Entries tagged with “Seguridad Social” from La Frase Progre

(Antonio Gutierrez, diputado del PSOE por Madrid)

Sí, sí. Porque claro, los sistemas de pensiones públicos funcionan tan bien que el que los criticos en realidad forman parte de una conspiración para que le llevemos el dinero a Botín. Claro.

Para empezar, no podemos hacerlo, porque no podemos elegir no pagar. Todo el mundo tiene que contribuir al sistema público de pensiones, lo queramos o no.

Luego quiere convencernos de que 2 y 2 son 47: "el sistema en su conjunto funciona cada vez mejor y más saneado, como demuestra el extraordinario volumen que ha podido alcanzar el Fondo de Reserva". Es falso, y el lo sabe. Ese dinero se utiliza automaticamente para comprar deuda pública. En realidad, ese dinero no existe, el Estado no lo tiene. Está invertido... en sí mismo.

El sistema de Seguridad Social es un timo, una estafa piramidal típica: los ingresos de ahora se utilizan para pagar obligaciones del pasado. No existe ninguna "caja de la SS", no hay dinero, ni un euro. Si lo hiciera un privado, estaría en la cárcel. Ahí está Madoff, contra el que todo el mundo, y con razón, protesta, porque era un estafador. Pero es lo mismo que hace Zapatero con nuestro dinero.

Pero lo mejor viene al final: "En tales condiciones deberemos entregárselo a los que vendrán detrás para que puedan tomar sus decisiones libremente". Ah, que bien, porque nosotros no podemos elegir "libremente". Yo no puedo elegir que sistema de pensiones puedo tener, puesto que estoy obligado a cotizar al público. Una vez más, el rico, el pudiente, sí puede elegir, pero el que apenas llega a fin de mes, bastante tiene con que la SS no le embargue. Es la consecuencia inevitable de esa estafa intelectual que se llama socialismo.

(Celestino Corbacho, ministro del paro y de la ruina)

Claro, por eso quieren poner el sistema patas arriba, porque está fenomenal. No solo nos estafan, sino que encima quieren engañarnos.

El problema de la SS es que es un sistema público, y por lo tanto basado en la coacción estatal. Es ineficiente, depende de los caprichos del poder político, está sujeto a la demagogia, y no tiene en cuenta la responsabilidad individual del trabajador.

La solución es que cada ciudadano diseñe y disponga su propio plan de pensiones para el futuro. La gente ha de ser responsable de sí misma y de su situación cuando ya no pueda trabajar. Por cierto, la "edad de jubilación" debería ser un concepto individual, nunca colectivo. Es tan aberrante como el concepto del salario mínimo.

Ahora dice Zapatero que va a salvar el sistema obligando a la gente a trabajar hasta los 67. Tururú. Será otro parche, que en unos años se quedará obsoleto y necesitará ser revisado de nuevo.

Lo que no podemos pretender es que Papá Estado solucione todos nuestros problemas, pero es de lo que nos intentan convencer los políticos, naturalmente con el objetivo de que les demos más y más poder sobre nuestras vidas. Y sobre nuestra cartera. Necesitamos más libertad y menos gobierno.

(Ediorial de El País)

Ah, claro. Porque el criterio para saber si un país o no civilizado es si tiene o no sanidad pública. Exacto.

Porque lo civilizado es tener salas de urgencias abarrotadas, con los enfermos tirados en los pasillos. Lo civilizado es hacerte un corte en un dedo que necesite un par de puntos y pasarte 8 horas esperando a que alguien te atienda.

Y también es muy civilizado que tengas un problema en el corazón o cualquier otra cosa que requiera atención más o menos inmediataba, y te remitan a un especialista que, si tienes suerte, te verá en 3 semanas. Eso para los casos urgentes. Si no es urgente lo mismo te dan cita para 6 meses, y eso con enchufe.

También es muy civilizado hacer una legislación de 2000 folios, que nadie entiende en su totalidad. Y hacer que se apruebe mediante negociaciones individuales con los senadores de determinados territorios, que venden su voto a cambio de privilegios para la gente que le vota. Si esto no es comprar votos, que venga Cebrián y lo vea.

Solo la progresía más trasnochada y alejada de la realidad podría tener la idea de que el gobierno gestiona mejor los recursos que las empresas privadas. Ah, y no digamos nada de cuando la izquierda quiere convencernos de que en España la sanidad es "gratuita". Por favor, lo pido siempre: escríbanme un email explicándome como lo hacen para no pagar ni seguridad social ni impuestos al Estado para que lo dedique a la sanidad.

El sistema de salud americano solo va a empeorar después de esta reforma. Se burocratizará más, la atención será peor, se habrá reducido la libertad y el coste seguirá siendo disparatado. Pero los progres estarán encantados, porque seguirán yendo a la sanidad privada, esa a la que tanto odian. Todo muy civilizado, sí.

(Walter Willett, jefe del Departamento de Nutrición de la Universidad de Harvard)

Y es que este tal Willett, junto con un fulano llamado Kelly Brownell, han sacado un "estudio" reciente, en el que recomiendan, como no, aumentar los impuestos sobre las bebidas azucaradas como la Coca Cola, la Fanta, etc...

La excusa es la de siempre, y la explica El País: "La tasa sobre bebidas generaría 10.000 millones de euros en un año". Ya sabeis que un progre no entiende el concepto de coste de oportunidad, así que ni que decir tiene que a la izquierda le encanta este tipo de medidas liberticidas.

Afortunadamente, la industria alimentaria en los EEUU se ha levantado contra esta absurda medida. Ya veremos cuanto tardan El País y El Mundo, tan progre últimamente, en calificarlos de "extrema derecha".

Por ejemplo, el presidente de Coca Cola no se ha andado con chiquitas: "un Gobierno que le diga a la gente lo que comer y lo que beber. Si funcionara, sería como si todavía existiera la Unión Soviética".

Pero Willett ha contestado, como no, que "Pero si se le explica bien el caso a la ciudadanía, que el impuesto puede financiar programas de asistencia médica y que puede evitar dolencias graves, creo que vale la pena, sin duda". Sí, la excusa de siempre. Los impuestos, el robo estatal, la confiscación de nuestros bienes, es por nuestro bien, y tenemos que darles las gracias a los políticos que meten la mano en nuestra cartera. Pandilla de serviles.

(Almudena Grandes)

Oh, como de seguro estoy de que la señora Grandes disfruta de un espectacular seguro médico privado, y no ha pisado un hospital público en décadas. Los ricos siempre reivindican "lo público", pero para los demás. Aún recuerdo a los ministros felipistas alabando la educación pública, al mismo tiempo que todos sus niños estudiaban en la privada.

El sistema público de salud español es vergonzoso. Cualquiera que haya pasado por el trauma de ir a urgencias puede atestiguarlo. Horas, y horas, y horas esperando, mala atención, camas por los pasillos, etc... Claro, todo el mundo acaba en urgencias porque es la única manera de que te hagan ciertas pruebas que, si no vas por urgencias, tardan meses en hacértelas.

Y luego el precio. La gente es tan imbécil que se cree a los políticos cuando te dicen, sin que se les caiga la cara de vergüenza, que la sanidad pública española es "gratuita". Por favor, a los que afirman tal gansada les pido que me expliquen como no pagar una pequeña fortuna a la seguridad social todos los meses, porque yo mira que lo he intentado, y no hay manera.

Lo que necesitamos es un sistema libre, en el que los pacientes sean conscientes del coste y de los beneficios, y que no esté controlado por los burócratas estatales. Sí, una utopía, en este paraíso del socialismo llamado Europa. Pero por soñar...

(Adela Cortina, en El País)

Esta señora sigue sin entender nada de la economía de mercado. Por supuesto que hay empresas privadas que son ineficientes y no tratan bien a su clientes. Pero si en el mercado hay competencia, esos clientes castigarán a esa empresa forzándola a que sea más eficiente. Y si no lo es, los clientes la abandonarán y se irán a la de enfrente.

Es decir, el capitalismo no es bueno porque produzca empresas privadas que funcionen bien, sino porque si no funcionas bien, desapareces. Si se permite la competencia, claro.

El problema de lo público no es solo que sea ineficiente y funcione mal, sino que las leyes del mercado no se aplican a lo público. Si funciona mal, siempre tendrán la excusa de que "no tenemos medios suficientes". Un ejemplo es la educación, que es un auténtico desastre, una vergüenza, una losa que llevarán nuestros hijos toda la vida. Cada vez funciona peor, cada vez se quejan más, y cada vez tienen más recursos. Es lógico, tienen que funcionar mal para poder quejarse y pedir más dinero.

Lo público no está sometido a la competencia feroz del mercado, que expulsa de él a quien lo hace mal. En su lugar, depende de los caprichos del poder político y de determinados grupos de presión, cuando de quien debería depender es del mercado, es decir, de los consumidores, de los usuarios de ese servicio.

Por cierto, que es irónico que el título del articulito de esta señora sea "Sanidad pública: ¿eficiencia o calidad?". ¿Ha estado usted en algún hospital público ultimamente? ¿Ha visto las cuentas de la SS? Hágalo, y se dara cuenta de que en el caso español, ni eficiencia ni calidad.

(Salgado, sobre la amplicación de los famosos 420 euros)

La habilidad de los políticos para el autobombo no tiene límites. Después del desastre de improvisación que fue la primera versión de la ayudad de los 420 euros para los parados, ahora sacan la versión 2.0, que para Salgado es una "excelente medida". Si es tan buena, ¿por qué no la diseñaron así desde el principio?

Esto es todo lo que hace el gobierno, repartir subsidios y subvencionar. Es decir, gastar nuestro dinero a espuertas. Bueno, el dinero que ganemos en el futuro. El que ganamos ahora ya se lo han gastado en medidas parecidas para "reactivar" la economía, que sigue produciendo paro a una velocidad escalofriante.

De esta medida se beneficiarán unos 600.000 parados, cuyo voto a ZP nos costará a los españoles unos 1300 millones de euros. Peor aún, han pactado con los comunistas de IU que esta medida no sea coyuntural, y no desaparezca cuando el paro baje de unas determinadas cifras.

Poco a poco nos vamos acercando al verdadero objetivo de la izquierda más rancia y radical, que es el famoso salario vital, que consiste en que nosotros, los que trabajamos, tengamos que pagarle a otros para que no den un palo al agua. Así, durante toda la vida. Que nadie dude de que habrá grandes campeones de "lo social", que se pasarán media vida sin trabajar, pero cobrando, y votando a la izquierda, por supuesto, aunque podrían votar a la derecha, porque cuando esta llegue al poder que todo el mundo tenga claro que no va a eliminar todos estos disparates.

Subscripción

If you use an RSS reader, you can subscribe to a feed of all future entries tagged “Seguridad Social”.

Subscribe to feed Subscribe to feed

Estadísticas

  • 1682 frases
  • 36092 comentarios


  • Anuncios