PDA

Ver la Versión Completa : Los suizos votan en contra de los minaretes en las mezquitas



dani
01/12/2009, 14:50
http://www.elmundo.es/elmundo/2009/11/29/internacional/1259506928.html

La iniciativa de prohibir los minaretes de las mezquitas en Suiza como forma de luchar contra la supuesta islamización del país, votada en un referendo popular, ha ganado en una mayoría de los 23 cantones suizos, según los datos difundidos.

De todos los cantones donde el resultado es definitivo, sólo el de Ginebra, Vaud, Neuchatel y Basilea-Ciudad han rechazado hasta el momento la propuesta presentada por dos partidos de la derecha nacionalista.

A nivel federal, sin datos reales aún, las proyecciones de la Radio Suisse Romanda hablan de un 58% de los votos a favor de esta iniciativa para incluir en la Constitución suiza la prohibición de erigir minaretes.

La mayoría a favor tanto de los votos a nivel federal como por cantones son necesarias para que la propuesta gane el referendo.

En Ginebra, donde se halla una de las cuatro mezquitas de Suiza que cuentan con alminar, los ciudadanos se han pronunciado claramente contra la iniciativa.

A medida que han ido avanzando los resultados ha aumentado la sorpresa de observadores, partidos políticos y organizaciones, pues las últimas encuestas efectuadas antes del referendo daban una mayoría del 53% al no, frente a un 37 por ciento a favor de la prohibición. Las primeras reacciones no han esperado a conocer el resultado final de la consulta.

Los Verdes, uno de los cinco grandes partidos suizos, ya han adelantado que se plantean recurrir al Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo para que invalide el resultado de este referendo, por considerarlo anticonstitucional.

"Los musulmanes de Suiza no han recibido una bofetada, sino un auténtico puñetazo en plena cara", afirmó, consternado, Ueli Leuenberger, presidente nacional del partido ecologista.

"Es el resultado de una propaganda extremadamente bien hecha, que ha jugado con los prejuicios", agregó, en referencia a la campaña desarrollada por los dos partidos de la derecha nacionalista que promovieron la consulta.

También la Conferencia Episcopal suiza ha lamentado el resultado de la consulta, y su portavoz, Walter Müller, ha dicho que es "un obstáculo en el camino a la integración y al diálogo interreligioso en el respeto mutuo".

"No hemos sabido responder a ciertos temores relacionados con la integración de las diferentes religiones y culturas en Suiza", agregó, para señalar que en su opinión, "la situación de los cristianos en algunos países musulmanes, donde subsisten la discriminación y la opresión, ha desempeñado también su papel".

El resultado sobre la propuesta de prohibir los minaretes es esperado con especial preocupación por el Gobierno, por el efecto que tendría a nivel de imagen, diplomático e incluso económico de cara a los países musulmanes.

agente t
01/12/2009, 20:14
¿Hay libertad de establecimiento y edificación para las iglesias no islámicas en los países de mayoría musulmana?

¿No?, pues eso: RECIPROCIDAD

agente t
06/12/2009, 19:26
Socialistas suizos: cuantas más mezquitas, mejor

La agencia oficial de Kuwait entrevistaba al también socialista Jean Ziegler, suizo y relator especial de las Naciones Unidas para el Derecho a la Alimentación, además de profesor de sociología en las universidades de Ginebra y la Sorbona. Para Ziegler, “deberíamos estar contentos de tener tantas mezquitas en Suiza como sea posible porque necesitamos espiritualidad; necesitamos la conexión entre el mundo islámico y la identidad suiza”.

“Estoy totalmente en contra de esta iniciativa. La combatiré y el Partido Socialista suizo (también) la combatirá”, añadía el diplomático de las Naciones Unidas, para quien todo el tema se reduce a un problema de “racismo” en el que las instituciones internacionales sobre Derechos Humanos deberían tomar carta contra una iniciativa que la Kuwait News Agency presenta como promovida por la “extrema derecha”.

Mientras, el presidente del grupo de diálogo con el islam de la Conferencia Episcopal suiza recordaba que en el país centroeuropeo existe libertad de religión pero que Arabia Saudí no existe nada similar respecto a los cristianos.

http://www.nuevodigital.com/2007/05/29/amenazas_y_miedo_se_mezclan_en_las_reacc

agente t
10/12/2009, 18:12
Una mayoría de ciudadanos comunes, liberales y abiertos, siente miedo por el islam actual

¿Cuántos ciudadanos sin ningún atisbo de xenofobia, ni ninguna consideración ultra, han votado contra los minaretes en el referéndum suizo? Es decir, una vez superados todos los lugares comunes de la corrección política, una vez rasgadas las vestiduras progres y tocadas las trompetas del apocalipsis multicultural, ¿podemos hablar serenamente del miedo que tiene la gente corriente al islam? Por supuesto se trata de una cuestión muy antipática, negada reiteradamente, no vaya a ser que el debate se convierta en algo serio. Pero es, con toda su crudeza, la pregunta de fondo, y más allá de ataques ad hóminem y de convertir a todo el mundo en una especie de miembro del aquelarre racista, lo cierto es que una mayoría importante de ciudadanos comunes, liberales, culturalmente abiertos e ideológicamente diversos, siente miedo por el islam actual. Ciertamente, a menudo su miedo nace de la ignorancia, o del recelo que siempre provoca lo diferente, o del instinto primario de conservación de lo propio, pero con todo ello sumado no se llega al miedo muy generalizado que existe en Europa. No, blanco sobre negro, el ciudadano de a pie tiene miedo porque, cogida de la mano de una religión ancestral, con sus grandezas morales y sus riquezas culturales, llega también una ideología totalitaria que amenaza, esclaviza, violenta y mata. Por supuesto, es cierto que nunca sobrará decir que la religión es una cosa y el totalitarismo integrista otra, y que la mayoría de los musulmanes sólo aspira a vivir pacíficamente, sin renunciar a su condición identitaria. Pero el islam tiene un serio problema en la actualidad, y sus males no nacen de la "incomprensión" occidental, sino de las miserias interiores. No se trata, sólo, del fenómeno sangriento del yihadismo terrorista. Se trata, también, del yihadismo ideológico, cuyas derivaciones más extremas han comportado la muerte de jóvenes "adúlteras", las bodas forzosas, la segregación de aquellas que quieren vivir a la occidental, el adoctrinamiento antidemocrático y un sinfín de características que nos acercan tanto a la edad media como nos alejan de la libertad.

El islam da miedo porque la mayoría de los países islámicos son dictaduras atroces. Da miedo, porque las mujeres están sometidas por leyes brutales. Da miedo, porque miles de niños son educados en el desprecio a los valores democráticos. Da miedo, porque cristianos, homosexuales, judíos y cualquier suerte de heterodoxia ciudadana es legalmente perseguida, a veces hasta la muerte, en muchos países islámicos. Y da miedo, porque en nombre del islam, una minoría muy poblada nos ha declarado la guerra. Todo esto existe en el islam actual y en los miedos de la gente. Reducir este problema a una cuestión de reloj de cuco sólo sirve para alimentar el simplismo del buenismo imperante. Pero no evita que el miedo aumente.

Pilar Rahola, hoy en "La Vanguardia" (ex española)

agente t
11/12/2009, 18:27
En una encuesta encargada por la televisión pública ARD, la mayoría de alemanes tienen miedo de la expansión del islam y casi la mitad de berlineses prohibirían la construcción de minaretes.

http://www.libertaddigital.com/sociedad/tres-de-cada-cuatro-alemanes-temen-al-islam-1276378719/

Aquí, en cambio se pone baselina (hoy en LD):

Cuando se sigue debatiendo sobre el intento de "juicio" islamista celebrado en Cataluña, Angel Colom, responsable de inmigración de CDC, ha escrito un artículo alertando, precisamente, de la presencia de radicales en la región. Durán denuncia que muchos reciben subvenciones.

En un artículo publicado en NousCatalans.cat y recogido por el diario e-noticies, Angel Colom relata lo ocurrido en una visita, el pasado 1 de diciembre, a la ciudad de Lérida. El nacionalista cuenta cómo su ruta de visitas a comercios regentados por "nuevos catalanes" le llevó a las proximidades de la llamada mezquita de la calle del Norte y que lidera, según explica, un imán "salafista", con una doctrina que "obliga a sus seguidores a practicar un estilo de vida no concorde con la realidad de la Cataluña y la Europa del siglo XXI".

Explica Colom que eso se notaba "simplemente paseando por la calle", por su estética y por la manera de reaccionar ante su presencia. El nacionalista dice que se sentía "como si me encontrara en Argel", habla de "barbas desarregladas", pañuelos negros y las túnicas conocidas como "djellabas", y explica que los clientes de una tienda se negaron a saludar a una concejala que les acompañaba. "Les comunico que en Cataluña esta actitud de menosprecio hacia las mujeres –ellos me dicen que es de respeto– no es de recibo. Y nos marchamos. Pero me preocupo", apunta.

Para Colom, parece claro que algo "no estamos haciendo lo bastante bien en Cataluña" si dejamos que "imanes radicales prediquen la separación hacia los catalanes, impongan gestos y valores que no son de aquí". Y denuncia que en algunos lugares se "tejen complicidades". Según el nacionalista, en Lérida el ayuntamiento del PSC "hace permanentemente la pelota a ese imán" y le ha cedido incluso terreno para la construcción de una mezquita más grande. "Hay que actuar (...) Las instituciones tienen que poder expulsar de Cataluña a los imanes que predican el odio a Occidente y a la democracia", sentencia.

Ayudas públicas para los integristas

Mientras, el líder de Unió, Josep Antoni Duran Lleida, ha alertado este viernes de las "ayudas públicas que en Cataluña reciben diversas entidades descaradamente integristas y cuna del fanatismo islámico en nuestro país". "Incluso hay entidades o asociaciones musulmanas que viven atemorizadas por la actuación de los integristas y que acusan al gobierno de la Generalitat de dejar el terreno libre a los extremistas", afirma Duran en su carta web semanal recogida por Efe.

Según Duran, es preciso que la Generalidad "se plantee, y también todos los ayuntamientos y dirigentes políticos, qué Islam queremos en Cataluña". "A menudo da la sensación de que no somos suficientemente conscientes de cuáles son los objetivos y las reivindicaciones finales del islamismo integrista en nuestra casa", ha añadido.

Que no nos pase nada.

LauraLiberaldeLeon
13/12/2009, 00:43
Normal que lo prohiban, ninguna religion tiene derecho a imponerse, sino cada individuo tiene que elgir, y los asuntos religiosos no salir de lo privado ; las leyes religiosas que tiene que ser siempre voluntarias y estar sometidas a la leyes del Estado. Tener su propias iglesias y hacer los oficios religiosos en el templo o en casa, y si se hace algo en una zona publica con permiso y en una zona donde la mayoria de la gente profese esa religion.

Lo primero son los derechos humanos, despues la defensa de la propiedad y de la vida privada, despues la democracia representativa y de ultimo la filosofia o religion en la que creas.

LauraLiberaldeLeon
13/12/2009, 00:45
lo de arriba aclaro, que creo que se mipone porque desde los minaretes con los altavoces eso se escucha hasta en el quinto pino, invadiendo de propaganda el espacio publico y la vida privada de todos los vecinos.

agente t
14/12/2009, 18:00
lo de arriba aclaro, que creo que se mipone porque desde los minaretes con los altavoces eso se escucha hasta en el quinto pino, invadiendo de propaganda el espacio publico y la vida privada de todos los vecinos.

Contraviene las ordenanzas municipales de cualquier ciudad europea.

Don Pelayo
22/12/2009, 23:48
Europa despierta

anarcocapitalista
04/01/2010, 20:25
A continuacion voy a poner en negrita un articulo de Albert Esplugas (destacado mienbro del Instituto Juan de Mariana e imporatante activista anarcocapitalista) sobre la prohibicion de los minaretes en Suiza.

Los minaretes y la libertad unilateral

A propósito del referéndum suizo pidiendo la prohibición de alzar minaretes en las mezquitas vuelve a escucharse el argumento de la reciprocidad: "Si en Arabia Saudita no permiten construir una sinagoga libremente, o que las mujeres vayan sin velo, en Occidente deberíamos pagarles con la misma moneda, impidiendo que erijan su minarete o lleven velo". Cuando ellos toleren la libertad religiosa, prosigue el argumento, nosotros toleraremos la suya.

Nótese el fondo colectivista: "ellos" y "nosotros", confundiendo el Estado con la sociedad. Confundiendo, además, a la gente que emigra con el mismo Estado que dejan atrás. Como si todos los saudíes fueran responsables de lo que hace el Estado y no hubiera muchos, incluyendo una importante proporción de los que emigran, que en realidad son sus primeras víctimas. De hecho es razonable pensar que los musulmanes que emigran tienden a ser más pro-occidentales que los que se quedan. Una muestra de la incoherencia de no pocos occidentales: tan pronto defienden la "liberación" de Irak o Irán, arguyendo que el pueblo es víctima de un tirano, como apelan a la "reciprocidad" para restringir la libertad de los que emigran, tratándolos ahora de fundamentalistas. ¿En qué quedamos, son los musulmanes víctimas que merecen una liberación o son fundamentalistas que merecen ser reprimidos?

La exigencia de reciprocidad implica que los Estados islámicos marquen los estándares de lo que debe tolerarse en Occidente. Ya no es la "libertad de culto" o la "libertad de expresión" propia del liberalismo el principio rector, sino el grado de represión que se practica en esos países. Si Arabia Saudita castiga la conversión de un musulmán al cristianismo, recíprocamente Occidente debe castigar la conversión al islam o, mejor, obligar a los musulmanes inmigrantes a convertirse al cristianismo.

La reciprocidad tiene implicaciones incómodas: si Arabia Saudita o Irán castiga el adulterio, ¿debe Occidente castigarlo también para los inmigrantes musulmanes? Si encarcela a homosexuales, ¿debe Occidente condenar a los inmigrantes musulmanes que sean homosexuales? De hecho, el argumento de la reciprocidad es aplicable a cualquier otro Estado, por ejemplo Cuba. El régimen comunista niega el derecho de propiedad privada y la libertad de expresión. ¿Debe el Gobierno español, de forma recíproca, negar el derecho de propiedad y limitar la libertad de expresión a todos los cubanos que inmigren a España?

El principio de la reciprocidad, no obstante, puede tener cabida a nivel de Estados, como apuntaba Angel Mas: no es lo mismo prohibir la construcción de una mezquita por parte de una organización privada que impedir que el Estado saudí la financie. Los ciudadanos privados tienen derechos individuales, los Estados no. El Estado español no puede sufragar la construcción de iglesias o sinagogas. Podría argumentarse que aquellos Estados que conculcan la libertad religiosa en su territorio y a menudo promueven un fundamentalismo hostil hacia los derechos de las personas no deben poder financiar templos o escuelas confesionales en suelo occidental.

En lo que respecta a los inmigrantes, ya sean árabes o cubanos, sus derechos individuales deben ser defendidos unilateralmente. Los Estados occidentales deben predicar con el ejemplo y ser lo menos represivos posible con independencia de cómo se comporten los demás Estados. Eso no debería ser motivo de lamento sino de orgullo. Los inmigrantes, que muchas veces huyen de la opresión en sus países, no deben pagar por los crímenes de su Gobierno.

agente t
30/07/2010, 17:41
El presidente francés destaca que hay que ser "digno" de tener la nacionalidad francesa | Existe un problema de inmigración "insuficientemente" regulada que ha derivado en un "fracaso de la integración" | Se plantea "evaluar los derechos y prestaciones" a los que tienen acceso los inmigrantes ilegales

París. (EFE).- El presidente francés, Nicolas Sarkozy, anunció este viernes nuevas medidas en su batalla contra la delincuencia, entre las que se incluye la retirada de la nacionalidad francesa a aquellos extranjeros que hayan atentado contra autoridades públicas. Su propuesta se aplicaría a "toda persona de origen extranjero que voluntariamente haya atentado contra un funcionario de policía, un militar de la gendarmería u otra persona depositaria de autoridad pública", dijo el jefe del Estado.

En un discurso en Grenoble (sureste), reciente escenario de actos violentos en protesta por la muerte de un presunto atracador por disparos policiales, Sarkozy subrayó que hay que ser "digno" para tener la nacionalidad francesa. Por ello, anunció su intención de "revisar" las condiciones por las que se puede retirar esta condición.

Además, el presidente ha propuesto que, en el caso de los menores que hayan cometido algún delito, planteará que no adquieran la nacionalidad de forma automática una vez alcancen la mayoría de edad. Sarkozy ha propuesto asimismo "evaluar los derechos y prestaciones a los cuales tienen acceso los extranjeros en situación irregular" porque, tal y como añadió, una situación irregular no puede conferir más derechos que cualquier otra regular y legal.

Existe un problema de inmigración "insuficientemente" regulada que ha derivado en un "fracaso de la integración", dijo el presidente en el discurso que ofreció en Grenoble con motivo del cambio de prefecto (delegado del Gobierno) en la zona.

El anterior, Albert Dupuy, fue cesado tras los incidentes registrados a mediados de mes a raíz de la persecución y muerte de un joven que murió por los disparos de una patrulla policial. Sarkozy salió hoy en defensa de los policías implicados que, según él, no hicieron más que cumplir con "su deber" y perseguir a un delincuente.

Hoy, en La Vanguardia

agente t
05/08/2010, 17:08
Una fiesta antimusulmana con carne de cerdo y alcohol desata la indignación en Francia

Los organizadores convocaran por Facebook la fiesta pública en Orléans "para estar seguros de que estamos entre amigos"

París. (dpa) - Una invitación a una fiesta antimusulmana con carne de cerdo en Francia ha provocado revuelo después de que los organizadores convocaran por Facebook una fiesta pública en Orléans con mucha carne de cerdo y alcohol "para estar seguros de que estamos entre amigos", informa hoy el diario Libération.

Uno de los dos organizadores es un político local de una agrupación de la extrema derecha, mientras que el otro pertenece al partido de centro NC y se distanció de inmediato de la propuesta.

La oposición calificó esta iniciativa de consecuencia lógica del giro a la derecha del presidente francés, Nicolas Sarkozy. "Si Sarkozy imita las ideas del Frente Nacional, no es un milagro, cuando algunos seguidores del sector derechista copian los métodos de la extrema derecha", dijo Mehdi Ouraoui, secretario nacional del Partido Socialista, de izquierdas.

En los últimos días, Sarkozy puso el acento en temas como la inmigración, la delincuencia y la seguridad pública. Hace unas semanas se prohibió un plan similar, en el que se pretedía organizar una fiesta antimusulmana en la calle, con alcohol y carne de cerdo en medio de un barrio parisino con gran población musulmana.

Hoy en La Vanguardia.com