Entries tagged with “Sectarismo” from La Frase Progre

(Editorial de El Pais)

El País prosigue con su operación "Rescaten a Zapatero". Como no pueden defenderle sin caer en el ridículo más espantoso, lo que hacen es echarle la culpa a los demás. ¿La doctrina? Sí, Zapatero es malo, pero los otros son iguales o peores.

Ahora resulta que los partidos de la oposición, y que no forman parte del gobierno de España, son culpables del desbarajuste causado por el gobierno de España. No sabía yo que ha sido Rajoy el que decidió que en España no se iban a hacer reformas del mercado laboral, o que es CiU la responsable de las cuantiosísimas subvenciones que reciben los domesticados y vendidos sindicatos españoles. O que es el PNV el que ha contratado a cientos de "asesores" para que se toquen las narices en la Moncloa.

Desde el 2004, ha sido Zapatero el inquilino de la Moncloa y, por lo tanto, el responsable de la acción de su gobierno, que ha sido un desastre de principio a fin. ¿Qué es lo que ha hecho el PSOE desde que llegó al gobierno? Tapar el 11-M, negociar con la ETA, proteger y subvencionar a sus amigos de la ceja, inundar de dinero a los sindicatos, montar el absurdo ministerio de la igualdad, y el no menos absurdo ministerio de la vivienda. Por no hablar del dichoso Estatuto de Cataluña o de la absurda, innecesaria y boba "Alianza de Civilizaciones".

En vez de dedicarse a liberalizar y reformar la economía, Zapatero ha estado ocupado en un montón de estupideces que no han traído beneficio alguno a los ciudadanos españoles. ¿De esto también tiene la culpa el PP o CiU? Esperamos expectantes la respuesta de Don Juan Luis y su tropa.

(Maruja "Yo meo en la ducha para ahorrar agua" Torres)

Y luego sigue: "Que se pongan de acuerdo, si comprar España a precio de saldo es lo que quieren, decidamos la España que se van a llevar".

Está la progresía con la cantinela de que un malvado grupo de inversores, dirigido por no se sabe muy bien quien, es el que está detrás del desastroso estado de la economía española. Esto, querida señora, puede que se lo crean sus lectores, o los de extrema izquierda que leen Público. A los demás ya no nos la cuelan.

Aquí no hay más culpable que Papá Estado, controlado por el gobierno, cuyo jerifalte es un ignorante en materia económica, como él mismo reconoció cuando fue elegido por obra y gracia de un atentado terrorista. ¿O es que cree usted que ya no nos acordamos de aquellas "dos tardes" que Sevilla iba a dedicar a enseñar economía a ZP? Bien mirado, y dado lo que últimamente escribe Don Jordi, es perfectamente posible que su doctrina económica se pueda enseñar no en dos tardes, sino en dos minutos. Es muy simple: "Papá Estado se encarga de todo".

Y así nos va, claro. Ayer se reunieron Mortadelo y Filemón en Moncloa, con perdón para los entrañables personajes de Ibáñez. ¿Qué hicieron? Repartirse el poder de las cajas, que es lo único que les interesa.

Pero los tontos no son ellos, sino los españolitos que confían en esta pandilla de miserables que tenemos como políticos. Hoy viene El País con un lamentable editorial, hablando de una reunión "insuficiente", como si la única solución a los problemas que el Estado ha causado fuera... más Estado.

La única solución llegará, si es que llega, con la libertad. Es decir, con la economía de mercado y el capitalismo. Todo lo que no sea eso es condenar a una generación de españoles al paro. Zapatero está en ello, y ahí está Doña Maruja para jalearle. Déle, señora, déle...

(Joaquín Sabina)

Dos cosas para este señor. Primera, que como buen progre, no distingue entre país y gobierno. Aquí nadie le ha pedido que firme "contra Cuba", sino contra el sátrapa que gobierna Cuba desde hace medio siglo y que la ha sumido en la miseria y en la ruina.

Segunda, que no nos creemos su pantomima. Lo del embargo y lo de Guántanamo no son más que excusas. Usted pertenece a la ultraizquierda que se ha dedicado durante las últimas décadas a proteger al tirano barbudo, solo porque éste es comunista, como usted.

Sabina, artista sobrevalorado donde los haya, no desea que el pueblo cubano sea libre. Es irónico que se defina como un "ciudadano que lee los periódicos". Es usted afortunado, porque los cubanos no son libres de leer el periódico que quieren. Allí solo se lee lo que publica el régimen que usted defiende. Y olvídese de Internet, también está controlado por Castro.

Que asco me producen estos cínicos, viviendo como reyes en sociedades libres, mientras defienden la esclavitud por razones ideológicas. Sectarios y falsos.

(Pedro Jiménez, en la SER)

Bueno, vamos a ver como se lo explicamos a los señores de Prisa. El juez Garzón está siendo acusado de prevaricación por meterse a investigar unos asuntos que, legalmente, parece que no está habitilitado para investigar. De qué asuntos se trate es irrelevante, lo que importa es si puede o no, desde un punto de vista legal, dedicar tiempo a ellos.

Porque de esto va, o debería, ir el tema. El señor Garzón es un funcionario público al que pagamos el sueldo entre todos. Bastantes asuntos hay pendientes de juicio, como para que este señor se dedique, motivado por su ideología, a intentar convertirse en el cid campeador del antifranquismo.

Estos que ahora aplauden y defienden a Garzón son los mismos que decían pestes de él cuando investigaba los Gal. Y estoy seguro de que si en vez de investigar a Franco, Garzón se dedicara a investigar las atrocidades cometidas por los republicanos durante la guerra, los muy sectarios escribientes del grupo Prisa no estarían tan contentos con él ni le defenderían como hacen ahora. Es más, estoy bastante seguro de que le atacarían sin piedad.

Y la verdad es que no deberían de estar muy contentos de que Garzón investigue el franquismo, porque la mitad, y probablemente me quede corto, de los progres que ahora apoyan a Garzón, lo hacen para intentar borrar su pasado franquista. Ahí está Cebrián, sin ir más lejos, que solo sabe escribir sobre el franquismo, lo cúal no es de extrañar, porque formaba parte de él.

Veremos en qué queda este asunto, pero han sido Garzón y Prisa los que lo han convertido en una guerra ideológica. Cree Don Baltasar que puede saltarse la ley a la torera, con la excusa del franquismo. Si no puede hacer lo que está haciendo, espero que alguien le pare los pies.

(Carlos Berzosa, rector de la Complutense y miembro del clan de la ceja)

Ah, como se retratan algunos. Que sectarismo tan repugnante, que caradura y que desvergüenza.

Resulta que al amigo Berzosa le han agredido en su propia universidad, acto que por supuesto condena cualquier persona de bien. Como cualquier persona de bien condenó el recibimiento que la pobre Rosa Díez tuvo en la misma universidad, de la que tuvo que salir corriendo ante la amenaza de la extrema izquierda que campa a sus anchas por el campus.

Pero mire usted por donde, Berzosa, el recientemente agredido, no condenó la agresión ni persiguió a los culpables. ¿Por qué? Muy fácil, porque la agredida no es de la secta progre a la que sí pertenece Don Carlos. Por tanto, la culpa fue de Díez por ir allí y pensar, oh, ingenua, que en la Universidad de Berzosa puede hablar todo el mundo. Tururú.

El sectario señor rector no movió ni un dedo para ayudar a Díez, y ahora él es el agredido. Por supuesto, ahora sí va a perseguir a los agresores, faltaría más.

Quizás este señor podría aprovechar la ocasión para limpiar la universidad de extremistas de uno y otro bando, pero no lo hará, porque los gamberros de extrema izquierda que persiguieron a Díez hacen el trabajo sucio para el gran objetivo de los Berzosas de este mundo: que la universidad sea un coto privado de la extrema izquierda. Ya casi lo han conseguido.

(Willy Toledo)

Me encanta cuando un tío mete la pata y reacciona diciendo "no, es que no habeis entendido lo que quería decir". Vamos, que la culpa la tienen los demás. Lo irónico es que cuando lees la declaración, te das cuenta de que en absoluto has malinterpretado nada. Toledo vuelve a repetir el mismo vil argumento que usó hace unos días.

Si leeis su carta, no es más que otra excusa del tipo "y tú más", con reproches a España y a EEUU, a los que pone al mismo nivel que la dictadura castrista.

En realidad, amigo Willy, no era necesaria aclaración alguna porque hace tiempo a los de tu calaña les tenemos más que calados. Lo vuestro es defender a Castro por puro sectarísmo, echándole la culpa a los demás de la terrible situación en la que el barbudo tirano ha metido a Cuba.

Como demuestra su camiseta de apoyo a Ho Chi Minh, Willy Toledo es un adorador de dictaduras, siempre que estas sean de izquierdas. Los Toledo, Bosé, Ana Belén, etc, odian la libertad y tienen nulo respeto por los derechos humanos. Son todos igual de siniestros, y eso no va a cambiar por muchas cartas que Pedro J. les publique en El Mundo.

(Guillermo Toledo)

Esta es la izquierda de la que hablo siempre. Aquella que justifica cualquier cosa siempre y cuando el que la hace sea de la secta. Es todo lo que hace falta.

No toda la progresía es así. Aún queda gente como Elvira Lindo o Rosa Montero, que tienen claro que en la izquierda hay mucho canalla suelto y no se le puede apoyar, por muy "de izquierdas" que sea.

Desgraciadamente, gente como Lindo o Montero son la minoría, no hay que engañarse. La mayoría son como Toledo, que defienden "a los suyos" hagan lo que hagan. Ya están ahí "la derechona", o "los americanos", o "los judios" si hay que echarle la culpa a alguien.

Son la misma gente que hace medio siglo defendían la dictadura estalinista. Bueno, Toledo sigue defendiendo a Ho Chi Minh, y estoy convencido de que si le aprietas un poco, también defenderá a Mao y a Papá Stalin.

Cuba y el régimen castrista siguen siendo los niños bonitos de buena parte de la izquierda más cerril, y harán y dirán lo necesario para defenderlos. Toledo va a lo suyo, que es proteger cualquier dictadura de izquierdas, y justificar sus crímenes. Nada nuevo bajo el sol.

(Vicent Navarro, en Público)

Don Vicent no se entera. O eso, o no entiende como funciona la economía. O se entera, lo entiende, pero aún así sigue con la consigna socialista. No sé cual de las 3 alternativas es peor.

Se lo voy a explicar. El sector público no genera riqueza, porque carece de recursos propios. El sector público se financia parasitando al sector privado, que es el que de verdad genera prosperidad y riqueza.

Aumentar el sector público solo se consigue incrementando los impuestos, lo que retrae recursos del sector privado, necesarios para la inversión. Así pues, cuando más aumente el sector público, menos riqueza generará el privado, lo que significa menos prosperidad para todos.

Es decir, las recetas de Navarro, como casi todas las de la izquierda, son una invitación a la ruina y a la pobreza. Y una trola, porque el tío sigue insistiendo en que el sector público español está "subdesarrollado", cuando los presupuestos del Estado han alcanzado ya la monstruosa cifra de 270.000 millones de euros. Pues todavía le parecen pocos. Me pregunto a qué cifra hay que llegar para que Don Vicent esté contento. En insaciable, el tío.

(Declaración del Congreso, que tiene a Castro tiritando de miedo)

Hasta donde llegara la vergüenza, para que El País le sacuda de lo lindo a Zapatero con este tema, calificando la respuesta de ZP como de "inane y críptico mensaje", para a continuación hablar de "inaceptable respuesta".

Me alegro, sinceramente, del mensaje de El Pais. No me alegro del mensaje de Zapatero, que ha conseguido superar en sectarismo hasta a las huestes prisaicas. Si, señores del congreso, no se preocupen ustedes que la muerte de Orlando Zapata no empañara sus relaciones con la tiranía castrista. Solo faltaría.

El tremendo sectarismo del inquilino monclovita debería de avergonzar a todos aquellos izquierdistas que todavia tienen algo de respeto por la vida y la propiedad ajena. Claro, que estos no son fáciles de encontrar. Mi experiencia personal sobre la dictadura cubana cuando discuto sobre ella con un progre es que invariablemente, al final la culpa no es de Castro, sino de los americanos.

Pero los americanos no controlan la carcel donde Zapata ha muerto, ni son los causantes de la tremenda miseria que los cubanos tienen que sufrir por culpa de Fidel y su tropa. Mientras tanto, Zapatero sigue haciendole guinos a una dictadura sangrienta y vergonzante, a la vez que corteja al gorila rojo, el gran amigo y protector de Castro.

Lo tengo claro: si esta muerte la hubiera causado una dictadura de derechas, toda la progresia espanola, empezando por el presidente del gobierno, y acabando por la extrema izquierda de IU, habrian montado la mundial. Pero toca hacer la vista gorda, porque el dictador es de izquierdas. Que asco.

(Juan José Millás)

Ja, ja, ja... No me había enterado de este tema. Ay, Millás, pero que memo eres, querido.

Esta tropa sigue con lo del cambio climático, y como se les está cayendo el asunto, recurren a cualquier cosa. Ahora resulta que los osos grandes se comen a los pequeños por el "calentamiento global".

Es una característica muy particular en la progresía: se trata de hablar de lo que no se sabe. Cualquier cosa se acepta como verdad, siempre que vaya con la ideología izquierdista. Lo que esté en contra de lo que ellos piensan se convierte en mentira automáticamente. Por ejemplo, esta tropa viene diciendo desde tiempo inmemorial que el petroleo se acaba. Poco importa que las petroleras anuncien constantemente que han encontrado nuevos yacimientos, a ellos les da lo mismo. Ellos, con la consigna, como Millás con los osos caníbales.

Lo que le pasa a los de El País es que en su fuero interno se van convenciendo poco a poco de algo que algunos llevamos sosteniendo años: que todo esto del cambio climático es una gran mentira, un bluf enorme con el que algunos se han enriquecido, como el siniestro Al Gore, que ahora creo que va a sacar una película. Que moral tiene, el tío.

Mientras tanto, quedémonos con Millás. El pobre es tan ignorante y sectario que da casi pena. Bueno, hasta que te das cuenta de que esta gente aspira a recortar nuestras libertades, y a que todos vivamos según sus consignas. Pues no, hasta ahí podíamos llegar. Millás, pide perdón por tu patochada y escribe algo serio, a ver si recuperas tu mínima credibilidad, que como sigas así no te van a dejar escribir ni en Público.

(Gregorio Peces Barba en, por supuesto, El País)

Hombre, cuanto tiempo, Don Gregorio. Recuerdo que solíamos tenerle por este blog en su época de mamporrero, cuando su jefe ZP le asignó la tarea de menospreciar, insultar y desactivar a las víctimas del terrorismo. Como usted además de ignorante es ineficaz, lo hizo fatal, y solo contribuyó a su descrédito, nunca al de las víctimas.

Ahora ya está chocheando, porque se le ha olvidado todo lo que hizo el Partido Socialista cuando estaba en la oposición. Resulta que, según Peces, el PSOE siempre apoyó al gobierno Aznar en asuntos internacionales. ¿Le suena usted la palabra Irak? ¿Le suena usted la frase "cócteles Molotov contra las sedes del PP"? ¿Recuerda usted a sus amiguetes de la SER animando a sus lacayos a que asaltaran las sedes populares?

Pero no, quiere convencernos de que "las críticas del PSOE fueron siempre mesuradas y nunca alcanzaron perfiles de la dialéctica amigo-enemigo". Y tiene razón, porque la dialéctica por esa época era en torno a las palabras "asesino de masas", "genocida", etc...

El PSOE estaba en su derecho de no apoyar la invasión de Irak, pero no puede intentar convencernos de que prestó su apoyo al gobierno Aznar. Es mentira, otra más de las de Peces. Y van...

(Pepiño Blanco)

No, no, caballero, está usted equivocado. El desprestigio de España lo representan los 4.5 millones de parados que su gobierno ha ayudado eficazmente a crear. Y el PP no está en el gobierno.

Quien está en el gobierno es el indocumentado de su jefe, ese que va por ahí reuniéndose con los Chávez de turno. Cualquier dictador tercermundista sabe que tiene su sitio al lado de ZP, siempre que sea de izquierdas, claro, o al menos, enemigo de los USA.

Aunque ultimamente Zapatero está mas recatado, porque ya no sabe que hacer para hacerse fotos con Obama, ese socialista derrochador y liberticida que está empeñado en cargarse los Estados Unidos de América. Como ZP con España, vamos.

Las declaraciones de Blanco no son más que un intento, más bien torpe y patético, de desviar la atención de los problemas y de echarle la culpa al de enfrente. Pero los ciudadanos ya hacen tiempo que tienen claro quien es el dueño del BOE, y no se llama Mariano. Se llama José Luis, y por el bien de España, y de su prestigio, esperemos que deje de ser el dueño en breve.

(El Gran Wyoming)

Uf, taparos la nariz si seguís el link al artículo. Para empezar, está en Público, y para terminar, lo escribe, o eso parece, el inefable Wyoming, que ahora se nos ha hecho experto en economía y demografía, y da lecciones de sectarismo a todo el mundo.

Dice este caballerete que no ha habido "propuestas de reforma" del sector financiero, cuando todo lo que hemos oído desde que estalló la crisis es a los Sarkozy, Zapatero, Obama y el resto del siniestro tinglado estatal hablando de lo malos que son los bancos, de que ellos han causado la crisis, y de que los van a crucificar. Eso sí, previamente les regalarán nuestro dinero, porque los pobrecitos banqueros no tienen ni para llegar a fin de mes.

Pero exactamente lo mismo, aunque a menor escala, se ha hecho con los sindicatos, a los que en España Zapatero lleva untando desde hace años. El gasto en subvenciones a los Toxos, Cándidos y demás vividores del erario público se ha disparado. Contra estos no protesta Wyoming.

Y tiene gracia que hable de los "derechos de los trabajadores", cuando ahora mismo tenemos, gracias al intervencionismo de los gobiernos, verdadero causante de esta crisis, nada menos que casi un 20% de paro. ¿Qué derechos exactamente tiene aquel que no puede encontrar trabajo por culpa de la acción de los gobiernos? Ilumínanos, Wyoming.

(Banner de la nueva colección "Pensamiento Crítico" de Público)

Bueno, ya estoy más o menos instalado por aquí, así que a ver si puedo empezar otra vez a escribir de manera regular.

Es curioso que los de Público hayan titulado la colección "Pensamiento crítico", cuando la crítica brilla por su ausencia. Alguna parte de la izquierda ha renegado ya de sus tiranos. Lamentablemente, no podemos decir lo mismo de los dueños de la Sexta, que no dudan en presentar a auténticos tiranos, por ejemplo Lenin, como si fueran pobres víctimas de la censura mundial. Pobres angelitos que no han hecho nada, pero a los que la malvada "derecha" quiere callar.

Yo me pregunto, ¿qué escribiría Público si cualquier otro periódico presentara el "Mi lucha" de Hitler, con un envoltorio similar? ¿Os lo imaginais? Pero no solo la tropa de extrema izquierda que escribe en este lamentable diario. Llamazares, ahora convertido en modelo de Photoshop, montaría la mundial, e intentaría impedirlo por todos los medios, denunciando los tremendos crímenes del nazismo. Al mismo tiempo, claro está, callaría sobre los pavorosos crímenes del estalinismo.

Y es que ya se sabe lo que es la izquierda. Nadie tiene un complejo de superioridad tan grande. Creen que cualquier curriculum, por sanguinario y terrorífico que sea, se limpia automáticamente si el autor es "de izquierdas". Lo pretenden con Lenin, asesino repugnante donde los haya. Me pregunto si publicarán también las memorias de Stalin, o los informes de las purgas del 37. Es solo una sugerencia. Animo, Roures.

(Michael Moore)

Claro que es un peligro, un peligro para la libertad y la propiedad privada de los ciudadanos americanos. Si usted cree que paga pocos impuestos, el Estado acepta donaciones. Adelante, no se corte. Anda que un político le va a decir que no si usted quiere darle su dinero....

El problema es que usted quiere imponer que los demás también paguen más impuestos. ¿Ha preguntado a "la gente como usted" si quieren que el Estado les robe más? A lo mejor, pero solo a lo mejor, no ven con muy buenos ojos su idea. Claro, que da igual, porque usted se ampara en el poder coercitivo del gobierno, que les va a quitar el dinero de los impuestos lo quieran o no.

Es fantástico ser de izquierdas. Uno puede decir que se pagan pocos impuestos, pero no está dispuesto a pagar más voluntariamente. O que hay demasiados seres humanos en el planeta, pero luego no deciden suicidarse, e incluso tienen hijos. Un progre quiere siempre que los sacrificios los hagan los demás.

Ahora Moore ha sacado un nuevo panfleto, titulado, entiendo que de forma sarcástica, "Capitalismo: una historia de amor", que según El País es "un canto a Barack Obama". Que sorpresa, un servil como Moore adorando al emperador, al que además pone como ejemplo porque cuando acabó los estudios, "se volvió al gueto en Chicago". Puede, pero luego se fue de senador a vivir del dinero de los demás. Todo un ejemplo de amor por lo demás, si señor. Ah, estos intelectuales "rebeldes" de la izquierda...

(Mario Trinidad, ex diputado del PSOE, en El País)

¿Algo? Bueno, puede usted empezar por preguntarle a los casi 5 millones de parados que tenemos en España, a ver que piensan. ¿Son ellos optimistas? ¿Confían en nuestro querido presidente, que no ha parado de tomar "medidas", ninguna de las cuales ha logrado limitar el crecimiento en el desempleo? Pregunte usted, pregunte...

Es fantástico. No sé si cuando Trinidad escribió este artículo había empezado ya a beber para la Nochebuena, porque si no la verdad no se comprende. Vaya sarta de mamarrachadas, lugares comunes y mentiras.

Porque resulta que aquí todo el mundo es liberal: "Todos -políticos, una buena parte de los analistas económicos y los simples ciudadanos- habíamos interiorizado la prédica neo-liberal... ". Este es una de las mentiras que quiere colocarnos la izquierda: la de que todo el mundo es liberal, y así nos va. Pues no, caballero. Liberales, en España, cuatro gatos. El resto, estatistas todos, socialistas la mayoría. PSOE y PP, defensores del Estado como "solucionador" mágico de todos los problemas. Pero si hace poco nuestra querida Cospedal se lamentaba de que en Copenhague no hubiera habido "acuerdos". ¿Liberales en España? Vamos, anda.

Luego le echa la culpa, como no, al "neoliberalismo" de la "explosiva expansión del crédito que propició la burbuja inmobiliaria". Pero, ¿quién controla los tipos de interés sino los bancos centrales, manejados por burócratas como usted, señor Trinidad? ¿Quien se ha dedicado a especular con el suelo público, sino los ayuntamientos de sus amigos los políticos, Don Mario?

Y fijaos en como termina: "Un sistema en el que no tengo responsabilidad sobre lo que me pertenece y los que manejan lo que me pertenece no responden ante mí no es inteligente, ni bonito, ni justo". El lo utiliza, naturalmente, para criticar al capitalismo, pero en realidad es una crítica feroz al modelo estatista y socialista donde los burócratas de Papá Estado lo controlan todo. Pobre Trinidad, empieza defendiendo a Zapatero y acaba atacando al socialismo. Lo dicho, ya debía de llevar un par de copas.

(Pilar Bardem)

No sé si usted perteneció a la famosa Plataforma de Apoyo a Zapatero, es decir, a PAZ. Debería, puesto que eso de PAZ suena tan bonito, y va tanto con usted, que es tan solidaria, tan desprendida, tan generosa...

Un ejemplo de su generosidad fue cuando le pidió a su amiga la Vice Vogue que nos aumentara el canon a todos los ciudadanos. A cambio, usted prometió apoyo político para nuestro querido presidente. Es decir, denos dinerito, y le diremos a los paletos españoles la suerte que tienen de tener a ZP como mandamás. Eso es generosidad, si señor.

Pues efectivamente parece que usted no formaba parte de esa ridícula PAZ, pero da igual, porque usted es de la secta progre y así lo sabe todo el mundo. Eso sí, espero que no me mate, que quiero seguir pagando impuestos para sus amigos del cine y el canon para la SGAE. No les conviene mi muerte...

En lugar de ser una más del clan de la ceja, donde su presencia estaría diluida entre ideólogos como Boris Izaguirre, Fran Perea o Jesús Vazquez, le vamos a dar un título nuevo, como bien sugiere Periodista Digital: pancartera oficial del gobierno ZP. Mucho más bonito que "los de la ceja", donde va a parar. ¿Ve que nos preocupamos por usted? Y usted que nos quiere liquidar...

(Manuel Chaves)

Bueno, eso sería exactamente lo que usted se tiró media vida haciendo en Andalucía. Usted cogío a la región en la cola de España, y ahí sigue, con unas tasas apabullantes de paro, que naturalmente se traducen en un voto masivo al Partido Socialista.

No le debe sorprender a nadie. Tanto en Andalucía como en el resto de España, la "política económica" de los socialistas ha girado en torno a la subvención, a las prestaciones sociales y a los subsidios. Es decir, a la compra masiva de votos, financiada por nosotros, los que pagamos impuestos, thank you very much.

Y es que, y afortunadamente, ese engendro de la "conferencia de presidentes" fracasó estrepitosamente, al negarse el PP a firmar acuerdo alguno. La sola idea de que de la reunión de un atajo de burócratas, la mitad de ellos de izquierdas o nacionalistas, y la otra mitad socialistas del PP, fuera a salir algo que beneficiara al ciudadano es poco menos que ciencia ficción. Como lo del cambio climático, vamos, fantasías animadas de ayer y hoy.

Todos estos actos no son más que propaganda, con el objetivo de que los del telediario nos convenzan de que menos mal que tenemos a los políticos, que hacen el esfuerzo de juntarse y de mejorar nuestras vidas. Paparruchas. Mi consejo, amigo lector: si quiere que mejore su vida, no confíe en los políticos. Búsquese usted las castañas, porque apañado está usted si cree que Chaves o Zapatero le van a solucionar nada.

(Cándido Méndez)

No voy a contar lo que se vió en la patética manifestación del sábado pasado. Eso ya lo hace magistralmente Fernando en su crónica para LD.

Convendría, eso sí, aclararle alguna cosa al servil e iletrado Cándido. Los empresarios se someten todos los días al proceso del mercado, en el que los ciudadanos eligen libremente donde compran. Nadie obliga a un consumidor a ir a un comercio determinado. El empresario tiene que ingeniárselas para que los clientes compren sus productos.

Nada de esto aplica a los sindicatos, que son financiados con el dinero que el Estado obtiene de manera coactiva de los ciudadanos. A cambio, y como se vio en la manifestación, los sindicatos, a los que nadie nunca podrá acusar de no ser estómagos agradecidos, responden acudiendo a aplaudir al gobierno.

En la mayoría de los países, los sindicatos se manifiestan en contra del gobierno. España es de los pocos ejemplos en los que los sindicalistas se manifiestan contra la oposición.

Ayer Esperanza Aguirre dijo que la manifestación "fue la convención de los liberados sindicales". Ya era hora de que el PP se dedicara a darle estopa a los impresentables y vendidos sindicalistas. Y hubiera estado todavía mejor si hubiera puesto verdes a los de la ceja. Y todavía mucho mejor si hubieran contado la verdad: que esta manifestación está promovida, en última instancia, por el inquilino de la Moncloa. A ver si se enteran en el PP.

(Vicent Navarro)

Esta frasecita contiene dos falacias. No nos extraña, viniendo de quien viene. El amigo Navarro está auténticamente obsesionado con "el sector público", y no escribe de otra cosa.

La primera falacia, evidente para todo aquel que sepa matemáticas, es que en España el sector público está escasamente desarrollado. La participación del Estado en el PIB es de un 40% largo, es decir, casi la mitad. El Estado es, con muchísima diferencia, la entidad que ejerce un mayor control sobre la economía. Para el próximo año, el Estado tiene unos presupuestos de más de 330.000 millones de euros. Casi nada. Pues aún así, Don Vincent dice que hace falta más.

La segunda falacia, evidente para el que sepa algo de economía, es que el sector público puede ayudar a que la economía sea más eficaz. La única forma de hacerlo es reduciendo su tamaño a la mínima expresión, es decir, exactamente lo contrario a lo que propugna Navarro.

Entiendo que la izquierda siempre pida más Estado. Los progres odian la libertad y veneran a los políticos (siempre que sean de izquierdas, claro). Para ellos, todo tiene que estar controlado por los burócratas. A mí esto me parece abominable, pero lo entiendo. Ahora, lo que no puedo entender es que consideren que el socialismo en el que vivimos, con un sector público monstruoso, y un Estado que nos fríe a impuestos, que nos endeuda para los restos, y que se gasta nuestro dinero como un marinero borracho, en realidad represente un "escaso desarrollo del sector público". Me pregunto como sería nuestra vida si liberticidas serviles como Navarro pudieran decidir el tipo de sociedad en que vivimos. Recemos para que eso no pase nunca.

Subscripción

If you use an RSS reader, you can subscribe to a feed of all future entries tagged “Sectarismo”.

Subscribe to feed Subscribe to feed

Estadísticas

  • 1682 frases
  • 36092 comentarios


  • Anuncios