/31/belgica-vota-la-prohibicion-del-burka/

Bélgica prohibirá el burka

Redacción | Publicado el 31 Marzo, 2010

La Comisión de Interior del Parlamento Federal ha apoyado un proyecto de ley que prevé la prohibición del uso en público de atuendos como el ‘burka’ o el ‘niqab’..

Todo mientras en un colegio de Charleroi una profesora de matemáticas se bate con la justicia para dar clases con el velo islámico, en contra de un decreto del Ayuntamiento que prohibe el uso de “todo signo religioso o filosófico”.

El presidente francés, el conservador Nicolas Sarkozy señaló que esta prenda “no es bienvenida” en una Francia laica y su Gobierno sigue adelante.

“Los parlamentarios van a asumir sus responsabilidades para prohibir el velo integral en todos los espacios públicos”, ha dicho el diputado, de la Unión por un Movimiento Popular (UMP), Lionnel Luca.

“No es posible prohibir totalmente el burka, uno sabe que esta será una ley estigmatizada. Deseo que el Gobierno y el presidente reflexionen, y que no quieran hacer política de espaldas a la ley”, ha dicho el parlamentario, Pierre Moscovici (PS).

El informe del Consejo de Estado es un contratiempo jurídico para Nicolas Sarkozy aunque deja la puerta abierta a la prohibición en algunos lugares públicos, solo por razones de seguridad.

agente t
23/04/2010, 17:09
Francia también lo hará.

agente t
11/05/2010, 18:04
El Parlamento francés debate una resolución de rechazo a la burka

Eliane Ros, hoy, para El Periódico de Catalunya
PARÍS

El Parlamento francés debate hoy una resolución que condena el uso de la burka, el velo integral que utilizan unas 2.000 mujeres musulmanas en el país. El objetivo de este procedimiento de carácter simbólico es aprobar, por unanimidad, un texto que refuerce los principios republicanos antes de pasar a la acción con la promulgación de una ley que prohibirá una prenda considerada discriminatoria para las mujeres.

El texto legislativo será presentado la semana que viene por el Gobierno y se prevé que sea validado por el hemiciclo este verano. La llamada "fase de explicación" se ha iniciado en un ambiente de consenso, solo roto por algunos diputados comunistas y los representantes de la Asociación del Culto Musulmán, contrarios a la prohibición por considerar que “estigmatiza” al islam.

La resolución, previamente pactada entre el partido del Gobierno, la Unión por un Movimiento Popular (UMP), y el Partido Socialista (PS) precisa que la burka y el niqab –los velos que cubren el rostro- "son contrarios a los valores republicanos".

Citando la Declaración de los derechos del Hombre de 1789, el preámbulo de la Constitución de 1946 y la Carta de los derechos fundamentales de la UE, el texto recuerda también "la adhesión al respeto de los principios de la dignidad, la libertad, la igualdad y la fraternidad entre los seres humanos". Subraya también que la comunidad musulmana "no reconoce como una prescripción religiosa" esta práctica juzgada radical.

Dudas sobre viabilidad jurídica

El informe emitido por una comisión parlamentaria sobre el tema de la burka recomendaba la aprobación de una resolución solemne y, al igual que el Consejo de Estado, planteaba sus dudas sobre la viabilidad jurídica de prohibir la burka en la calle y propugnaba el veto en los espacios públicos, incluido el transporte comunitario.

Sin embargo el Gobierno está dispuesto a aplicar la restricción máxima y se propone multar con 150 euros a quienes se cubran el rostro. La sanción sería más severa en el caso de obligar a una mujer a llevar el velo integral.

agente t
20/05/2010, 17:33
En temas espinosos, que requieren una valentía que quiebre la censura mental de lo políticamente correcto, el miembro más valiente del Ejecutivo socialista es el ministro Corbacho. A diferencia de otros líderes de la izquierda, que hacen gala de una considerable empanada mental, Corbacho nunca ha evitado pronunciarse abiertamente, a pesar de los chuscos que podían caerle encima. Probablemente sus años de alcalde, lidiando con los aspectos más problemáticos de la cuestión, han sido una inmejorable escuela de sentido común. Por ello, ante la pregunta sobre la moción contra el burka del Ayuntamiento de Lleida, Corbacho ha sido claro: el burka no es una expresión religiosa sino un signo de esclavitud de la mujer. En paralelo, la misma idea la han sostenido políticos de otro pelaje como Esperanza Aguirre, pero la importancia de las palabras de Corbacho es evidente: es un ministro socialista. Su claridad conceptual es aire fresco entre tanta tontería dicha por la progresía oficial, cuando se trata de mujer e islam. La suya, y la del alcalde leridano Àngel Ros, que raudo ha tomado como propia la oportuna moción de CiU contra el burka. Algo se está moviendo en la izquierda sensata.

Sin embargo, ni todos son sensatos, ni hay flores sin cardos, y estos abundan en el territorio fértil de la Barcelona sostenible. Por ejemplo, las barbaridades que ha dicho Elsa Blasco, ínclita representante de ICV, que, por supuesto, no ha defraudado. ¿Ha hecho una sólida intervención sobre un tema complejo? Sólo los ilusos y los santos creen en los milagros. No, Elsa ha sido fiel a la tradición de su partido de simplificar lo complejo hasta la nimiedad, denostar a aquellos que no piensan como ellos y repartir carnets de pulcritud democrática. Y, como no podía ser de otra forma, ha tildado al PP de "xenófobo". Del PP era la moción sobre el burka que se planteaba, y probablemente ese "pecado original" ha abandonado la moción a su triste suerte. Los de PSC y ERC, encantados de poder despistar el tema, cargándose una moción pepera. Y Convergència absteniéndose, por si acaso don Xavier pudiera parecer lo que no es, acercándose a don Alberto.

Francamente, patéticos todos. Primero porque el PP es un partido democrático y, salvo excepciones patológicas como las de Xavier García Albiol, cuando tiene razón, la tiene. Y segundo, en el caso convergente, porque no puede inspirar una cosa en Lleida y abstenerse de lo mismo en Barcelona. Ahora dicen que harán una comisión y bla, bla. Lástima. Porque si alguna ciudad tendría que ser pionera en prohibir esta pérfida cárcel textil, expresión pública de la esclavitud de la mujer, era Barcelona. Pero entre la empanada de unos y la cobardía de los otros, los burkas continuarán paseándose por Barcelona. La ciudad de los prodigios lo es tanto que permite el retorno a la edad media.

Pilar Rahola, hoy en La Vanguardia

agente t
27/05/2010, 18:00
La prohibición de cubrirse las mujeres con el velo en las escuelas u otros edificios públicos, como manifestación de profesar la religión musulmana, ¿vulnera el derecho a la libertad religiosa? El problema, desde hace bastantes años, es recurrente. Ahora mismo, en Francia se debate una ley que pretende prohibir el velo integral, es decir, el que cubre total o parcialmente el rostro de la mujer. A su vez, en Pozuelo de Alarcón, la joven Najwa Malha fue expulsada recientemente del instituto Camilo José Cela por no renunciar al uso del velo en dicho recinto. Hace unas semanas precisamente se celebraron en la Universitat Autònoma de Barcelona unas muy interesantes jornadas sobre Libertad religiosa y ciudadanía musulmana, organizadas por Álex Seglers, profesor de dicha universidad y reconocido especialista en la materia. Así pues, estos problemas aún no resueltos preocupan a los gobiernos, a la gente de la calle y a los medios académicos. Para solucionarlos suelen mezclarse confusamente cuestiones identitarias, respeto a las tradiciones y políticas de género, cuando en realidad, a mi parecer, se trata simplemente de un problema de libertad y de sus límites.

En efecto, la cuestión no se debe enfocar como un problema en defensa de la igualdad de la mujer ni de la identidad cultural. Este es, según mi parecer, el mal planteamiento que está llevando a cabo el Gobierno francés. "Somos una vieja nación unida alrededor de cierta idea de la dignidad de la persona y en particular de la dignidad de la mujer, alrededor de cierta idea de la vida en común...", ha manifestado el presidente Sarkozy. Por su parte, Eric Besson, ministro francés de la Inmigración, de la Integración y de la Identidad Nacional, ha declarado: "El velo integral no es el principal problema de Francia en este momento, eso es evidente. Pero afecta a los principios mismos de la identidad francesa y de la identidad occidental". Dignidad de la mujer, identidad francesa y occidental: no creo que estos sean argumentos para prohibir el velo.

El ámbito en el cual hay que situar el problema es, a mi entender, el derecho a la libertad religiosa que implica, a su vez, la idea de Estado laico o no confesional, reconocidos en el artículo 16 de la Constitución española. Efectivamente, Estado laico significa que sus instituciones, fines y actividades no deben reflejar ninguna preferencia religiosa entre las varias existentes: todos los poderes públicos deben ser neutrales en esta materia. Por ejemplo, el crucifijo como signo religioso cristiano no debe estar presente, como tal signo, en las escuelas públicas o en otros edificios de este mismo carácter. En cambio, no hay inconveniente en que ocupen un lugar preferente en las escuelas privadas con ideario religioso cristiano.

Posición distinta al Estado y a los poderes públicos en general es la que ocupan los ciudadanos, personas libres a los que la Constitución les da el derecho a la libertad religiosa, es decir, la posibilidad de optar por una religión u otra, o bien por ninguna, así como a manifestarlo frente a los demás e, incluso, a hacer proselitismo, siempre que se respeten los derechos de los demás y la seguridad pública. El Estado, al ser laico, está sujeto a la neutralidad religiosa; pero los ciudadanos son libres y por ello pueden adoptar la ideología, religión y creencias que prefieran, siempre que se atengan a los límites señalados.

Sentadas estas premisas: ¿se puede prohibir a las mujeres la utilización del velo musulmán en el ámbito público argumentando que el Estado es laico y, en ese ámbito, se debe prescribir toda manifestación religiosa? Es evidente que no: las personas, sujetos del derecho a la libertad religiosa, pueden manifestar frente a los demás sus creencias religiosas y el uso del velo es un signo de ellas, protegido, precisamente, por este derecho fundamental. Ahora bien, si este velo no permite la identificación de la persona que lo usa se puede poner en riesgo la seguridad pública y, naturalmente, en este supuesto su utilización se puede prohibir al exceder el ámbito de la libertad religiosa.

La ley que se tramita en Francia prohíbe el velo integral, es decir, el burka, que oculta por completo el rostro de la mujer, y el niqab, que sólo permite ver sus ojos. Tal prohibición respeta el derecho a la libertad religiosa no por los argumentos que alegan Sarkozy y su ministro Besson, es decir, la dignidad de la mujer o la identidad francesa y occidental, sino por razones de seguridad pública, un límite general al ejercicio de las libertades fundamentales.

En el caso de la joven de Pozuelo Najwa Malha las circunstancias son distintas porque no utilizaba ningún velo integral. Se la expulsó del instituto, en virtud de su reglamento disciplinario interno, simplemente por usar el hiyab, es decir, el velo que sólo cubre la cabeza y que no ofrece ningún riesgo para la seguridad de los demás al ser su rostro perfectamente identificable. Najwa Malha, al usar el hiyab, ha ejercido su derecho a la libertad religiosa, un derecho fundamental que debe prevalecer sobre cualquier ley, más aún sobre cualquier reglamento. Su expulsión del instituto es, por tanto, nula al no ser conforme a derecho.

Por Francesc de Carreras, hoy en La Vanguardia.

agente t
25/06/2010, 17:27
Arcadi Espada

Publicado el Viernes, 25 de junio de 2010 en El Mundo

"Para que todas las convicciones quepan en el espacio público es preciso que no se muestren"

La cruz es un símbolo religioso. A diferencia del 'burka', por ejemplo. El 'burka' es, primeramente, una máscara textil. Aunque eso interesa tanto como la consideración de que una bandera es un trapo: la actividad del 'burka', como la de la bandera, está en su vertiente simbólica y el 'burka' simboliza, con independencia de la opinión del sujeto paciente, una opresión. De ahí que las derechas españolas hayan hecho muy bien en exigir al gobierno que lo prohíba en el espacio público; contra la opinión de la izquierda, que ha vuelto a preferir el relativismo a la libertad y el tacticismo a la verdad. No es la hipotética naturaleza religiosa del 'burka' la que lleva a los ciudadanos a exigir su prohibición; es su indecencia civil, que lo distingue, por cierto, del casco de motocicleta o del pasamontañas, artefactos con que la hipocresía socialdemócrata ha querido asimilarlos a la hora de vetarlos en alguna dependencia municipal. No es el 'burka', repito, el caso de la cruz.

Nadie puede discutir las atrocidades que se han cometido en nombre de la cruz y enarbolándola, materialmente, en el campo de batalla y ante la hoguera de las inquisiciones. Puede decirse lo mismo, por ejemplo, de la hoz y el martillo, aunque la cruz haya expandido durante mucho más tiempo la barbarie. Pero este sentido de la cruz ya no rige: hoy la cruz es sólo un símbolo de determinadas opiniones trascendentes. La separación entre la Iglesia y el Estado supone que la cruz no obliga a los infieles; al contrario de lo que sucede con las máscaras en los 'burkaestados', tipo Ahmadineyad. Sin embargo, y en contra de lo que pretende la Conferencia Episcopal Española en el papel tan pobremente argumentado que ayer dio a la prensa, la cruz no debe exhibirse en las escuelas ni en otros espacios públicos. Una opinión no puede monopolizar el espacio público; ni tampoco en el espacio público pueden exhibirse todas las opiniones. Si se cuelga el crucifijo en el muro hay que dar la misma opción a un islámico, a un judío, o un ateo. No hay muro para tanto grafitti: para que todas las convicciones quepan en el espacio público es preciso que no se muestren.

Lo que, en el fondo, pretende la Conferencia Episcopal Española con la cruz es hacer pasar las opiniones por hechos. La misma estrategia que utilizan los creacionistas cuando intentan rebajar la selección natural a una opinión. Pero la cruz ya no es un hecho. Es decir, para nuestra suerte no es como el 'burka'.

agente t
03/08/2010, 16:58
La persona que lucía el niqab trataba de cruzar la calle, pero su limitadísima visión se lo impedía

Ayer, lo juro por mis muertos, vi a una señora (supongo que lo era, pero podría ser también un señor, puesto que no me atreví a investigar empíricamente ese extremo) cruzando la calle vestida con esa modalidad de velo integral llamada niqab. Puedo concretar más: la calle en cuestión es la calle donde vivo, y sucedió a las once y cinco minutos de la mañana. El niqab era de color negro y el resto de la vestimenta era marrón. La señora (o señor) empujaba un cochecito con una criatura, esta libre de burka o niqab, lo cual es un detalle dado el calor que pega.


No es la primera vez que veo a alguien por mi barrio vistiendo el velo integral, pero sí es la primera vez que he sentido miedo. Un miedo considerable. No ese miedo que dicen algunos sabios que tienen las clases medias europeas y tontunas cuando topan con una costumbre o folklore ajenos, con lo bonito que es ver mundo sin gastar ni un céntimo ni estar pendiente de la semana oriental de El Corte Inglés. No era ese miedo, no. Era miedo por la suerte del ser humano que iba a cruzar la calle (de doble sentido y tráfico incesante) sin ver ni torta. Porque la persona femenina o masculina que lucía el niqab trataba de pasar de una acera a otra pero su limitadísimo campo de visión le impedía controlar ambos lados de la vía con facilidad y rapidez. El o la transeúnte ataviado con el referido traje regional empleó varios minutos en verificar que no venía ningún vehículo.

Al final, no ocurrió una desgracia porque Dios (el de los musulmanes, el de los cristianos, el de los hebreos y el de los indios de la Selva Lacandona que adoran las botellas de Coca-Cola) no quiso. ¿Se imaginan la que se armaría si un automóvil o cualquier otro invento del infiel atropellara, un día de estos, a una persona que pasea con una vestimenta que la convierte en un invidente voluntario? Además de conseguir tapar la polémica sobre los toros (lo cual muchos agradeceríamos), conseguiríamos que Catalunya diera una vuelta de tuerca más a su psicodrama colectivo. La controversia sería inenarrable.

Por suerte, puesto que el juez del caso ya ha archivado la causa por el terrible accidente ferroviario de la noche de Sant Joan en Castelldefels, el debate legal velo-automóvil se zanjaría sin problemas al poder aplicarse entonces la misma argumentación que ahora se ha expuesto. Si alguien fallece al ser embestido por un coche, tren, moto o carro vistiendo velo integral será, muy probablemente, por una actuación "imprudente y temeraria" (tomo prestadas palabras del juez) de la víctima. Quedamos, pues, todos avisados: autoridades, peatones, automovilistas y ciudadanas que (en uso de su libertad) van por nuestras calles casi a ciegas. Otra cosa (y en esto ya no me meto) es que uno o una se vista así para inmolarse (siempre en uso de su libertad) al paso de un turismo o similar.

Por Francesc-Marc Álvaro, hoy en La Vanguardia

agente t
13/08/2010, 17:55
Por Arcadi Espada

Publicado el Viernes, 13 de agosto de 2010 en El Mundo

Entre las ruinas del Partido Socialista de Cataluña todavía hay un hombre. Àngel Ros, el alcalde de Lérida. El alcalde lleva una lucha ejemplar y pionera contra el 'burka', al que quisiera erradicar de la ciudad. Su actitud contrasta vivamente con los apaciguadores socialdemócratas. Sea la alcaldesa de Cunit, que protegió a un imán acusado de agredir a una mujer. Sea la ministra Aído, que recita sobre el 'burka' lo que aprendió de sus abuelitos: prohibido prohibir. O sea, ayer mismo, el ministro Chaves, que trata al presidente de la comunidad de Melilla como si el presidente Imbroda fuera el extranjero moral. ¡Que lo es, claro, dada su militancia!

El problema público de las mujeres veladas no es que sean humilladas: es que son humillantes

El alcalde de Lérida es uno de los escasos ejemplos de convicciones y nobleza que ha dado en los últimos tiempos la vida política española, y mi único temor es que su partido pretenda aprovecharlo. (Bueno: en realidad no es mi único temor. A diferencia de otras retóricas, el enfrentamiento abierto con los islamistas tiene riesgos precisos.) No le falta razón a Mourad El Boudouhi, el jefe islamista de Lérida que acaba de presentar unas alegaciones contra la decisión de prohibir el burka en las dependencias municipales, cuando dice que "Lérida parece una propiedad privada, fuera de este país." En efecto: hay algo de ajenidad en la actitud del alcalde respecto a lo que es habitual en los socialdemócratas. Las alegaciones de Boroudi, sin embargo, son también interesantes por otros motivos. Ha dicho, por ejemplo: "Nadie tiene derecho a hablar y decidir por esas mujeres".

Hay que obviar la galería de sarcasmos que provocan estas palabras en boca de un islamista. Lo interesante es que Boroudi utiliza un argumento de raíz liberal del que se apropia, sin problemas, la flexible socialdemocracia. Un argumento que, en el fondo, fiel a su raíz, ignora y desprecia el espacio público, pretendiendo que sus normas comunes pueda fijarlas cada cual. El problema público de las mujeres veladas (como el de los toros embolados) no es que sean humilladas: es que son humillantes.

El cambio a peor del espacio público en cuya creación participó es la peor pesadilla de un ciudadano. Una Melilla marroquí. Una Cataluña catalana. Un Gibraltar español. Cualquiera de estas posibilidades satisfaría a los muertos y a los dioses de cada respectivo. Pero el cambio sería desmoralizador para los vivos. Una característica indiscutible de nuestra vida ha sido la constante mejora de las condiciones físicas y morales del espacio público. Igualdad y luz, ésta es la Ciudad. Resulta alentador que un alcalde se resista a verla convertida en una chabola de sombras.

agente t
01/10/2010, 17:00
Wilders logra un pacto con el nuevo Gobierno holandés para prohíbir el burka

Las dos formaciones que integrarán la coalición tripartita de Gobierno en Holanda han accedido a promover la prohibición del burka como moneda de cambio del apoyo del Partido de la Libertad (PVV), según se extrae del pacto hecho público este jueves.

EUROPA PRESS-LD

Este acuerdo incluye también recortes presupuestarios por valor de 18.000 millones de euros y un compromiso de reducir el déficit al nivel de lo exigdo por la Unión Europea en el año 2013. Además, la alianza promoverá un endurecimiento de las normas migratorias, el incremento de la plantilla policial y la conversión de los tradicionales coffee shops en clubes cerrados.

A estas medidas se añade el recorte de un tercio en el tamaño del Parlamento y Senado, así como una reducción de las carteras ministeriales y de los cargos administrativos locales. La austeridad alcanzará también a la cultura y a los medios de comunicación públicos.

El líder del PVV, Geert Wilders, calcula que las iniciativas relativas a los inmigrantes reducirían en torno a la mitad la llegada de población extranjera.

Después de más de cien días de conversaciones, todo parece encarrilado para romper el vacío de poder después de la caída del anterior Ejecutivo, el pasado mes de febrero, cuando el socialdemócrata Partido Laborista (PVDA) abandonó la coalición gobernante por su oposición a que Países Bajos siguiese teniendo tropas desplegadas en Afganistán.

El Partido Popular por la Libertad y la Democracia (VVD), la Llamada Democristiana (CDA) y el Partido de la Libertad (PVV) han accedido finalmente a gobernar en minoría, y tan sólo resta la aprobación del CDA, el próximo sábado, para lograr el visto bueno definitivo.

agente t
08/10/2010, 17:56
Italia se dispone a prohibir el niqab y el burka en los lugares públicos. Se plantea modificar un artículo de la ley de 1975 que veta el uso de prendas que dificultan el reconocimiento de una persona en un lugar público y sin motivo justificado.

Después de Bélgica y Francia, Italia se dispone a prohibir el niqab y el burka en los lugares públicos. Pero, eso sí, el país que preside Silvio Berlusconi no quiere ni mencionar la palabra “islam”. Los italianos quieren esquivar cualquier tipo de polémica y sostienen que el debate se centra en un problema de seguridad.

Lea la información completa en la edición impresa de LA GACETA

agente t
19/10/2010, 18:36
Los talibán atentarán en Holanda si el Gobierno prohíbe el burka

Los talibán de Afganistán han advertido de que llevarán a cabo atentados en Holanda si el nuevo gobierno, apoyado por el Partido por la Libertad (PVV) de Geert Wilders, emprende políticas "antimusulmanas".


EFE-LD

"Si Holanda intensifica sus políticas contra la población de origen musulmán, pueden estar seguros de que serán objeto de ataques por parte de grupos yihadistas", ha afirmado un supuesto portavoz de los talibanes del norte, Zabiullah Mujahed, en una entrevista que publica hoy el diario holandés de izquierdas Volkskrant.

Esta alerta se produce pocos días después de la consecución de un acuerdo para la formación de un nuevo gobierno en Holanda. El ejecutivo, minoritario, está basado en una coalición entre liberales y democristianos, presidida por liberal Mark Rutte, con el apoyo externo del partido PVV. La coalición ha concluido ya un acuerdo con Wilders para endurecer las leyes de extranjería.

Mujahed expone que si Geert Wilders consigue "manipular" al Parlamento holandés para sancionar leyes como la que prohíbe el burka (el velo islámico que cubre íntegramente a algunas mujeres), "no habrá duda de que los musulmanes de otros países emprenderán acciones de apoyo a sus hermanos musulmanes".

El líder del Partido por la Libertad (PVV) está siendo juzgado en La Haya acusado de incitación al odio y discriminación contra los musulmanes, cargos de los que pide ser absuelto, por equiparar el Corán con el Mein Kamptf de Hitler. Entre otras condiciones impuestas al nuevo gobierno, Wilders reivindica el endurecimiento de la política de inmigración con el objetivo de reducir en un 50 por ciento la entrada de inmigrantes, de los que un gran número son musulmanes.

A principios de este mes, los talibanes paquistaníes también dirigieron una amenaza a los Países Bajos a través del comandante talibán Wali-ur Rehman en una entrevista en el telediario de la cadena RTL.

Paradójicamente, Holanda fue uno de los primeros países de la OTAN en retirar tropas de Afganistán el pasado 1 de agosto, como consecuencia de un desacuerdo entre los socios del anterior gobierno democristiano-socialista. Los talibanes consideran la presencia militar de la OTAN en Afganistán como una "ocupación internacional", en palabras de Rehman.

agente t
27/01/2011, 17:10
¿Tiene idea la defensora del pueblo de la presión del salafismo sobre las mujeres musulmanas?

No entiendo por qué los defensores del pueblo –a diferencia del prudente Síndic de Greuges– tienen este gusto por las polémicas estridentes. En el caso de la actual defensora, doña María Luisa Cava de Llano, el histrionismo apareció por la puerta grande y a galope de caballo siciliano, montando un inútil pollo con el catalán, nada más enseñar el hocico. Entonces pensé “¡quina mandra!”, y dejé pasar sus exabruptos, propios del lugar común del anticatalanismo de siempre. Pero sus recientes declaraciones sobre el burka ya no son tan comunes y han tenido la virtud de activar mi adormilado interés por ella. Dice doña Cava de Llano que defiende la libertad de las mujeres que llevan burka en España, “siempre que sea por voluntad propia y no como un elemento de sumisión al hombre”. ¿Que qué?

Veamos, ¿lo dice por ignorancia del tema (lo cual es feo), por un retorcido sentido del humor (lo cual es estúpido) o porque tiene un considerable lío mental en cuestiones básicas sobre derechos fundamentales (lo cual es grave)? En cualquier caso, la persona cuyo cargo se define precisamente por la defensa de las personas tiene tal confusión en cuestión de derechos, libertades y democracia, que llega a creer que la libertad pasa por la cárcel textil de una mujer completamente segregada de la sociedad. ¡Qué bonito oxímoron este de mezclar libertad con esclavitud! A estas alturas, pues, del lío integrista islámico, la señora Cava de Llano debería saber que detrás de la defensa del burka y del niqab no existe ninguna libertad individual –concepto, por cierto, absolutamente negado en el argumentario fundamentalista–, sino una trabada red de organizaciones salafistas, cuya voluntad de imponer leyes paralelas a las leyes democráticas rezuma en cualquier texto, conferencia, sermón o congreso del salafismo que tenga a bien leer la ínclita defensora. ¿No debería saber algo de este peludo tema? ¿No debería saber que España –y en concreto Catalunya– es, actualmente, el epicentro del salafismo en toda Europa? ¿No lee los informes del CNI? ¿No sabe que tenemos decenas de congresos salafistas, donde los ulemas venidos de Arabia Saudí, mezquitas europeas y cualquier lugar del mapa integrista imponen las normas que deben seguir las mujeres? ¿No tiene idea de la presión del salafismo sobre las comunidades musulmanas españolas? ¿No ha oído hablar nunca de la policía religiosa? ¿No sabe nada de los imanes radicales que sermonean su odio a la libertad en las mezquitas de nuestro país? Pues entonces, si no tiene idea, ¿por qué opina al tuntún? Porque hay algo peor que abandonar las mujeres musulmanas a la desgraciada suerte de las ideologías fundamentalistas, y es usar el nombre de la libertad para justificar su segregación. La libertad, señora defensora, no tiene nada que ver con el burka. Si usted no lo sabe, ¿qué hace en este cargo?

Pilar Rahola, en La Vanguardia
----------------------------
El problema es que seguir el salafismo no es equivalente a profesar el Islam, y por lo tanto el argumento esgrimido vulnera la libertad de culto establecida en la Constitución.
Además está el problema de la prueba en lo referente a la motivación de cada una de las mujeres islámicas que lleve burka, pues sólo sería posible su prohibición en el caso que proviniese de una imposición directa de los mencionados imanes. La prohibición debe sustentarse en argumentos más objetivos tales como el de la seguridad.

agente t
06/02/2011, 18:09
La propuesta de resolución plantea como excepción el uso de prendas que cubran totalmente la cara o impidan la identificación a los espacios públicos con finalidades religiosas y a la celebración de fiestas tradicionales como las procesiones de Semana Santa.

El PP catalán ha registrado en el Parlament una propuesta de resolución para que la cámara pida al Gobierno central las reformas legales necesarias para prohibir el uso del 'burka' y el 'niqab' tanto en la vía pública como en los edificios y equipamientos públicos de toda España.

La propuesta de resolución, a la que ha tenido acceso Europa Press, plantea como excepción el uso de prendas que cubran totalmente la cara o impidan la identificación a los espacios públicos con finalidades religiosas y a la celebración de fiestas tradicionales como las procesiones de Semana Santa.

Pretenden que el Gobierno prohíba específicamente en las leyes contra la violencia de género y por la igualdad efectiva entre hombres y mujeres el uso de piezas como el 'burka' y el 'niqab' por su "clara connotación criminalizadora y discriminatoria para la mujer".

Reclaman también que la Generalitat apoye a los ayuntamientos que reformen sus ordenanzas para prohibir el uso de velos integrales en la calle, y que les respalde en las tareas de mediación intercultural.

La propuesta, que han firmado simbólicamente los 18 diputados populares, contempla además potenciar el diálogo con los sectores "más abiertos y liberales" de la comunidad musulmana de Cataluña.

Una vez ha sido registrada en el Parlament, la propuesta de resolución deberá ser admitida a trámite por la Mesa de la cámara y enviada a la comisión de Bienestar, Familia e Inmigración.

Rechazada por el tripartito
En la anterior legislatura el Parlament ya rechazó con los votos del tripartito -PSC, ERC e ICV-EUiA- una moción del PP que instaba al Govern a apoyar a los ayuntamientos que decidan prohibir el uso del 'burka' y el 'niqab'.

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, había llevado en junio también al Senado la prohibición de este tipo de prendas, y el programa electoral de los populares en las autonómicas también contemplaba este compromiso.

El Ayuntamiento de Lleida fue el primer consistorio del Estado en regular el uso de velos integrales, una iniciativa que luego siguieron otros municipios como Tarragona, Cunit, El Vendrell, Barcelona, Manresa y L'Hospitalet de Llobregat, entre otros.

En La Gaceta

agente t
11/04/2011, 19:44
Tres mujeres detenidas el primer día "sin burka" en Francia

Las mujeres se exponen a multas de hasta 150 euros.

LIBERTAD DIGITAL

La policía francesa detuvo este lunes a tres mujeres con velo -una con burka, otra con niqab y la tercera con hiyab- delante de la catedral de Notre Dame, en el centro de París, según pudo constatar Efe en el lugar.

La detención se produjo en el transcurso de una manifestación en contra de la prohibición del uso del burka (velo integral islámico) en lugares públicos en Francia, medida que entró hoy en vigor. La manifestación había sido convocada por la asociación "No toque mi constitución" y reunió a un número indeterminado de personas delante de la catedral, lugar al que acudieron numerosos periodistas y donde había, como es habitual, muchos turistas.

Un portavoz policial aseguró que los arrestos no se produjeron por la vestimenta de las mujeres -el niqab deja ver los ojos y está afectado por la prohibición pero el hiyab deja libre el rostro- sino porque no habían pedido permiso para manifestarse.

La asociación convocante aseguró que había pedido los permisos necesarios pero que la prefectura se los habían denegado e invocó para ello la entrada en vigor de la ley.

La mujer que portaba el hiyab se disponía a leer un manifiesto cuando fue detenida por varios agentes, que la acompañaron a un furgón policial donde se encontraban ya las otras dos mujeres. La policía también detuvo a algunos de los miembros de la asociación convocante que acompañaban a las mujeres.

Kenza Drider, que portaba el niqab, había llegado a París esta misma mañana procedente de Aviñón, en el sur del país, con la intención de participar en la manifestación y en un programa de televisión.

Adiós al burka y al niqab, tolerancia con el hiyab

Aunque fue aprobada en Octubre, este lunes ha entrado en vigo este jueves, con el visto bueno del Consejo Constitucional. Ahora se cumple el plazo de seis meses, que buscaba informar correctamente a las mujeres que se verían afectadas por la regulación.

Las estimaciones sitúan la cifra de mujeres a las que afectará la medida, en algo más de 2.000, al margen de los turistas, que también se ven afectados por la prohibición. Las autoridades francesas serán las encargadas de velar por el cumplimiento de la prohibición, y las directrices que han de seguir si topan con una mujer velada han sido desveladas por la prensa. Como refleja Le Monde, la República francesa pide a sus policías que primero traten de convencer a la mujer que vista burka o niqab (el hiyab sí está permitido, puesto que deja visible el rostro).

Si ellas insisten en su indumentaria, entonces deben dirigirlas a comisaría. Se les impondrá una multa de 150 euros, que podrá ser convalidada con un "Cursillo de ciudadanía".

Lo cierto es que el Estado galo se ha volcado por completo en explicar y contextualizar la prohibición, siendo un país pionero en la Unión Europea. La totalidad de los lugares públicos - bares, cines, restaurantes, hoteles- tienen a su disposición unos grandes carteles proporcionados por el Gobierno, y que proclaman el lema de la legislación contra el burka: "La república se vive a cara descubierta", anuncian. Se han imprimido cerca de 100.000 carteles y 400.000 folletos, y se puede acceder libremente a todo el material a através de la web.

Estos seis meses han sido una campaña constante, en la que el Elíseo se ha volcado para explicar que no se trata de una prohibición con tintes religiosos, sino que se formuló en aras de la seguridad, para dejar el rostro descubierto de todos los ciudadanos.

El miedo a que la sociedad musulmana lo asuma como un ataque se trasluce en toda la prensa francesa. La mayoría de las cabeceras muestran una posición favorable a una medida que ha ido perdiendo fuelle mediático tras el medio año en standby.

Por ello, los rotativos este lunes se centran en contextualizar la medida, poniendo el acento en que no es el único símbolo religioso que tiene limitaciones de uso en estancias públicas. Le Fígaro recuerda que los niños judíos tampoco pueden acudir con kipá a los colegios públicos, ni los ortodoxos con grandes cruces. Tampoco los dastaar.

agente t
16/09/2011, 17:42
El Gobierno holandés ha aprobado la prohibición total del "burka" y de otras prendas que cubran totalmente la cara, por considerarlo "contrario al carácter de la vía pública", indicó el Ejecutivo en un comunicado.

Esta medida ha sido adoptada por el Consejo de Ministros, pero todavía tiene que ser aprobada por el Parlamento y el Senado.

El Ejecutivo holandés, compuesto por una coalición de minoría entre liberales y democristianos, cuenta en el Parlamento con el apoyo del partido antimusulmán PVV de Geert Wilders, pero estas tres formaciones no suman mayoría en el Senado.

El Gobierno opina que el "burka entorpece la comunicación pública y es contrario al principio de igualdad entre hombres y mujeres", según la nota oficial.

A pesar de que su uso se justifica a menudo por motivos religiosos, "la práctica muestra que ese tipo de prenda no está ligada al islam, sino a tradiciones regionales y culturales", explica.

En el comunicado se precisa además, que incluso en el caso de que la medida fuera considerada una limitación a la libertad religiosa, se justificaría su aplicación ante la necesidad de proteger "el carácter y buenas costumbres de la vida pública en Holanda".

La ley prohíbe el "burka" en los sitios públicos, en los edificios abiertos al público, en los centros de enseñanza, los hospitales y en el transporte público y prevé multas en caso de incumplimiento.

La prohibición no se aplicará en aviones y pasajeros que tengan que hacer escala en aeropuertos holandeses, antes de alcanzar su destino final.

Tampoco se prohibirá en el caso de que la prenda que cubra el rostro sea necesaria por motivos de salud, seguridad o por razones profesionales, en festividades como San Nicolás o carnaval o en templos religiosos.

Holanda ya había aprobado en 2008 una prohibición parcial del "burka" en edificios públicos y escuelas y para funcionarios.

Antes que Holanda, Bélgica y Francia ya aprobaron una prohibición total del "burka".

En La Gaceta