PDA

Ver la Versión Completa : La "involución" del Islam en EGIPTO



Constitución 1978
06/07/2010, 20:19
La "involución" del Islam en EGIPTO como religión intolerante con los derechos individuales de los hombres y, especialmente, de las mujeres se pone de manifiesto en las cuatros fotos que muestra en Red Liberal el Blog "El Rincón de la Libertad":

http://elrincondelalibertad.blogspot.com/2010/07/evolucion-del-islam-en-egipto-en-cuatro.html

En Valor o Crecimiento leo La evolución del Islam o la Involución de la mujer y sociedad y me quedo de piedra:
http://valor-crecimiento.blogspot.com/2010/07/la-evolucion-del-islam-o-la-involucion.html

Si como bien se dice en el texto una imagen vale más que mil palabras, estas cuatro imágenes valen mucho más que cuatro mil palabras.

Estamos hablando de fotografías en grupo de alumnos en la Universidad de El Cairo en los años 1959, 1978, 1995 y 2004. Como bien se lee en el artículo del blog:

"En vez de avanzar en la liberalización de la mujer, van hacia atrás, hacia una mayor sumisión, hacia un mayor radicalismo de la sociedad. Veáse para ello la tendencia creciente en el uso de pañuelos, velos y vestimenta."

Y si esto es en Egipto, país musulmán teóricamente moderado, ¿cómo será en los demás?

Podrá ser solamente un detalle, pero para mí es un detalle muy valioso.

Aquí quedan las cuatro fotografías de marras, y que cada cual saque sus conclusiones.

Universidad de El Cairo (año 1959):
http://4.bp.blogspot.com/_JwxdMbaNzSo/TC8W60xzKyI/AAAAAAAAAH4/Y8A87NLUA-A/s1600/Class+of+1959.jpg

Universidad de El Cairo (año 1978):
http://1.bp.blogspot.com/_JwxdMbaNzSo/TC8XBo6xGcI/AAAAAAAAAIA/B4aF66ju8as/s1600/Class+of+1978.jpg

Universidad de El Cairo (año 1995):
http://3.bp.blogspot.com/_JwxdMbaNzSo/TC8XGsdbHgI/AAAAAAAAAII/7w4Jmeq49wE/s1600/Class+of+1995.jpg

Universidad de El Cairo (año 2004):
http://4.bp.blogspot.com/_JwxdMbaNzSo/TC8XKaf9DKI/AAAAAAAAAIQ/Fppg6U4Hhts/s1600/Class+of+2004.jpg

Ya nos relató el increible F.A. Hayek el proceso de sometimiento de las libertades civiles al poder omnímodo del Estado, desgraciadamente válido para todos los regímenes totalitarios.

Relató en su obra "El Camino de Servidumbre" como se produce la paulatina esclavitud de las personas al "cientismo", es decir, a la imposición de una nueva moral forjada de acuerdo con la utopía de las autoridades tanto en la Alemania nacional-socialista como en los regímenes comunistas de URSS, Checoslovaquia, Polonia, Cuba o, desgracidamente, Venezuela ("guiada" por Hugo Chávez y sus amigos "colectivistas" en América).

Desgracidamente, la destrucción por las autoridades de los pilares de la sociedad civilizada (derechos a la vida, a la libertad, a la propiedad y a la igualdad ante la ley) también se está imponiendo por los regímenes islamistas en donde la religión impone una única visión "verdadera" del mundo, sometiendo a los ciudadanos a un nuevo "CAMINO DE SERVIDUMBRE".

La evolución socio cultural es lenta y, no siempre se producen avances y/o no es lineal el arraigo de la civilización. De hecho, muchas veces, es culturalmente muy difícil dejar atrás la intolerancioa de la Edad Media:

¿es posible un islam moderado que circunscriba la religión al ámbito estrictamente privado de cada persona y, por tanto, que respete los derechos individuales de todos los ciudadanos ya sean hombres o mujeres, heterosexuales o homosexuales, libertinos o espirituales,... ?

agente t
02/01/2011, 18:52
Un total de 21 personas han muerto y 43 han resultado heridas por la explosión de una bomba frente a una iglesia cristiana de la ciudad egipcia de Alejandría, en la última medianoche del año, según han confirmaron las autoridades.

EFE-LD
Según informó en un comunicado el portavoz del Ministerio de Salud, Abdel Rahman Shahin, los heridos, con quemaduras y cortes en el cuerpo, han sido trasladados a los hospitales de Alejandría y de El Cairo.

El atentado fue perpetrado frente la Iglesia de Los Santos, del barrio alejandrino de Sidi Bishr, quince minutos después de medianoche, cuando dentro de la iglesia había cerca de un millar de fieles.

En un primer momento se pensó que el artefacto explosivo estaba colocado en un vehículo aparcado en el lugar, aunque horas después cobra fuerza la hipótesis de un terrorista suicida. Entre los heridos hay ocho musulmanes, incluidos un agente de seguridad y tres personas que estaban protegiendo automóviles.

Restos de las víctimas estaban esparcidos por la calle donde se produjo el atentado, que también causó daños en edificios cercanos, como una mezquita situada frente al templo cristiano.

Se trata de uno de los atentados más sangrientos perpetrados en Egipto en los últimos años, y el más grave contra la comunidad cristiana del país, que representa un 10 por ciento de la población.

En las últimas semanas organizaciones terroristas iraquíes vinculadas a Al Qaeda han perpetrado varios ataques contra cristianos de ese país en protesta por la supuesta desaparición de dos mujeres egipcias que eran cristianas y se convirtieron al Islam.

agente t
13/01/2011, 19:00
Mientras en países islámicos se acrecienta la masacre de cristianos con decapitaciones de obispos incluidas, Europa calla y cede ante sus exigencias.

JAVIER LOZANO-LD

Durante los últimos meses se está haciendo común asistir en los medios de comunicación a la matanza, defenestración y aislamiento de las minorías religiosas, especialmente la cristiana, en países de mayoría musulmana. Mientras, éstos exigen respeto a Occidente cuando se les pide respeto a la libertad religiosa y exigen más derechos ante el silencio de los estados europeos.

El balance de la situación de los cristianos en países islámicos es escalofriante. Sólo hace falta hacerse eco de algunos ejemplos ocurridos en los últimos tiempos. Egipto muestra claramente esto. En Nochevieja se produjo una matanza de cristianos en una iglesia copta. Las autoridades civiles religiosas y civiles emitieron una tímida condena en un país en los que los cristianos son ciudadanos de segunda.

Este silencio fue denunciado y evidenciado por un sacerdote copto en una contundente carta a la máxima autoridad religiosa. Pero en vez de luchar contra el integrismo, Egipto ha llamado a consultas a su embajador en el Vaticano por lo que considera injerencias del Papa al pedir respeto a la libertad religiosa.

Sin embargo, la transigencia con los fundamentalistas islámicos es bastante común. Otro ejemplo muy claro es Pakistán. La condena a la horca de la cristiana Asia Bibi, acusada de blasfemia, ha puesto de manifiesto esta intolerancia. Aún está encarcelada y además ha sido asesinado el gobernador que se atrevió a defenderla y a criticar la Ley Antiblasfemia.

Pero detrás de este acontecimiento se esconde la cruda realidad de los cristianos. Durante las inundaciones que asolaron Pakistán el pasado mes de agosto, a muchos cristianos se les negó ayuda humanitaria, pese a ser enviada por países y organizaciones de inspiración cristiana, y se les instaba a convertirse al islam o a morir de hambre. En otros casos se inundaron aldeas cristiana para salvar los campos de autoridades civiles.

Ni siquiera los obispos y cardenales se libran de los ataques de los radicales musulmanes. Gravísimo fue lo que ocurrió con el asesinato del presidente de la Conferencia Episcopal de Turquía el pasado mes de junio. Monseñor Luigi Padovese fue decapitado por su chófer al grito de ‘Alá es grande’ para más tarde subir al tejado con su cabeza. En un principio se tildó de loco al asesino hasta que las autoridades turcas tuvieron que reconocer el radicalismo religioso del autor y que este conductor había sido nombrado por el propio Ejecutivo turco.

Más suerte tuvo el cardenal Gabriel Zubeir Wako, arzobispo de Jartum. Durante una misa ante más de 10.000 personas en la que se conmemoraba al patrón de Sudán, un terrorista islámico intentó matar con una daga al prelado. Tuvo que ser el ayudante del cardenal el que redujese a este radical. Al odio religioso se unía el hecho de intentar intimidar a los cristianos de cara al referéndum que se celebró el pasado fin de semana por el que el sur del país, de mayoría cristiana y animista, votaba separarse del norte donde está instaurada la sharia.

Irak es igualmente objetivo prioritario para los extremistas musulmanes. Muchos cristianos se han visto obligados a abandonar el país y los que quedan están sufriendo atentados constantes. La catedral siria de Bagdad y los ataques a distintas iglesias han dejado un triste balance de muertos. Del mismo modo, en Nigeria en las últimas horas decenas de cristianos han muerto a manos de radicales islámicos en un intento de estos de instaurar la sharia. Estos son algunos ejemplos de lo ocurrido en países de mayoría musulmana. En este sentido, el Vaticano ha recordado, pese a las consecuencias de sus palabras, que el 80 por ciento de los creyentes perseguidos en el mundo son cristianos.

Miedo y silencio en Europa

Por otro lado se encuentra la situación que viven los musulmanes en Occidente, cada vez más silencioso ante la masacre de las minorías. Sólo Italia, Francia, Hungría y Polonia han denunciado estos días los ataques sufridos por los cristianos.

De hecho, la respuesta de los países islámicos al drama de la campesina cristiana Asia Bibi fue el intento de un total de 57 estados de conseguir validar ante Naciones Unidas las penas por blasfemia. Los países occidentales lo rechazaron pero no profirieron duras críticas a esta iniciativa.

El silencio y también el miedo se instaló en Europa tras la publicación de las viñetas de Mahoma en varios diarios. Su autor está amenazado de muerte y ha sido víctima de atentados. Sin embargo, en vez de una férrea defensa de la libertad se criticó al viñetista por ofender los sentimientos religiosos de los musulmanes. Defensa que por ejemplo en España no se hace cuando se vulnera este mismo derecho para los católicos.

Incluso en la misma ciudad de Roma, el dictador libio Muamar al Gadafi se congratuló de la rápida expansión del islam por toda Europa y dijo que esta religión "debe ser" la de todo el continente. El primer paso, dijo, sería la entrada de Turquía en la Unión Europea.

Por criticar al islam fue juzgado en Holanda el diputado Geert Wilders, que llegó a decir que el islam es un "régimen totalitario" comparándolo con el libro de Hitler, el Mein Kampf". Mientras tanto, y por poner otro ejemplo, en España una discoteca murciana tuvo que cambiar su nombre "La Meca" ante las amenazas que había recibido pese a que llevaba años llamándose así.

Horazib
18/02/2011, 13:06
Parece que Egipto no está involuyendo después de todo...

agente t
18/02/2011, 19:19
A propósito de la revolución egipcia se plantea esta pregunta, no exenta de temores e incertidumbres: ¿Teherán 1979 o Berlín 1989? Muchos niegan la primera hipótesis. La multitud no protagonizó ningún levantamiento religioso, pese a que el ayatolá Jamenei se apresurara a decir que los sucesos demostraban un “despertar islámico” en Oriente Medio. Pero miles de manifestantes egipcios habrían suscrito lo que uno de ellos proclamó ante los medios informativos: nunca seremos gobernados por una dictadura teológica como en Irán. Es verdad que el Irán chií ha conseguido cierta ascendencia en el mundo árabe, hasta hace poco impensable, con su apoyo a la causa palestina representada por los islamistas de Hamás, y juega además sus bazas estratégicas en el Líbano de la mano de Hezbolá, aunque la influencia iraní en la revolución egipcia parece limitada. Si en una revolución auténticamente democrática, pocos tomarían como modelo a la Cuba castrista, menos todavía se mirarán en el espejo de la república islámica iraní. Estos regímenes pueden ser modelos de muchas cosas, pero no de democracia, derechos humanos e imperio de la ley. Antes bien, los movimientos de la calle árabe deberían preocupar en Teherán por cuanto están siendo un estímulo añadido para una oposición que vio frustrada su “revolución verde” en 2009. Pese a todo, los gobernantes no quieren aparentar preocupación, pues consideran que ganaron entonces la partida y que si mantienen su desafío nuclear, con los habituales desaires a Washington, tendrán más oxígeno para su régimen. El nacionalismo es un buen antídoto contra la democracia.

Hace más de medio siglo quizás fuera más sencillo que hoy encandilar a las masas con discursos sobre el orgullo nacional y la no injerencia extranjera, a costa de la libertad de los pueblos. Ese mismo discurso se puede repetir hoy, en este escenario global de orgullosas potencias emergentes, mas resulta insuficiente. Cuando se niegan la libertad y la dignidad humanas, o se impide el surgimiento de una sociedad civil, las retóricas soberanistas suenan a huecas. La multitud egipcia, musulmana o copta, gentes de clases medias y bajas, ha exigido libertad y democracia. No ha confundido soberanía del pueblo con soberanía del Estado. Está mucho más cerca de Berlín 1989 que de Teherán 1979. El primer escenario histórico debería ser el referente para quienes deseen una verdadera democracia para Egipto y el resto del mundo árabe.

De momento, el único parecido de Egipto con Irán es su inmediato pasado: el Sha, junto a los presidentes egipcios Nasser, Sadat y Mubarak, eran hostiles o ajenos al islamismo político y trabajaron por modernizar sus países, aunque lejos de la democracia. Nasser, el padre de la república en Egipto, no sentía ninguna simpatía por la democracia occidental, pues asociaba el parlamentarismo del periodo monárquico a un sistema corrupto y neocolonial que hipotecaba la soberanía e independencia del país. En cambio, los miles de manifestantes de 2011 han sido la rotunda demostración de que la modernización en Egipto pasa inexorablemente por la democracia, si bien esto no era incompatible con que se exhibieran retratos de Nasser en la plaza Tharir. Hicieron revivir un mito político, el del panarabismo laico y socialista, aunque el régimen nasserita fuera de partido único.

Pese al entusiasmo legítimo que muchos puedan sentir por la caída de una dictadura, sería ingenuo no actuar con cautela porque desgraciadamente Egipto no es Alemania, aquella Alemania socialista con raíces en el autoritarismo prusiano. Nos gustaría creer que estamos en Berlín 1989, pero lo cierto es que, por su indefinición, el escenario se parece al de Petrogrado en febrero de 1917, o al de Lisboa en abril de 1974. Alegría en el país y en el mundo por el fin de la autocracia, mas la rueda de los acontecimientos seguirá su curso. Si alcanza una velocidad inusitada y se desvía de su recorrido inicial, se corre el peligro de que las esperanzas populares se frustren. Recordaba hace poco el veterano analista político egipcio Abdel Monem Said que históricamente la mayoría de las revoluciones han sido secuestradas por locos, ignorantes o criminales. La egipcia no debería tener ese desenlace. De momento, se quiere supervisar la transición por medio de un comité de expertos y se perfila el diseño de una nueva constitución. Suena más a reforma que a revolución. ¿Podrán los militares canalizar las aguas impetuosas?
El problema también se derivará de las múltiples interpretaciones de la palabra “democracia”. Algunos la reducen a elecciones limpias y transparentes, de tal modo que el procedimiento parece importar más que el resultado. Si luego, tal y como demuestran ciertos ejemplos recientes, los vencedores, revestidos de un mesianismo político o religioso que niega toda alternativa a sus proyectos de ingeniería social, atropellan los derechos de las minorías, el resultado es que la democracia se acabará fosilizando, aunque existan otras opciones políticas. Sin ir más lejos, el Egipto de Mubarak permitía el multipartidismo, lo que no le convertía en una democracia.

Por Antonio R. Rubio Plo, analista político internacional en La Gaceta

agente t
17/11/2011, 18:46
La bloguera que se desnudó, entre los 80 latigazos y la pena de muerte

La joven podría ser condenada a 80 latigazos, una pena de prisión o incluso a la pena de muerte

Libertad Digital 2011-11-17

La Coalición egipcia de Graduados en Derecho Islámico ha presentado una denuncia contra la bloguera egipcia Aliya Magda al Mahdy y su novio, el también bloguero Kareem Amer, por haber publicado en Internet una fotografía en la que la joven aparece desnuda por entender que su iniciativa "viola la moralidad", "incita a la indecencia" e "insulta al Islam", según ha informado el portal de noticias Bikyamasr.

La denuncia, presentada ante la Fiscalía General de Egipto, acusa a la activista de haber publicado la instantánea, en la que aparece completamente desnuda, con el objetivo de "intentar difundir su ideología obscena por medio de fotografías de desnudos".

El escrito presentado por los expertos en Derecho Islámico ha sido publicado en su página de la red social Facebook y reclama que tanto Mahdy como Amer sean castigados de acuerdo con la ley islámica.

"La antigua Constitución y los nuevos artículos de la nueva (Carta Magna) dicen que la ley islámica es la base de la legislación, por tanto solicitamos que los dos blogueros sean castigados con las sanciones islámicas", ha explicado en declaraciones a Bikyamasr Ahmed Yehia, coordinador de este colectivo.

"Es un insulto a la revolución porque estas dos personas pretenden mostrarse como revolucionarios pidiendo libertad sexual y están dando mala fama a la revolución", ha indicado, en referencia a la revuelta popular que logró desbancar del poder el pasado 11 de febrero al presidente, Hosni Mubarak.

"Nuestro deber es luchar contra la corrupción y este es un caso de corrupción. Estamos luchando contra las personas que están intentando corromper la sociedad con costumbres extranjeras e inaceptables como la libertad sexual que ellos piden", ha afirmado Yehia.

El novio de Mahdy, Kareen Amer, se hizo famoso hace varios años cuando fue condenado a prisión por haber insultado al islam en una de las entradas publicadas en su blog. "La más alta autoridad, sea el gran muftí o el Consejo (Supremo de las Fuerzas Armadas), debería condenarles por los crímenes que han cometido", ha subrayado Yehia.

Mahdy provocó una ardua polémica el pasado fin de semana cuando publicó en su blog personal una fotografía en la que aparecía completamente desnuda para reivindicar con la imagen la igualdad de las mujeres y denunciar la violencia de género.

Su iniciativa podría llevarla a juicio y costarle una sanción de 80 latigazos en público por adulterio e incluso podría ser condenada a la pena de muerte por el delito de insulto al islam. "La condena podría ser una sanción de latigazos, un periodo en prisión o lo que crean adecuado", ha concluido Yehia.

agente t
18/11/2011, 16:27
Los cristianos, que representan al 10% de los egipcios, se quejan desde hace tiempo de la discriminación a la que están sometidos.


La persecución a los cristianos en los países árabes suma y sigue. Los coptos marcharon este jueves desde el barrio de Shoubra, en el Norte de El Cairo, hasta la céntrica plaza Tahrir, para exigir que dejen de discriminarles. La marcha se resolvió a golpes que dejaron a 30 personas heridas.

“Los vecinos del barrio de Bulak agredieron al grupo cuando este iba a entrar en la plaza y le lanzaron piedras”, relataron algunos testigos. Entonces llegó la Policía y un cura pidió a los manifestantes que se dispersasen, porque el Ejército había acordonado el centro de la ciudad y la protesta no podía continuar. Uno de los participantes, Rizk Samir, declaró: “Nos atacaron los vecinos de la zona. Vi al menos dos heridos”.

Varios jóvenes cristianos dijeron que se iban a concentrar cerca del edificio de la televisión pública, en una zona conocida como Maspero, cerca de la plaza Tahrir. Al menos 25 personas murieron en Maspero la noche del 9 de octubre, cuando manifestantes cristianos se enfrentaron al Ejército. Más de 40 personas han fallecido en los enfrentamientos por motivos religiosos que se han producido desde el derrocamiento de Hosni Mubarak.

Los cristianos, que representan al 10% de los egipcios, se quejan desde hace tiempo de las limitaciones a la construcción de iglesias, de los fallos judiciales que favorecen a los musulmanes y de la influencia de los islamistas.

agente t
27/12/2011, 17:57
¿Ha visto usted un pogromo alguna vez? Sarah Carr sí.

"El Hospital Copto se empleó a fondo para dar camas al flujo súbito de ingresos", escribe Carr, periodista y bloguera afincada en El Cairo, en su crónica de los mortales ataques del domingo 9 de octubre contra los manifestantes cristianos a manos del ejército egipcio. "El suelo estaba pegajoso de sangre y apenas había espacio libre para moverse entre los heridos".

En una estancia del depósito de cadáveres del centro hospitalario, Carr contaba 12 cadáveres de personas asesinadas, algunas cuando los soldados de los blindados cargaron contra la multitud, disparando de forma indiscriminada y aplastando a los manifestantes que se encontraban al paso de los vehículos. Una de las víctimas era "un caballero cuyo rostro estaba retorcido con una expresión imposible. Un sacerdote... me enseñó los restos del cráneo del caballero y trozos de su masa encefálica. También había sido aplastado".

Lo sucedido en Egipto el domingo es una masacre. Las fuerzas del orden atacaron a los cristianos coptos mientras se manifestaban pacíficamente camino de la sede de la cadena pública de televisión. Protestaban contra la reciente quema de la iglesia de San Jorge, un templo copto ubicado en el valle de El-Marinab, en el Alto Egipto. Pero las emisoras leales a la junta militar en el poder exhortaron "a los honorables egipcios" a ayudar al ejército a sofocar las protestas. "Poco después, grupos civiles de jóvenes armados con piedras, palos, espadas y bombas incendiarias empezaron a aparecer por el centro de El Cairo, atacando a los cristianos," informa Associated Press. "Las tropas militares y las fuerzas antidisturbios no intervinieron". Los vídeos gráficos de la violencia inundaban rápidamente la red. También las imágenes aún más gráficas de los manifestantes asesinados.

Allá por los tiempos de las manifestaciones de la Plaza de Tahrir contra el dictador Hosni Mubarak, el ejército egipcio fue elogiado de forma generalizada por no utilizar la fuerza para aplastar las protestas y mantener a Mubarak en el poder. El entonces Secretario de Defensa Robert Gates, por ejemplo, dijo que el ejército egipcio "se ha desenvuelto de una forma ejemplar" y ha realizado "una importante aportación a la evolución de la democracia". También popular fue la noción de que el levantamiento iba a catalizar una nueva era de solidaridad interreligiosa. "Las tensiones religiosas de Egipto han quedado al margen", informaba la BBC el pasado febrero, "mientras los musulmanes y los cristianos del país unen fuerzas en manifestaciones contra el gobierno".

Pero "el espíritu de la Plaza de Tahrir" no ha desatado ni la democracia liberal ni el renacimiento de la tolerancia hacia la antigua pero acosada minoría cristiana de Egipto.

Uno de los principales reformistas liberales del país, Aymán Nour, decía el lunes que con el último baño de sangre, el ejército ha perdido cualquier buena disposición que se granjeara la pasada primavera. Es difícil creer que le vaya a importar al Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas. En los ocho meses transcurridos desde la caída de Mubarak, el ejército ha juzgado y condenado a unos 12.000 civiles egipcios en tribunales militares, a menudo tras obtener confesiones mediante tortura. Las odiadas leyes de excepción del país, que permiten que el sospechoso sea detenido sin presentar cargos, no sólo siguen en vigor sino que han sido ampliadas para abarcar delitos tan vagos como "difusión de rumores" o "bloquear el tráfico rodado". Y exactamente igual que hacía Mubarak, los Generales insisten en que la represión del gobierno es todo lo que se interpone entre Egipto y el caos social.

En cuanto a los cristianos coptos de Egipto, su tesitura ha ido de mal en peor. El Egipto post-Mubarak ha visto "una proliferación de actos de violencia contra la minoría cristiana copta", informaba ya en mayo el canal internacional de información France24. "La indignación se ha transformado en turbas mortales, y en domicilios, tiendas e iglesias reducidas a cenizas".

Con los fanáticos islamistas cada vez más influyentes, los delitos de odio contra los cristianos no se castigan. Los coptos, que suponen la décima parte de la población de Egipto, están siendo objeto de humillaciones horrorosas. La turba que destruyó la iglesia de San Jorge había exigido primero que el templo fuera privado de sus cruces y de las campanas; después de que los cristianos cedieran a esa exigencia, las autoridades religiosas locales insistieron en que la cúpula del templo fuera demolida también. Durante varias semanas, los cristianos coptos de El-Marinab estuvieron literalmente sitiados, teniendo prohibido abandonar sus hogares o comprar comida a menos que accedieran a mutilar su templo de casi un siglo de antigüedad. El 30 de septiembre, musulmanes fanáticos prendieron fuego al templo y demolieron su cúpula, sus pilares y sus muros de carga. Por si acaso, prendieron fuego también a una tienda propiedad de coptos y a cuatro domicilios.

Muchos cristianos coptos optan por abandonar Egipto en lugar de vivir bajo esta persecución cada vez más intensa. La Unión de Organizaciones Egipcias de Derechos Humanos calcula que hasta el mes pasado más de 90.000 cristianos habrían huido del país desde marzo de 2011. A ese ritmo, calcula el activista de derechos humanos Naguib Gabriel, la tercera parte de la población cristiana copta de Egipto será historia en una década.

O puede que antes –mucho antes a lo mejor– si el pogromo dominical contra los cristianos es un augurio de lo que se avecina.

Jeff Jacoby, columnista del Boston Globe, en LD.

agente t
29/12/2011, 17:21
Uno de los altos cargos de Hermanos Musulmanes, Sobhi Saleh, ha afirmado este miércoles que el partido Libertad y Justicia -vinculado al movimiento- aplicará la 'sharia' en el país y prohibirá el consumo de alcohol, según ha informado el diario egipcio 'Al Masry al Youm'.

Saleh ha indicado que la aplicación de la 'sharia' "estaba planificada desde 1928" y que "el Islam es la solución". Por ello, ha agregado que se prohibirá el alcohol, ya que "el turismo no significa desnudez y borracheras". "Los egipcios somos el pueblo más religioso y no necesitamos eso", ha añadido.

Por último, ha acusado a los "restos" del régimen de Hosni Mubarak de incitar a la violencia contra los manifestantes en El Cairo, algo que ha respaldado su colega Jaled Ouda, que ha apuntado que éstos quieren dañar la economía para que el pueblo "culpe a Hermanos Musulmanes cuando no encuentre dinero para pagar los sueldos una vez llegue al gobierno".

Por otra parte, fuentes de Hermanos Musulmanes han asegurado que el movimiento está planeando incluir a jóvenes revolucionarios al sistema político para establecer un contrapeso y evitar la realización de manifestaciones y sentadas continuas.

Así, el movimiento se habría reunido ya con varias fuerzas políticas, el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, el Consejo Asesor y varios candidatos a la Presidencia para conseguir que se unan a la iniciativa.

En La Gaceta

agente t
19/01/2012, 18:21
Egipto afronta un desafío crucial: debe reflotar con urgencia el sector turístico, que choca frontalmente con la Sharía que impondrá.

Bárbara Ayuso-LD 2012-01-19

Egipto: mucho más que pirámides. Este fue el lema elegido por muchos turoperadores para atraer a visitantes, abriendo una nueva alternativa vacacional en el país del turismo histórico. Parajes costeros como Sharm el Sheij o Hurghada sufrieron una rápida transformación que los convirtió en el paraíso de los resort y las actividades en el mar, hasta transfigurarse en enclaves dedicados netamente al turismo de tumbona y cócteles en la arena. Esta nueva vía engordó los ingresos de un país cuyo 11% del PIB provenía del turismo, y que ha sido el primer flaco en resentirse con la irrupción de la primavera árabe y el derrocamiento de Hosni Mubarak, que le ha salido muy caro al sector.

Mientras sus ciudadanos salían a las calles, el país se vació de turistas. Se afrontaron entonces momentos críticos, con un desplome de los ingresos que la ayuda financiera internacional intentó subsanar; como medida de contención hasta que la situación se normalizara con la llegada de la democracia.

Ahora, casi un año después, el sector -que emplea a uno de cada siete trabajadores del país- sigue en un momento crítico. Los permanentes brotes de violencia desaniman al visitante, y la facturación continúa cayendo en picado. Además, se añade otro factor que puede complicar aún más el despegue económico de un sector casi tocado de muerte: la más que probable imposición de la Sharía en el país. Los Hermanos Musulmanes, vencedores de los comicios -cuyo complejo proceso finaliza este mismo mes- formarán gobierno con los salafistas de Al Nur, que ya han anunciado su intención de imponer la ley islámica también para los extranjeros. La urgente necesidad de recuperar los visitantes choca frontalmente con los preceptos más rigoristas del Islam que preconizan los salafistas, convirtiendo el debate sobre el turismo en un asunto ideológico.

"Sin alcohol ni bikini en Egipto"
El consumo de alcohol y los bikinis han sido los primeros símbolos en ser atacados por varios portavoces de Al Nur, y en menor medida, de los Hermanos Musulmanes. "Los turistas no necesitan alcohol cuando vienen a Egipto. Tienen bastante en sus casas" expresó una de las integrantes salafistas en una Asamblea del partido en Alejandría. Desde la formación presidida por Muhammed Badie, también se declaró la guerra al bikini, en estricto cumplimiento de la sharía. Se advirtió que los turistas serán separados en playas para hombres y para mujeres, y la prenda de baño quedaría prohibida, así como el consumo de bebidas alcohólicas.

Estas declaraciones convulsionaron profundamente al sector turístico. Las zonas costeras, que hasta el momento habían experimentado un impacto menor del descenso de visitantes por su lejanía con El Cairo, anticiparon la debacle. Se multiplicaron las voces que exigían a los vencedores de los comicios una interpretación menos rigorista de la ley islámica, que permitiera al turista occidental disfrutar de una oferta vacacional sin limitaciones religiosas. Desde entonces, todo ha sido un cruce de declaraciones y desmentidos ya que, con un gobierno aún por formar y un proceso electoral también inconcluso, no existe un portavoz claro y con autoridad para anticipar cuál será la medida del futuro gobierno egipcio.

Tratando de aplacar los ánimos, Mohamed Nur, portavoz de Al Anur, apostó por un modelo de segregación entre turistas egipcios y extranjeros; lo que obligaría a una remodelación de los complejos para que los turistas ajenos al país puedan disfrutar de playas privadas. De este modo, no "pervertirán" a los veraneantes patrios, a los que sí que se impondrán las prohibiciones referidas. Nur avisó, no obstante, que los extranjeros también tendrán que "adaptarse": "en las playas no se va a permitir todo", aseveró.

Mientras, los Hermanos Musulmanes han adoptado una posición más relajada respecto a las prohibiciones, poniendo de relieve el enfrentamiento abierto con los salafistas. Desde el actual ministerio de Turismo se han intentado apaciguar los ánimos del maltrecho sector turístico: las proclamas contra el uso de bikinis son sólo "sandeces" aseveró el titular de la cartera Munir Fajri Abdelnur, quien garantiza que seguirá permitiéndose a los turistas occidentales las mismas prácticas que hasta el momento. ¿Qué ocurrirá cuando se forme el nuevo Gobierno? ¿Se respetarán las promesas de su anterior titular, vicepresidente de un partido laico y cristiano copto? Un rápido conteo de los resultados electorales recuerda que más del 70% del futuro parlamento estará en manos islamistas, lo que proporcionará a salafistas y Hermanos Musulmanes la mayoría suficiente para no tener que buscar apoyos en partidos laicistas.

No obstante, todo está aún por determinar, y continúa siendo una incógnita las competencias que tendrá la propia Cámara egipcia y sus parlamentarios. ¿Podrán imponer un modelo rigorista de la ley islámica también para los turistas? ¿Primarán los preceptos religiosos o la necesidad urgente de reflotar un sector vital y profundamente deprimido?. Todo está por ver.

agente t
01/03/2012, 16:51
La comunidad copta alerta de que en los últimos años se han producido numerosas desapariciones de niñas que han sido obligadas a convertirse al Islam.

La persecución a la que son sometidos los cristianos coptos en Egipto por la mayoría musulmana llega a afectar hasta los más débiles, los menores. La Asociación de víctimas del secuestro y la desaparición forzada se manifestó el pasado martes frente al Parlamento para condenar el secuestro de niñas coptas supuestamente a manos de musulmanes.

Los manifestantes congregados gritaron proclamas como “¿Dónde está el Estado de Derecho?”, “No a la islamización de los menores de edad” o “¿Dónde están los derechos de los coptos?”

En los últimos años, grupos de defensa de los derechos de los cristianos coptos, que representan el 10% de la población egipcia, han denunciado en reiteradas ocasiones antes la autoridades la desaparición de niñas pertenecientes a familias de esta confesión religiosa. La policía y los medios de comunicación han informado de numerosas desapariciones de mujeres, que regresan a sus familias al poco tiempo sin dar ningún tipo de explicación sobre su paradero en ese tiempo.

La mayoría de las familias han alegado que los secuestros fueron perpetrados por hombres musulmanes y que las mujeres fueron obligadas a convertirse al Islam. Sin embargo, algunos activistas pro derechos de las mujeres aseguran que no se tratan de secuestros, sino que algunas abandonan sus hogares para llamar la atención de la comunidad copta y de esta manera rebelarse contra las imposiciones más conservadoras, como la falta de acceso al divorcio o los matrimonios pactados.

Si bien estas organizaciones apuntan que algunos secuestros pueden ser ciertos, muchos informes, aseguran, que se basan en falsedades formuladas por las familias para disfrazar la insatisfacción de sus hijas. “Si sus padres les dicen que van a casarse con su primo y que tienen que claudicar con ello y no tienen otra opción, deciden convertirse al Islam, no por una creencia espiritual, sino porque les permite elegir el camino de su vida”, asegura la directora del Centro egipcio de los Derechos de la mujer, Nehad Abul Komsan, al portal de noticias Bikyamasr.com

Asimismo, agrega Komsan, otro factor importante que estimula a las jóvenes coptas a huir de sus familias es el movimiento en la década de 1990 promovido por las iglesias cristianas coptas de prohibir la conversión a otra confesión cristiana con preceptos menos conservadores.

Sin embargo, el investigador copto, Magdy Khalil, apunta que “el secuestro y la conversión al Islam no es solo una constatación de la incitación racista contra los coptos, sino que es también un proceso organizado por las asociaciones egipcias con fondos nacionales y árabes”, para conseguir la desaparición de esta comunidad cristiana en el país.

Por su parte, los líderes musulmanes han condenado los supuestos secuestros y aseguran que estos actos son contrarios a la doctrina islámica.

George Ishaq, miembro de la Asocición Nacional de Egipto para el Cambio, afirma que las minorías religiosas del país necesitan asistencia si Egipto pretende avanzar en la creación de una sociedad más justa basada en los derechos universales, y no sólo en los de la mayoría musulmana.

Violencia
Asimismo, varios movimientos se concentraron el pasado viernes frente a la Asamblea Popular de Egipto para condenar los recientes enfrentamientos entre comunidades musulmanas y cristianas en la localidad de Amiriya, a las afueras de Alejandría, y Meet Bashar, en la gobernación de Sharquiya.

Entre los participantes se encontraban miembros de los grupos Coptos Sin Restricciones, Coptos de Maspero y la Coalición Copta. Todos ellos han pedido que se castigue a los responsables de la violencia contra la población cristiana y la restitución de las propiedades dañadas.

El coordinador de la coalición de movimientos coptos, Fadi Yusef, ha dicho que su organización se seguirá manifestando hasta que "prevalezca la ley, los coptos que han huido puedan regresar con sus familias y los responsables del incendio de propiedades cristianas sean castigados".

El jueves, seis miembros del comité de Derechos Humanos del Parlamento se reunieron con las familias afectadas por los episodios de violencia. Los informes apuntan a que el inicio del conflicto tuvo lugar en Amiriya después de que se descubriera la relación sentimental entre un hombre copto y una mujer musulmana casada. Múltiples familias han tenido que huir de la localidad a causa de la presión ejercida por las autoridades religiosas y a causa de la violencia sectaria, según ha informado el diario egipcio 'Al Masry al Youm'.

agente t
27/05/2012, 12:25
Desde los comicios legislativos, la junta militar egipcia ha hecho lo indecible para impedir el proceso democrático que ha tenido en la primera vuelta de los comicios presidenciales un momento cumbre.

El Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, un nombre que parece salido de la Latinoamérica de los años 70, impidió, a través del Tribunal Supremo, que surgiera una asamblea constituyente antes de las presidenciales. Por tanto, se aseguró de que el mandatario que emane de este proceso deba negociar sus poderes con los cuarteles. También descalificó a varios candidatos de peso, como el salafista Hazem Salah Abu Ismail y al representante en aquel momento de los Hermanos Musulmanes, Jairat al Shater. Permitió, sin rubor, que bandas de rufianes sembraran pánico en las ciudades. Y por último, lanzó «propuestas» al recientemente electo Parlamento a través del viceprimer ministro para rayarle la cancha a la democracia. El mensaje no podía ser más marcial: nadie osará recortar los poderes del estamento castrense.

Pero las cosas no le van saliendo demasiado bien al régimen. Aunque el candidato apoyado por los militares, Ahmed Shafiq, el último primer ministro de Mubarak, ha pasado a la segunda vuelta, no han podido evitar que encabece los resultados el candidato reemplazante de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Mursi. El fundamentalista parte ahora como ligero favorito para alzarse con la victoria en la segunda vuelta, que se celebrará el 16 y 17 de junio próximos.

Será determinante, de cara al ballotage, lo que hagan dos grupos que respaldaron en la primera vuelta a un ex líder de los Hermanos Musulmanes, Abdel Moneim Abulfutú, hoy enfrentado a su antigua organización. Tanto los salafistas como los liberales le dieron su apoyo porque es un adversario de la principal organización islamista.

Él dijo que su modelo era Recep Tayyip Erdogan, lo que ponía los pelos de punta a los militares: si algo ha hecho el líder turco en la última década, con astucia, es cortar la cabeza a la jerarquía militar que heredó. Pero en su afán por cerrarle el paso, lo único que ha conseguido el Gobierno es asegurar a los Hermanos Musulmanes el pase a la siguiente etapa contra un ex ministro de Mubarak al que millones de egipcios detestan. Lo cual coloca a liberales y salafistas en un dilema. Los primeros repudian la continuidad del régimen que supondría Shafiq, pero temen mucho a los fundamentalistas. Los otros, los salafistas, son aún más fundamentalistas que los Hermanos Musulmanes, pero son adversarios frontales de la cofradía. ¿Preferirán respaldar a la dictadura o entronizar a su archirrival?

La tragedia de Egipto fue, durante décadas, que todo quedó reducido a una pugna entre la dictadura militar y el fanatismo islámico. La Primavera Árabe que permitió la caída de Mubarak hace 15 meses abrió oportunidades, por fin, al sector laico y liberal de la sociedad. Pero los comicios parlamentarios, que dieron el aplastante triunfo a las dos organizaciones islámicas radicales, sofocaron esa voz. La primera vuelta de las presidenciales ha hecho lo mismo.

Aun así, las elecciones han dejado en claro que los militares no lo controlan todo y que la Plaza Tahrir se resiste a morir. Lo mejor que puede decirse de estas elecciones es que por primera vez los egipcios no saben quién las ganará. Y lo peor: que es casi seguro quién las perderá. Pero allí seguirá, ardiendo de inconformidad liberal, aunque minoritaria, la Plaza Tahrir.

Álvaro Vargas Llosa, en El Mundo

agente t
04/07/2012, 17:28
La Hermandad Musulmana, organización egipcia largo tiempo prohibida y matriz de casi todos los movimientos islamistas que vinieron después –Al Qaeda incluida–, acaba de hacerse con la Presidencia de Egipto por medio de Mohamed Morsi. La apatía que reina en la comunidad internacional, que tiempo atrás hubiera considerado devastadora una noticia así, obedece a los fructíferos esfuerzos de apologistas musulmanes y agentes subversivos por presentar en Occidente como "moderada" a la referida formación. Evidentemente, calificar de moderada a una organización islamista, partidaria por tanto de la dacroniana sharia, no deja de ser un oxímoron. Funcionarios de la Administración Obama han ido incluso más allá y definido a la HM como "mayoritariamente secular" y "pluralista".

En el mundo real, las pruebas de que la Hermandad es otro hostil grupo islamista con la mirada puesta en conseguir a cualquier precio el predominio mundial del Islam son abrumadoras. He aquí tres muestras recientes, ignoradas por los medios occidentales, que revelan el rechazo de la Hermandad por los "infieles" (no musulmanes) en general y por los cristianos coptos en particular, y su llamamiento a los musulmanes a hacer uso de la mentira a fin de imponer la sharia.

– Contra los infieles. En una importante conferencia de apoyo a Mohamed Morsi –presidida por un retrato del propio Morsi y con una nutrida representación de notables de la Hermandad–, un jeque se largó una arenga en la que citó uno de los pasajes del Corán preferidos por los yihadistas (9:12) para describir a quienes no votasen a Morsi: esa gente sería "resistente a la sharia de Alá", y a ellos y a sus "infieles líderes" deberían "combatir" y subyugar los verdaderos musulmanes.

El vídeo con la alocución del jeque fue emitido en el programa de debate de la célebre Hala Sarhan, que aprovechó para clamar: "¡Esto es increíble! ¿Qué relación tiene esta arenga con la campaña de Morsi?". Uno de los invitados apuntó correctamente: "Tengamos en cuenta el uso [por parte del jeque] de la palabra combatir (...); eso es una abierta incitación a la violencia contra quien discrepe de ellos! ¿Cómo puede decir algo así un jeque radical, teniendo además al lado a [líderes de la Hermandad como] Jeirat el Shater?".

La Hermandad ni denunció ni se distanció de los llamamientos del jeque a la yihad y el takfir.

– Contra los cristianos. Es precisamente por estos sacudones de retórica antiinfiel por lo que no es un disparate creer que el propio Morsi, como sostienen algunos, presumió en su día de que lograría conquistar (fath) Egipto para el islam "por segunda vez", y convertiría "a todos los cristianos al islam" o les haría "pagar la jizya".

Hablando de la minoría copta: en un artículo titulado "¡¿La Hermandad Musulmana se pregunta por qué la temen los cristianos!?", el escritor laico Jalid Montaser aporta razones examinando los propios documentos y fetuas de la organización. Así, en el número 56 (diciembre 1980) de La Llamada, publicación oficial de la HM, el prominente jeque Mohamed Abdalá al Jatib decretaba varias medidas anticristianas, entre las que se contaban la destrucción de iglesias y la prohibición de enterrar "infieles" cristianos en las inmediaciones de tumbas musulmanas.

Tampoco a este jeque replicó la Hermandad. "Después de tales fetuas, ¡¿pueden Morsi y sus colegas de la Hermandad preguntarse por qué les temen los coptos?!".

– Mentir, robar y trampear para alcanzar la victoria. En un artículo reciente, titulado "La agenda oculta del grupo islamista", Yusef Sidhom da cuenta de un documento con logos tanto de la Hermandad Musulmana como de su brazo político, el Partido Justicia y Libertad. Firmado por Jairat el Shater, asistente del Guía Supremo, y dirigido a todas las ramas y secciones de la Hermandad, el texto insta a los musulmanes a hacer trampas, bloquear votaciones y "recurrir a cualquier método que pueda cambiar el sentido del voto" para garantizar la victoria de Morsi, cosa que naturalmente sucedió, en medio de acusaciones de fraude electoral. El Shater concluía diciendo:

Hay que entender, hermanos, que nuestro interés se encuentra allí donde se encuentre la sharia de Alá, y que sólo puede alcanzarse preservando el islam y a la Hermandad Musulmana.

En resumidas cuentas: la Hermandad Musulmana no ha cambiado; sólo lo ha hecho la opinión occidental sobre la Hermandad Musulmana. Como viene haciendo desde su fundación, en 1928, la organización se dedica a reforzar y difundir la sharia, que predica el odio a los "infieles" no musulmanes –especialmente al cristianismo, némesis histórica del islam–, y hacer cualquier cosa, desde mentir a hacer trampas, para garantizar la primacía del islam.


Por Raymond Ibrahim en LD, ocupa la cátedra Shillman del David Horowitz Freedom Center y es miembro del Middle East Forum.

agente t
22/07/2012, 16:52
'A los coptos no nos queda más que huir del horror del islamismo'

Más de 100.000 cristianos han tenido que abandonar Egipto. “Las agresiones son constantes”.

“A los cristianos coptos no nos queda más que huir del horror islamista”, asegura a LA GACETA Hiyam desde El Cairo. Desde la caída de Hosni Mubarak “las agresiones hacia nuestra comunidad son constantes” y, asegura, “el triunfo de Mohamed Mursi no hace más que empeorar la situación”.

Desde la caída del dictador, más de 100.000 cristianos han abandonado el país ante el aumento de las agresiones contra la comunidad copta. “Muchos se ven obligados a huir de los pueblos ante las presiones y agresiones para que se conviertan al islam”, asegura Michel Magdi. “El hecho de que la Comisión Electoral archivase nuestras denuncias de fraude es una muestra lo que nos espera con los Hermanos Musulmanes en el poder”.

Sin embargo, la comunidad no está dispuesta a renunciar a sus creencias y ceder ante los radicales. El pasado 5 de julio, un grupo de activistas coptos decidió formar la Hermandad Cristiana. “Para nosotros era muy importante crear una organización para poder resistir ante la marea islamista; buscamos crear un balance en la escena política egipcia”, explica Michel Fahmi uno de los fundadores de la organización.

Pero, a diferencia de los Hermanos Musulmanes, esta organización cristiana busca “luchar de forma pacífica y, sobre todo, legal contra las agresiones que sufre la comunidad cristiana”, dice otro de sus fundadores, Amir Ayad. “Utilizaremos todas las vías legales necesarias para castigar los actos violentos contra los coptos”, explica.

Para las mujeres la situación es aún más delicada. Muchas son secuestradas y obligadas a convertirse al islam. Al menos 550 fueron secuestradas en los últimos cinco años. “Nunca antes se habían visto tantas mujeres con burka en Egipto”, apunta Magdi.

Un informe presentado por la organización Solidaridad Cristiana Internacional (CSI) alerta sobre los constantes abusos y los secuestros de mujeres y niñas coptas en Egipto. El documento critica duramente al Gobierno y las fuerzas de seguridad egipcias por la pasividad mostrada ante las constantes denuncias de familiares. Además, también denuncia el hecho de que “se nieguen a restaurar las identidades religiosas cuando las chicas son rescatadas”. Para poder recuperar su identidad, ellas deben acudir a los tribunales, lo que supone, en muchas ocasiones, unos gastos “inasumibles” para las familias.

“La comunidad internacional debe actuar contra estos actos violentos que atentan contra los derechos humanos”, asegura el portavoz de la organización, Chris Smith. “Estas violaciones no pueden quedar impunes; deben tomar cartas en el asunto”, puntualiza.

“La visita de Hillary Clinton a Egipto y sus palabras de apoyo al presidente islamista suponen un golpe muy fuerte para nuestra comunidad. Cuando más apoyo necesitamos, nos encontramos con unas declaraciones que no hacen más que fomentar el islamismo”, señala Michel Magdi.

Y es que la comunidad copta –10 millones en todo el país– se sintió muy ofendida por la Secretaria de Estado norteamericana. “Esperábamos su apoyo”, dicen.

Marta Riesgo, en La Gaceta.es